• .

  • .

  • .

  • .

1.- ¿Cuáles son los criterios de la canonicidad?

* Atribución de un apóstol

 * Uso eclesiástico

* Conformidad con las normas de la sana doctrina

 

2.- ¿Qué es docético?

Herejía de los primeros siglos cristianos, común a ciertos gnósticos y maniqueos, según la cual el cuerpo humano de Cristo no era real, sino aparente e ilusivo.

3.- ¿cómo se le llaman a los primeros 3 evangelios?

Sinópticos

4.- ¿Porque?

Demuestran una interacción intima en su contenido y manera de expresión

Se aplica a los evangelios de san Mateo, san Marcos y san Lucas, que presentan pasajes muy parecidos y otras características que los hacen semejantes entre sí: los evangelios sinópticos narran hechos que no narra el evangelio de san Juan, y viceversa.

NOTA Normalmente en plural.

 

5.- ¿Qué trato de escribir  Mateo?

Un libro dela genealogía de Jesucristo, con el intento de probar que Jesús de Nazareth fue el Mesías

6.- ¿Marcos que título uso para su libro?

Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

7.- ¿Qué es iglesia?

La palabra griega traducida "iglesia" es "ekklesia". Esta palabra no fue originada por Cristo o por sus apóstoles, sino que era muy usada por los de habla griega. Esta palabra nunca tuvo sentido religioso entre los griegos. Quería decir literalmente "los llamados" y fue aplicada a cualquier cuerpo de gente "llamado" y convocado para cierto propósito. En este sentido se usa esta palabra unas cuantas veces en el Nuevo Testamento. En Efeso los plateros incitaron a las multitudes en contra de Pablo. De este tumulto leemos: "Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia (asamblea, Versión Moderna) estaba confusa". (Hech. 19:32). La palabra aquí traducida "concurrencia" (o asamblea) es la misma palabra traducida en otros pasajes como "iglesia". El escribano se dirigió al gentío, diciendo: "Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se puede decidir" (ver. 39). En este caso la palabra "asamblea" (ekklesia) es aplicada al tribunal regular. "Y habiendo dicho esto, despidió la asamblea". (ver. 41). Dos veces en este capítulo es aplicada la palabra "ekklesia" al gentío, y una vez a la corte regular. Por lo tanto se ve que en el uso corriente de la palabra era aplicada a cualquier cuerpo de gente reunida con algún propósito.

8.- ¿Qué es Eclipse de crucifixión?

Se refiere al período diurno de tres horas en el momento de la crucifixión de Cristo, que fue registrado en los evangelios sinópticos de la Biblia. En ocasiones se relaciona con un eclipse aunque ese no ocurre durante el período de luna llena (durante la Pascua) ni con la duración que se menciona en los evangelios.

9.- ¿Qué es Nisán o a que hace referencia?

en hebreo: נִיסָן; del idioma acadionisānu y éste del idioma sumerio nisag, "retoño, primer brote") es el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza su cuenta a partir de la salida de los hebreos de la esclavitud en Egipto; mientras que en el calendario hebreo moderno, que comienza el 1 del mes de Tishrei y con memora la Creación del mundo, ocupa el séptimo lugar.

El nombre otorgado al mes de Nisán en la Biblia es simplemente "el mes primero", siguiendo de esa misma manera el resto de los meses del año hebreo en la Torá, la numeración ordinal. Es nombrado por primera vez en el segundo libro de la Biblia, Éxodo: "Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año"(Éxodo 12:2).

En algunas ocasiones, la Biblia se refiere a Nisán también como "el mes de Abib": "Guardarás el mes de Abib, y harás pascua a Yahveh tu Dios; porque en el mes de Abib te sacó Yahveh tu Dios de Egipto"(Deuteronomio 16:1), y también en Éxodo 13:4. Si bien el nombre de "mes de Abib" es próximo en su etimología a "aviv", voz hebrea que significa "primavera", se estima que el nombre deriva del idioma fenicio, y era el nombre del mes utilizado por los antiguos habitantes de Canaán, que llamaban a sus meses con terminología relacionada a la agricultura y al clima.

El nombre del mes como llegó a nuestros días, Nisán, tiene sus orígenes en los nombres de los meses de la antigua Babilonia, provenientes del idioma acadio allí hablado, y de aquí fueron adoptados por los judíos llevados al destierro entre 586 a. C. y 536 a. C., por el rey babilonio Nabucodonosor II. El nombre Nisán figura ya en la Biblia: "En el mes de Nisán, el año veinte del rey Artajerjes, siendo yo encargado del vino, tomé vino y se lo ofrecí al rey" (Nehemias 2:1); y también en el Libro de Ester: "El año doce del rey Asuero, el mes primero, que es el mes de Nisán" (Ester 3:7). El nombre babilonio del mes de Nisán se conservó no sólo en hebreo, sino también en otros idiomas de la zona de influencia, como el turco moderno, en el que el mes de abril se llama "Nisan".

 

10.- ¿Cuál es la ciudad donde comienza la actividad apostólica?

Jerusalén

11.- ¿Cuántos viajes misioneros hace Pablo?

Pablo realizó tres viajes misioneros que expandieron el mensaje de Cristo en Asia Menor y Europa. El apóstol Pablo originalmente era un líder judío bien educado llamado Saulo. Justo después de la muerte y resurrección de Cristo, vivía haciendo su mayor esfuerzo para aplastar a la iglesia cristiana. Aún participó en la ejecución Esteban, el primer mártir cristiano. (VerHechos 7:58;8:1).

En su camino a Damasco, buscando apresar a más cristianos, Pablo se encontró con el Señor. Se arrepintió y cambió a la fe en Jesucristo. Después de su experiencia en el camino a Damasco, él intentó persuadir a judíos y cristianos de su conversión y cambio de vida, pero muchos dudaban de él y lo rehuían. Sin embargo, algunos cristianos tales como Bernabé, lo aceptaron y hablaron a su favor. Ellos dos se volvieron compañeros de misiones.

En tres diferentes viajes – cada uno de varios años de duración – Pablo compartió las nuevas de Jesús en muchas ciudades de la costa y pueblos con rutas comerciales. Esta es una breve crónica de estos viajes misioneros.

Primer Viaje Misionero (Hechos 13-14): Respondiendo al llamado de Dios de proclamar a Cristo, Pablo y Bernabé dejaron la iglesia de Antioquia. Al principio, su método de evangelismo era predicar en las sinagogas de los pueblos. Pero cuando muchos de los judíos rechazaron a Cristo, los misioneros reconocieron el llamado de Dios de predicarles a los gentiles.

Por su valiente testimonio de Jesús, Saulo el perseguidor se convirtió en Pablo el perseguido. Aquellos que rechazaron su mensaje de salvación a través de Jesucristo, trataron de detenerlo y hacerle daño. En una ciudad, fue apedreado y dejado por muerto, pero Dios lo salvó. A través de juicios, golpes y encarcelamientos, él se mantuvo predicando a Cristo crucificado.

El ministerio de Pablo a los gentiles atrajo la controversia sobre quién podía ser salvo y cómo debía ser salvo. Entre su primero y segundo viajes misioneros, él participó en una conferencia en Jerusalén discutiendo sobre el camino de salvación. El consenso final fue que los gentiles podían recibir a Jesús sin sujetarse a las tradiciones judías.

Segundo Viaje Misionero (Hechos 15:36-18:22): Después de otra estadía en Antioquia y habiendo fundando ahí una iglesia, Pablo estaba listo para hacer otro viaje misionero. Le pidió a Bernabé que lo acompañara, visitando de nuevo a las iglesias de su primer viaje misionero. Sin embargo ocurrió un desacuerdo que causó su separación. Pero Dios convirtió este desacuerdo en algo positivo, porque ahora había dos equipos misioneros. Bernabé se fue a Chipre, y Pablo se fue con Silas a Asia Menor.

Providencialmente, Dios redirigió a Pablo y Silas a Grecia, llevando el Evangelio a Europa. En Filipos, el equipo misionero fue golpeado y encarcelado. Regocijándose de sufrir por Cristo, ellos cantaban en la cárcel. De repente, Dios causó un terremoto que abrió las puertas de la celda y los liberó de sus cadenas. El asombrado carcelero y su familia creyeron en Cristo, pero los oficiales gubernamentales les rogaron que se fueran.

Viajando hasta Atenas, Pablo predicaba a una inquisitiva audiencia en la Colina de Marte. Él proclamaba al único y verdadero Dios a quien ellos podían conocer y adorar sin ídolos hechos por el hombre. Nuevamente, algunos se rehusaron y algunos creyeron.

Pablo les enseñó a aquellos que creyeron en Cristo y los estableció en iglesias. Durante este segundo viaje misionero, Pablo hizo muchos discípulos de varias procedencias: un joven llamado Timoteo, una mujer de negocios llamada Lidia, y una pareja llamados Aquila y Priscila.

Tercer Viaje Misionero (Hechos 18:23 – 20:38): Durante este último viaje misionero de Pablo, predicó fervientemente en Asia Menor. Dios confirmó su mensaje con milagros.Hechos 20:7-12nos dice de Pablo en Troas predicando un sermón excepcionalmente largo. Un joven que estaba sentado en un tercer piso, se quedó dormido y cayó por la ventana. Fue dado por muerto, pero Pablo lo revivió.

Los nuevos creyentes de Efeso que habían estado anteriormente involucrados con el ocultismo, quemaron sus libros de magia. Por otra parte, los que fabricaban ídolos, no estaban contentos con sus pérdidas en el negocio debido a este verdadero Dios y a Su Hijo. Un platero llamado Demetrio, comenzó una revuelta en toda la ciudad, alabando a su diosa Diana. Los juicios siempre perseguían a Pablo. A última instancia, la persecución y oposición fortaleció a los verdaderos cristianos quienes propagaron el Evangelio.

Al final del último viaje misionero de Pablo, él sabía que pronto sería encarcelado y probablemente muerto. Sus palabras finales a la iglesia de Efeso, muestran su devoción a Cristo: “Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; y como nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del evangelio de la gracia de Dios.” (Hechos 20:18-24).

Ese era el propósito de los viajes misioneros de Pablo: proclamar la gracia de Dios en el perdón de los pecados a través de Cristo. Dios usó el ministerio de Pablo para llevar el Evangelio a los gentiles y establecer la iglesia. Sus cartas a las iglesias, registradas en el Nuevo Testamento, aún mantienen la vida y la doctrina de la iglesia. Aunque él sacrificó todo, los viajes misioneros de Pablo valieron su costo (Filipenses 3:7-11).

12.- ¿Quién es el autor del libro de hechos?


Autor: El Libro de Hechos no identifica específicamente a su autor. De acuerdo a
Lucas 1:1-4 y Hechos 1:1-3, es claro que el mismo autor escribió ambos libros. La tradición, desde los primeros días de la iglesia, ha sido que fue Lucas, un compañero del apóstol Pablo, quien fue el autor tanto del evangelio de Lucas como de Hechos (Colosenses 4:14;2 Timoteo 4:11).

13.- ¿Cuál es la fecha de su escritura del libro de hechos?


Fecha de su Escritura: El Libro de Hechos fue escrito probablemente entre el 61 y el 64 d.C.


14.- ¿Cuál es el propósito de su escritura del libro de hechos?

 


Propósito de la Escritura: El libro de Hechos fue escrito para tener un registro de la historia de la iglesia primitiva. El énfasis del libro es la importancia del día de Pentecostés, y los ser investidos de poder para ser testigos eficaces de Jesucristo. Hechos registra a los apóstoles siendo testigos de Cristo en Jerusalén, Judea, Samaria, y el resto del mundo circundante. El libro arroja luz sobre el don del Espíritu Santo, quien da poder, guía, enseña y actúa como nuestro Consejero. Al leer el libro de Hechos, somos iluminados y animados por los muchos milagros que fueron realizados durante este tiempo por los discípulos Pedro, Juan y Pablo.


El libro de Hechos enfatiza la importancia de la obediencia a la Palabra de Dios y la transformación que ocurre como resultado de conocer a Cristo. También hay muchas referencias sobre aquellos que rechazaron la verdad que los discípulos predicaban acerca del Señor Jesucristo. El poder, la avaricia, y muchos otros vicios del diablo son evidenciados en el libro de Hechos.

Versos Clave: Hechos 1:8, “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Hechos 2:4, “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

Hechos 4:12, “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

Hechos 4:19-20, “Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.”

Hechos 9:3-6, “Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.”

Hechos 16:31, “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”

15.- ¿Qué es una epístola?

(gr. epistole, "carta"). Término usado para designar a las cartas de Pablo (Ro. 16:22; Col. 4:16; cf 2 P. 3:1) y otros escritos (Hch. 15:30; 23:33). Hoy el término "epístolas" se usa para cualquiera de los 21 libros desde Romanos hasta Judas, inclusive. La mayoría fueron dirigidas a una iglesia o a los cristianos en general (1 Co. 1:2; Gá. 1:2; 1 P. 1:1, 2 P. 1:1; etc.); unas pocas a personas (Tit. 1:1, 4; 2 Jn. 1; etc.). Tenían el propósito de resolver problemas que surgían en las iglesias, como los males morales o la herejía (1 Co.; Gá.), de aclarar algunas doctrinas (He.) o de dar instrucciones (1, 2 Ti.; Tit.). La mayoría de ellas sigue la costumbre de la época: un epígrafe que lleva el nombre del escritor y de la iglesia o de las personas a quienes se dirige la epístola; además, la mayoría termina con un saludo. Parece que las epístolas de Pablo las escribió por lo general un amanuense o escriba (Ro. 16:22). Sin embargo, el apóstol aparentemente prefería ponerle su propia firma (2 Ts. 3:17; cƒ 1 Co. 16:21). Lo hacía así quizá con el fin de demostrar que las cartas eran suyas, y para desalentar las falsificaciones, que habría ocurrido en un caso (por lo menos había circulado una carta con su nombre; véase 2 Ts 2:2). Tal vez Gálatas y Filemón fueron escritas por él en su totalidad (Gá. 6:11; Flm. 19); a tres de ellas (1 y 2 Ti. y Tit.) se las conoce como Epístolas Pastorales. No todas las epístolas de Pablo se incluyeron en el canon (1 Co. 5:9), pero todas revelan el sentido de autoridad que tenía Pablo. Escribió a los corintios: "si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del señor" (1 Co. 14:37). Todo aquel que desprecia las instrucciones que él da -escribió a los tesalonicenses- "no desecha a hombre, sino a Dios" (1 Ts. 4:8); creía que tenía el Espíritu de Dios (1 Co. 7:40). No era sólo un apóstol escogido y ordenado por el Cristo resucitado (Hch. 9:15; 22:15; 26:16-18; Ro. 1:1; 1 Co. 9:1, 2), sino también un profeta que había recibido muchas visiones y revelaciones del Señor (Hch. 13:1; 2 Co. 12:1-9). Era consciente de haber sido elegido como un canal de la revelación (Ro. 16:25-27). El "misterio de Cristo", el propósito divino logrado por la venida de Jesucristo a la tierra, es el "misterio que en generaciones pasadas no fue dado a conocer a los hombres, como a sido ahora revelado a los santos apóstoles y profetas por el Espíritu" (Ef. 3:5, BJ). Pronto Pablo llegó a ser conocido en el mundo mediterráneo como escritor de cartas. En algunas de sus epístolas revela una preocupación con respecto a la recepción y uso público de sus cartas. Con un lenguaje solemne y lleno de urgencia clama los tesalonicenses "os conjuro por el Señor, que esta carta se lea a todos los santos hermanos" (1 Ts. 5:27). En su Epístola a los Colosenses da instrucciones con respecto a compartir 2 de sus cartas: "cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de 382 los Laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros" (Col. 4:16). Como señala Goodspeed: "Esto, naturalmente, habrá inducido a la conservación de esas cartas entre los tesoros de ambas iglesias". También debe notarse que pocas cartas fueron dirigidas a un círculo mayor que una sola congregación. Gálatas se dirigió "a las iglesias de Galacia". 2 Corintios se dirigió no sólo a la iglesia de Corinto sino "a todos los santos que están en toda Acaya" (1:1). Muchos consideran que Efesios es una circular dirigida a varias iglesias. Evidencias en favor de esta idea se encuentran en la omisión de la frase en Eƒeso, "los que están en Efeso", en algunos manuscritos antiguos e importantes; la ausencia de saludos personales en la carta, aunque Pablo había trabajado 3 años en Efeso; y en el hecho de que la carta no trata ningún problema eclesiástico específico. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

f t g