• .

  • .

  • .

  • .

1.- ¿Cuáles son los criterios de la canonicidad?

* Atribución de un apóstol

 * Uso eclesiástico

* Conformidad con las normas de la sana doctrina

 

2.- ¿Qué es docético?

Herejía de los primeros siglos cristianos, común a ciertos gnósticos y maniqueos, según la cual el cuerpo humano de Cristo no era real, sino aparente e ilusivo.

3.- ¿cómo se le llaman a los primeros 3 evangelios?

Sinópticos

4.- ¿Porque?

Demuestran una interacción intima en su contenido y manera de expresión

Se aplica a los evangelios de san Mateo, san Marcos y san Lucas, que presentan pasajes muy parecidos y otras características que los hacen semejantes entre sí: los evangelios sinópticos narran hechos que no narra el evangelio de san Juan, y viceversa.

NOTA Normalmente en plural.

 

5.- ¿Qué trato de escribir  Mateo?

Un libro dela genealogía de Jesucristo, con el intento de probar que Jesús de Nazareth fue el Mesías

6.- ¿Marcos que título uso para su libro?

Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

7.- ¿Qué es iglesia?

La palabra griega traducida "iglesia" es "ekklesia". Esta palabra no fue originada por Cristo o por sus apóstoles, sino que era muy usada por los de habla griega. Esta palabra nunca tuvo sentido religioso entre los griegos. Quería decir literalmente "los llamados" y fue aplicada a cualquier cuerpo de gente "llamado" y convocado para cierto propósito. En este sentido se usa esta palabra unas cuantas veces en el Nuevo Testamento. En Efeso los plateros incitaron a las multitudes en contra de Pablo. De este tumulto leemos: "Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia (asamblea, Versión Moderna) estaba confusa". (Hech. 19:32). La palabra aquí traducida "concurrencia" (o asamblea) es la misma palabra traducida en otros pasajes como "iglesia". El escribano se dirigió al gentío, diciendo: "Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se puede decidir" (ver. 39). En este caso la palabra "asamblea" (ekklesia) es aplicada al tribunal regular. "Y habiendo dicho esto, despidió la asamblea". (ver. 41). Dos veces en este capítulo es aplicada la palabra "ekklesia" al gentío, y una vez a la corte regular. Por lo tanto se ve que en el uso corriente de la palabra era aplicada a cualquier cuerpo de gente reunida con algún propósito.

8.- ¿Qué es Eclipse de crucifixión?

Se refiere al período diurno de tres horas en el momento de la crucifixión de Cristo, que fue registrado en los evangelios sinópticos de la Biblia. En ocasiones se relaciona con un eclipse aunque ese no ocurre durante el período de luna llena (durante la Pascua) ni con la duración que se menciona en los evangelios.

9.- ¿Qué es Nisán o a que hace referencia?

en hebreo: נִיסָן; del idioma acadionisānu y éste del idioma sumerio nisag, "retoño, primer brote") es el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza su cuenta a partir de la salida de los hebreos de la esclavitud en Egipto; mientras que en el calendario hebreo moderno, que comienza el 1 del mes de Tishrei y con memora la Creación del mundo, ocupa el séptimo lugar.

El nombre otorgado al mes de Nisán en la Biblia es simplemente "el mes primero", siguiendo de esa misma manera el resto de los meses del año hebreo en la Torá, la numeración ordinal. Es nombrado por primera vez en el segundo libro de la Biblia, Éxodo: "Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año"(Éxodo 12:2).

En algunas ocasiones, la Biblia se refiere a Nisán también como "el mes de Abib": "Guardarás el mes de Abib, y harás pascua a Yahveh tu Dios; porque en el mes de Abib te sacó Yahveh tu Dios de Egipto"(Deuteronomio 16:1), y también en Éxodo 13:4. Si bien el nombre de "mes de Abib" es próximo en su etimología a "aviv", voz hebrea que significa "primavera", se estima que el nombre deriva del idioma fenicio, y era el nombre del mes utilizado por los antiguos habitantes de Canaán, que llamaban a sus meses con terminología relacionada a la agricultura y al clima.

El nombre del mes como llegó a nuestros días, Nisán, tiene sus orígenes en los nombres de los meses de la antigua Babilonia, provenientes del idioma acadio allí hablado, y de aquí fueron adoptados por los judíos llevados al destierro entre 586 a. C. y 536 a. C., por el rey babilonio Nabucodonosor II. El nombre Nisán figura ya en la Biblia: "En el mes de Nisán, el año veinte del rey Artajerjes, siendo yo encargado del vino, tomé vino y se lo ofrecí al rey" (Nehemias 2:1); y también en el Libro de Ester: "El año doce del rey Asuero, el mes primero, que es el mes de Nisán" (Ester 3:7). El nombre babilonio del mes de Nisán se conservó no sólo en hebreo, sino también en otros idiomas de la zona de influencia, como el turco moderno, en el que el mes de abril se llama "Nisan".

 

10.- ¿Cuál es la ciudad donde comienza la actividad apostólica?

Jerusalén

11.- ¿Cuántos viajes misioneros hace Pablo?

Pablo realizó tres viajes misioneros que expandieron el mensaje de Cristo en Asia Menor y Europa. El apóstol Pablo originalmente era un líder judío bien educado llamado Saulo. Justo después de la muerte y resurrección de Cristo, vivía haciendo su mayor esfuerzo para aplastar a la iglesia cristiana. Aún participó en la ejecución Esteban, el primer mártir cristiano. (VerHechos 7:58;8:1).

En su camino a Damasco, buscando apresar a más cristianos, Pablo se encontró con el Señor. Se arrepintió y cambió a la fe en Jesucristo. Después de su experiencia en el camino a Damasco, él intentó persuadir a judíos y cristianos de su conversión y cambio de vida, pero muchos dudaban de él y lo rehuían. Sin embargo, algunos cristianos tales como Bernabé, lo aceptaron y hablaron a su favor. Ellos dos se volvieron compañeros de misiones.

En tres diferentes viajes – cada uno de varios años de duración – Pablo compartió las nuevas de Jesús en muchas ciudades de la costa y pueblos con rutas comerciales. Esta es una breve crónica de estos viajes misioneros.

Primer Viaje Misionero (Hechos 13-14): Respondiendo al llamado de Dios de proclamar a Cristo, Pablo y Bernabé dejaron la iglesia de Antioquia. Al principio, su método de evangelismo era predicar en las sinagogas de los pueblos. Pero cuando muchos de los judíos rechazaron a Cristo, los misioneros reconocieron el llamado de Dios de predicarles a los gentiles.

Por su valiente testimonio de Jesús, Saulo el perseguidor se convirtió en Pablo el perseguido. Aquellos que rechazaron su mensaje de salvación a través de Jesucristo, trataron de detenerlo y hacerle daño. En una ciudad, fue apedreado y dejado por muerto, pero Dios lo salvó. A través de juicios, golpes y encarcelamientos, él se mantuvo predicando a Cristo crucificado.

El ministerio de Pablo a los gentiles atrajo la controversia sobre quién podía ser salvo y cómo debía ser salvo. Entre su primero y segundo viajes misioneros, él participó en una conferencia en Jerusalén discutiendo sobre el camino de salvación. El consenso final fue que los gentiles podían recibir a Jesús sin sujetarse a las tradiciones judías.

Segundo Viaje Misionero (Hechos 15:36-18:22): Después de otra estadía en Antioquia y habiendo fundando ahí una iglesia, Pablo estaba listo para hacer otro viaje misionero. Le pidió a Bernabé que lo acompañara, visitando de nuevo a las iglesias de su primer viaje misionero. Sin embargo ocurrió un desacuerdo que causó su separación. Pero Dios convirtió este desacuerdo en algo positivo, porque ahora había dos equipos misioneros. Bernabé se fue a Chipre, y Pablo se fue con Silas a Asia Menor.

Providencialmente, Dios redirigió a Pablo y Silas a Grecia, llevando el Evangelio a Europa. En Filipos, el equipo misionero fue golpeado y encarcelado. Regocijándose de sufrir por Cristo, ellos cantaban en la cárcel. De repente, Dios causó un terremoto que abrió las puertas de la celda y los liberó de sus cadenas. El asombrado carcelero y su familia creyeron en Cristo, pero los oficiales gubernamentales les rogaron que se fueran.

Viajando hasta Atenas, Pablo predicaba a una inquisitiva audiencia en la Colina de Marte. Él proclamaba al único y verdadero Dios a quien ellos podían conocer y adorar sin ídolos hechos por el hombre. Nuevamente, algunos se rehusaron y algunos creyeron.

Pablo les enseñó a aquellos que creyeron en Cristo y los estableció en iglesias. Durante este segundo viaje misionero, Pablo hizo muchos discípulos de varias procedencias: un joven llamado Timoteo, una mujer de negocios llamada Lidia, y una pareja llamados Aquila y Priscila.

Tercer Viaje Misionero (Hechos 18:23 – 20:38): Durante este último viaje misionero de Pablo, predicó fervientemente en Asia Menor. Dios confirmó su mensaje con milagros.Hechos 20:7-12nos dice de Pablo en Troas predicando un sermón excepcionalmente largo. Un joven que estaba sentado en un tercer piso, se quedó dormido y cayó por la ventana. Fue dado por muerto, pero Pablo lo revivió.

Los nuevos creyentes de Efeso que habían estado anteriormente involucrados con el ocultismo, quemaron sus libros de magia. Por otra parte, los que fabricaban ídolos, no estaban contentos con sus pérdidas en el negocio debido a este verdadero Dios y a Su Hijo. Un platero llamado Demetrio, comenzó una revuelta en toda la ciudad, alabando a su diosa Diana. Los juicios siempre perseguían a Pablo. A última instancia, la persecución y oposición fortaleció a los verdaderos cristianos quienes propagaron el Evangelio.

Al final del último viaje misionero de Pablo, él sabía que pronto sería encarcelado y probablemente muerto. Sus palabras finales a la iglesia de Efeso, muestran su devoción a Cristo: “Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; y como nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del evangelio de la gracia de Dios.” (Hechos 20:18-24).

Ese era el propósito de los viajes misioneros de Pablo: proclamar la gracia de Dios en el perdón de los pecados a través de Cristo. Dios usó el ministerio de Pablo para llevar el Evangelio a los gentiles y establecer la iglesia. Sus cartas a las iglesias, registradas en el Nuevo Testamento, aún mantienen la vida y la doctrina de la iglesia. Aunque él sacrificó todo, los viajes misioneros de Pablo valieron su costo (Filipenses 3:7-11).

12.- ¿Quién es el autor del libro de hechos?


Autor: El Libro de Hechos no identifica específicamente a su autor. De acuerdo a
Lucas 1:1-4 y Hechos 1:1-3, es claro que el mismo autor escribió ambos libros. La tradición, desde los primeros días de la iglesia, ha sido que fue Lucas, un compañero del apóstol Pablo, quien fue el autor tanto del evangelio de Lucas como de Hechos (Colosenses 4:14;2 Timoteo 4:11).

13.- ¿Cuál es la fecha de su escritura del libro de hechos?


Fecha de su Escritura: El Libro de Hechos fue escrito probablemente entre el 61 y el 64 d.C.


14.- ¿Cuál es el propósito de su escritura del libro de hechos?

 


Propósito de la Escritura: El libro de Hechos fue escrito para tener un registro de la historia de la iglesia primitiva. El énfasis del libro es la importancia del día de Pentecostés, y los ser investidos de poder para ser testigos eficaces de Jesucristo. Hechos registra a los apóstoles siendo testigos de Cristo en Jerusalén, Judea, Samaria, y el resto del mundo circundante. El libro arroja luz sobre el don del Espíritu Santo, quien da poder, guía, enseña y actúa como nuestro Consejero. Al leer el libro de Hechos, somos iluminados y animados por los muchos milagros que fueron realizados durante este tiempo por los discípulos Pedro, Juan y Pablo.


El libro de Hechos enfatiza la importancia de la obediencia a la Palabra de Dios y la transformación que ocurre como resultado de conocer a Cristo. También hay muchas referencias sobre aquellos que rechazaron la verdad que los discípulos predicaban acerca del Señor Jesucristo. El poder, la avaricia, y muchos otros vicios del diablo son evidenciados en el libro de Hechos.

Versos Clave: Hechos 1:8, “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Hechos 2:4, “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

Hechos 4:12, “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

Hechos 4:19-20, “Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.”

Hechos 9:3-6, “Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.”

Hechos 16:31, “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”

15.- ¿Qué es una epístola?

(gr. epistole, "carta"). Término usado para designar a las cartas de Pablo (Ro. 16:22; Col. 4:16; cf 2 P. 3:1) y otros escritos (Hch. 15:30; 23:33). Hoy el término "epístolas" se usa para cualquiera de los 21 libros desde Romanos hasta Judas, inclusive. La mayoría fueron dirigidas a una iglesia o a los cristianos en general (1 Co. 1:2; Gá. 1:2; 1 P. 1:1, 2 P. 1:1; etc.); unas pocas a personas (Tit. 1:1, 4; 2 Jn. 1; etc.). Tenían el propósito de resolver problemas que surgían en las iglesias, como los males morales o la herejía (1 Co.; Gá.), de aclarar algunas doctrinas (He.) o de dar instrucciones (1, 2 Ti.; Tit.). La mayoría de ellas sigue la costumbre de la época: un epígrafe que lleva el nombre del escritor y de la iglesia o de las personas a quienes se dirige la epístola; además, la mayoría termina con un saludo. Parece que las epístolas de Pablo las escribió por lo general un amanuense o escriba (Ro. 16:22). Sin embargo, el apóstol aparentemente prefería ponerle su propia firma (2 Ts. 3:17; cƒ 1 Co. 16:21). Lo hacía así quizá con el fin de demostrar que las cartas eran suyas, y para desalentar las falsificaciones, que habría ocurrido en un caso (por lo menos había circulado una carta con su nombre; véase 2 Ts 2:2). Tal vez Gálatas y Filemón fueron escritas por él en su totalidad (Gá. 6:11; Flm. 19); a tres de ellas (1 y 2 Ti. y Tit.) se las conoce como Epístolas Pastorales. No todas las epístolas de Pablo se incluyeron en el canon (1 Co. 5:9), pero todas revelan el sentido de autoridad que tenía Pablo. Escribió a los corintios: "si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del señor" (1 Co. 14:37). Todo aquel que desprecia las instrucciones que él da -escribió a los tesalonicenses- "no desecha a hombre, sino a Dios" (1 Ts. 4:8); creía que tenía el Espíritu de Dios (1 Co. 7:40). No era sólo un apóstol escogido y ordenado por el Cristo resucitado (Hch. 9:15; 22:15; 26:16-18; Ro. 1:1; 1 Co. 9:1, 2), sino también un profeta que había recibido muchas visiones y revelaciones del Señor (Hch. 13:1; 2 Co. 12:1-9). Era consciente de haber sido elegido como un canal de la revelación (Ro. 16:25-27). El "misterio de Cristo", el propósito divino logrado por la venida de Jesucristo a la tierra, es el "misterio que en generaciones pasadas no fue dado a conocer a los hombres, como a sido ahora revelado a los santos apóstoles y profetas por el Espíritu" (Ef. 3:5, BJ). Pronto Pablo llegó a ser conocido en el mundo mediterráneo como escritor de cartas. En algunas de sus epístolas revela una preocupación con respecto a la recepción y uso público de sus cartas. Con un lenguaje solemne y lleno de urgencia clama los tesalonicenses "os conjuro por el Señor, que esta carta se lea a todos los santos hermanos" (1 Ts. 5:27). En su Epístola a los Colosenses da instrucciones con respecto a compartir 2 de sus cartas: "cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de 382 los Laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros" (Col. 4:16). Como señala Goodspeed: "Esto, naturalmente, habrá inducido a la conservación de esas cartas entre los tesoros de ambas iglesias". También debe notarse que pocas cartas fueron dirigidas a un círculo mayor que una sola congregación. Gálatas se dirigió "a las iglesias de Galacia". 2 Corintios se dirigió no sólo a la iglesia de Corinto sino "a todos los santos que están en toda Acaya" (1:1). Muchos consideran que Efesios es una circular dirigida a varias iglesias. Evidencias en favor de esta idea se encuentran en la omisión de la frase en Eƒeso, "los que están en Efeso", en algunos manuscritos antiguos e importantes; la ausencia de saludos personales en la carta, aunque Pablo había trabajado 3 años en Efeso; y en el hecho de que la carta no trata ningún problema eclesiástico específico. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estudio de la segunda carta a los corintios

 

 

MÉTODO CRÍTICO

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Pablo y Timoteo

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 56 d.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? a la iglesia en  Corinto

4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO? Desde Macedonia.

MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

   La segunda carta a los corintios fue escrita unos pocos meses después de la primera. De parte de Tito, Pablo se había enterado que su primera carta a los corintios había hecho que muchos de ellos se arrepintieran. Pero también se enteró que los judaizasteis habían llegado allí, predicando un evangelio falso y rechazando su autoridad. Él escribió su segunda carta, no sólo para expresar su satisfacción por el arrepentimiento de ellos, pero también contra los falsos maestro  y a la vez defender su apostolado

   La carta es una respuesta de Pablo después de ver los resultados de la primera carta; resultados  traídos por Tito, y le informo de unas cuantas cosas más. Entonces Pablo escribe esta segunda carta que se cree que son varias en una. Pablo, más que todo además de un profundo amor mostrado en esta carta, también defiende el apostolado que Dios le dio, y apunta a las malas ideas que se sembraron en la iglesia en cuanto a él y su trabajo. También hay respuesta en cuanto al caso de inmoralidad de la primera carta; el hombre se arrepintió, y esto dio mucho gozo a Pablo. También se toca el punto de sus planes de visitarlos.

2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?  La iglesia fue fundada en el segundo viaje misionero de  Pablo, y estuvieron presentes en el día de Pentecostés.

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA?  Está Compuesta de Gentiles, griegos y Judíos

4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES?  Fuerzas, su compromiso con Pablo a pesar que algunos se oponían a él, también que el caso de inmoralidad se arreglo, la iglesia respondió a Pablo su primera carta. Debilidad, las divisiones, celos, los grupos a favor de Pablo y los contrarios.

MÉTODO LITERARIO

1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Literatura Epístola

MÉTODO PANORÁMICO

1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Es la defensa del Apostolado de Pablo, corregir fallas en la iglesia, aclarar la oposición y las falsas enseñanzas, y se muestra el amor de Pablo por la iglesia.

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Defender el apostolado de Pablo, dar respuesta a la carta anterior, consejos, y conseguir para la ofrenda de los santos en Jerusalén

PALABRAS CLAVE DE 2 CORINTIOS (RV1960): consolar (consolación), tribulación (atribulado, aflicciones, padecer). tristeza (contristar, entrizar, entristecido), gloriarse (gloria, glorioso), confianza (confiar), recomendarse (alabar), muerte, vida, corazón, gozo (gozarse, gozoso), ministerio (ministración), gracia, Tito, Satanás (enemigo, serpiente) 

 

TEMAS: Autoridad apostólica, nuevo pacto, estado intermedio, ofrenda en sacrificio

 

RECIPIENTES: ver 1 Corintios. 

 

OCASIÓN: El regreso de Tito de una visita reciente (7:5-7) y la anticipada tercera visita de Pablo a la iglesia(13:1) a la luz de: 

1) la necesidad de la iglesia de tener preparada la ofrenda antes de que Pablo llegue.

2) La facilidad con que han recibido a algunos "falsos apóstoles...disfrazados como apóstoles de Cristo" (11:3).

 

ÉNFASIS: El ministerio cristiano como uno de servicio, reflejando el de Cristo; la mayor gloria del nuevo pacto en contraste con el antiguo; la gloria del evangelio mostrado en la debilidad de sus ministros; el evangelio como reconciliación; el dar a los pobres como una expresión de generosidad, no de obligación. 

 

Estructura de 2 Corintios

Título: “Reconciliaos con Cristo”

 Versículo Clave: 5:20 “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros rogamos en nombre de Cristo: reconciliaos con Dios”.

 

 1:1  Consolación

 VÍA

A

CORINTIOS

 

 1:15  Pablo hacia Corintio

 3:1  Ministros del nuevo pacto

 4:7 No mirando lo que se ve

 5:11 Colaboradores

 7:2  Venida de Tito                              16

 8:1 Dios ama al dador alegre          9:15

GENEROSIDAD

 10:1  No militamos según la carne

 EL

APOSTOLADO

 

 11:16 Me gloriaré en mi debilidad

 12:14 Por tercera vez ir a vosotros

 13:1  Examinaos si estáis en la fe        14

 

Autor y fecha

    El hecho de que el apóstol Pablo escribió Segunda de Corintios no es cuestionado; la falta de cualquier motivo para que un farsante escribiera esta altamente personal y biográfica epístola, ha llevado aún a los eruditos más críticos a afirmar a Pablo como su autor. 

    Varias consideraciones establecen una fecha pertinente para la escritura de esta carta. Fuentes extra bíblicas indican que julio 51 d.C. es la fecha más probable para el inicio del proconsulado de Galión (Hch 18:12) El juicio de Pablo ante él en Corinto (Hch 18:12-17) probablemente se llevó a cabo poco tiempo después de que Galión asumirá la posición. Dejando Corinto (probablemente en el 52 d.C.), Pablo navegó a Palestina (Hch 18:18), y de esta manera concluyó su segundo viaje misionero. Regresando a Éfeso en su tercer viaje misionero (probablemente en el 52 d.C.), Pablo ministró ahí por unos dos y medio años (Hch 19:8, 10). El apóstol escribió 1 Corintios desde Éfeso hacia el término de ese período (1Co 16:8), con mucha probabilidad en el 55 d.C. Debido a que Pablo pensó quedarse en Éfeso hasta la siguiente primavera (la referencia a Pentecostés en 1 Co 16:8), y 2 Corintios fue escrita después de que dejó Éfeso, la fecha más probable para 2 Corintios es a finales del 55 o a principios del 56 d.C.  

 

Contexto Histórico de 2 Corintios 

    La asociación de Pablo con la importante ciudad comercial de Corinto comenzó en su segundo viaje misionero (Hch 18:1-18), cuando él paso dieciocho meses (Hch 18:11) ministrando ahí. Después de dejar Corinto, Pablo oyó de inmoralidad en la iglesia corintia y escribió una carta (desde entonces perdida) para confrontar ese pecado, a la cual se hace referencia en 1 Corintios 5:9. Durante su ministerio en Éfeso, él recibió más reportes de problemas en la iglesia corintia en la forma de divisiones entre ellos (1 Cor 1:11). Además, los corintios le escribieron a Pablo una carta (1 Co 7:1) pidiéndole aclaración en algunos asuntos. Pablo respondió escribiendo la carta conocida como 1 de Corintios. Planificando permanecer en Éfeso por un poco más de tiempo (1 Co 16:8, 9), Pablo envió a Timoteo hacia Corinto (1 Co 4:17; 16:10, 11). Noticias llegaron al apóstol (posiblemente de Timoteo) de más dificultades en Corinto, incluyendo la llegada de los falsos apóstoles auto estilizados (11:4, 13).

    Para crear la plataforma para enseñar su falso evangelio, comenzaron atacando la persona de Pablo. Tenían que convencer a las personas de que se volvieran de Pablo si es que iban a tener éxito en predicar doctrina de demonios. Dejando temporalmente la obra de Éfeso, Pablo fue inmediatamente a Corinto. La visita (conocida como "la visita dolorosa", 2:1) no tuvo éxito desde la perspectiva de Pablo; alguien en la iglesia corintia (posiblemente uno de los falsos apóstoles) aún abiertamente lo insultó (2:5-8, 10; 7:12). Entristecido por la falta de lealtad para defenderlo por parte de los corintios, buscando librarlos de más reprensión (1:23),  y quizás esperando que el tiempo los hiciera volver en sí, Pablo regreso a Éfeso. Desde Éfeso, Pablo escribió lo que se conoce como la "carta severa" (2:4) y la envió con Tito a Corinto (7:5-16). Dejando Éfeso después de la vuelta iniciada por Demetrio (Hch 19:23-20:1), Pablo fue a Troas para reunirse con Tito (2:12, 13). Pero Pablo estaba tan ansioso de escuchar noticias de como los corintios habían respondido a la "carta severa" que no podía ministrar ahí aunque el Señor la había abierto la puerta (2:12; 7:5). Entonces partió para Macedonia para buscar a Tito (2:13). Para el inmenso alivio y gozo de Pablo, Tito lo recibió con las noticias de que la mayoría de los corintios se habían arrepentido de su rebelión en contra de Pablo  (7:7). Siendo lo suficientemente sabio como para saber que algunas actitudes rebeldes aún se encontraban latentes bajo la superficie, y podrían volver a estallar, Pablo escribió (posiblemente desde Filipos, comparece  11:9, con Fil 4:15; también algunos de los primeros manuscritos enlistan a Filipos como el lugar en donde se escribió) a los Corintios la carta llamada 2 de Corintios. En esta carta, aunque el apóstol expresó su alivio y gozo por su arrepentimiento (7:8-16), su principal prosecución fue defender su apostolado (caps 1-7), exhortar a los corintios a reiniciar las preparaciones de la colecta para los pobres en Jerusalén (caps. 8, 9), y confrontar a los falsos apóstoles de frente (caps. 10-13). El entonces fue a Corinto, como había escrito (12:14; 13:1, 2). La participación de los corintios en la ofrenda de Jerusalén (Ro 15:26) implica que la tercera visita de Pablo a esa iglesia tuvo éxito.                 

Posición de los Falsos Maestros

 

    Podemos a través de este estudio acerca del ministerio de Pablo mezclado con su defensa, como aquellos que atacaron tanto su ministerio para poder ganar el favor de los de Corintio estaban tan lejos de la realidad de ser buenos y verdaderos ministros de Dios.

Al mismo tiempo podemos ver como una persona con tanto poder de palabra pude dañar la reputación y ministerio de otra persona.

Algunos puntos que podemos ver opuestos a Pablo y el verdadero ministro de Dios es:

1. Se metieron en el ministerio de otro.

2. Buscaron lo suyo propio y no el bienestar de la iglesia.

3. Querían ganar gloria ellos y no dársela a Dios.

4. Deseaban lucrarse con el evangelio.

5. Creían que el sufrimiento venía por el hecho de estar mal con    Dios, no conocían el verdadero evangelio de Cristo.

6. Había envidia en sus corazones con Pablo al ver su pureza, entrega y dedicación a Dios y su obra.

 

 

Cualidades de un Ministros de Dios

1.   Ama profundamente 2:4

2.   Perdona y consuela a sus ofensores 2:9-10

3.   Es vida para otros 2:15-16

4.   Es carta abierta a todos. 3:2-3; 5:12

5.   Ministra en el poder del Espíritu 3:6

6.   Buen administrador de lo que Dios le da 8:19-21

7.   Es generoso 8:2,5; 9:12-13

8.   Es humilde 10:1; 11:7

9.   Vive en el poder de Dios 13:4

10.  Es sincero 3:12; 7:14

11.  Tiene fe en Dios 4:13

12.  Es gozoso 7:6

13.  Confía en otros 7:16

14.  Es honrado 8:20-21

15.  Es valiente 10:2-6

16. Vive en el temor de Dios 5:11

 

Retos de Interpretación

 

  •  El principal reto que confronta el intérprete es la relación de los caps. 10-13 con los caps. 1-9.  La identidad de los oponentes de Pablo en Corinto ha producido varias interpretaciones, como también la identidad del hermano que acompañó a Tito a Corinto (8:18, 22). Sea que el ofensor mencionado en el 2:1-8 es el hombre incestuoso de 1 Corintios 5 también es incierto. Es difícil explicar la visión de Pablo (12:1-5) e identificar específicamente su "aguijón en la carne", el "mensajero de Satanás enviado para abofetearlo"(12:7). 

Temas históricos y teológicos

 

  •  Segunda Corintios complementa el registro histórico del trato de Pablo con la iglesia corintia registrado en Hechos y en 1 Corintios. También  contiene información biográfica importante de Pablo a los largo de la epístola.

 

  •  Aunque es una carta intensamente personal, escrita por el apóstol en medio de la batalla en contra de aquellos que estaban atacando su credibilidad, 2 Corintios contiene varios temas teológicos importantes. Muestra a Dios al Padre como un consolador misericordioso (1:3; 7:6), el Creador (4:6), el que resucitó a Jesús de los muertos (4:14; cp. 13:4), y quien también resucitará a los creyentes (1:9). Jesucristo es el que sufrió (1:5), quien cumplió las promesas de Dios (1:20), quien fue el Señor proclamado (4:5), quien manifestó la gloria de Dios (4:6), y el que en su encarnación se volvió pobre por los creyentes (8:9; cp. Fil. 2:5-8). La carta muestra al Espíritu Santo como Dios (3:17, 18) y la garantía de la salvación de los creyentes (1:22; 5:5). Satanás es identificado como el "dios de este siglo" (4:4; cp. 1 Juan 5:19), un engañador (11:14), y el líder de los engañadores humanos y angélicos (11:15). Los últimos tiempos incluyendo tanto la glorificación del creyente (4:16-5:8) como su juicio (5:10). La verdad gloriosa de la soberanía de Dios en la salvación es el tema del 5:14-21, mientras que el 7:9, 10 establece la respuesta del hombre a la oferta de salvación de Dios, arrepentimiento genuino.

 

  • Segunda Corintios también presenta el resumen más claro, más conciso en toda las Escrituras de la expiación sustituta de Cristo (5:21; cp Is. 53) y define la misión de la iglesia de proclamar la reconciliación (5:18-29). Finalmente, la naturaleza del nuevo pacto recibe su exposición más completa fuera de la carta de hebreos (3:6-17)   

 

Vista Panorámica de 2 Corintios

La reprobación espiritual con frecuencia provoca reacciones variadas. Así sucedió en la iglesia de Corinto. Como resultado de la segunda carta del apóstol Pablo a ellos, llamada 1 Corintios (véase 1 Corintios 5:9), muchos de los creyentes corrigieron su conducta pecaminosa y comprendieron mejor las verdades cristianas básicas. Estas buenas noticias fueron traídas por Tito a su regreso de una visita a Corinto (7:6, 13–16).

Sin embargo, no todas las noticias eran buenas. Una minoría de la gente en la iglesia no se había arrepentido, y su resentimiento contra Pablo iba en aumento (10:2; 12:21). Peor aún, los maestros falsos que se oponían a Pablo y a su evangelio de la gracia, continuaban infiltrándose en la iglesia en Corinto (11:4). Pablo había invertido bastante tiempo en las vidas de estos creyentes. El había vivido entre ellos por 18 meses (Hch 18:11); había escrito ya a ellos más de una vez (v. Vista Panorámica de 1 Corintios) y había hecho visitas adicionales (2:1; 12:14; 13:1). Durante todo este tiempo, su amor profundo hacia ellos permanecía igual (2:4; 11:11; 12:15).

A fines del año 55 d.C. o a principios del 56, pocos meses después de haber escrito 1 Corintios, él envió esta carta a los cristianos en Corinto desde algún lugar en Macedonia (2:12–13; 7:5). Esta era la tercera o la cuarta carta que ellos habían recibido de él; dependiendo esto de si la carta “dolorosa” (2:4; 7:8) era lo que conocemos como 1 Corintios, o es alguna otra carta. El Espíritu Santo ha preservado sólo dos cartas a los Corintios en la Biblia. En esta carta, Pablo quería que sus lectores supieran que la defensa definitiva de su apostolado y autoridad, era la gracia de Dios que le fue mostrada como a un recién llegado, en comparación con los apóstoles que le precedieron (1:12). Al final de la carta Pablo prometió a los creyentes en Corinto una tercera visita (12:14; 13:1–2), visita que duró tres meses (Hch 20:2–3).

Después de sus saludos iniciales (1:1–11), Pablo explica su primer propósito: describir su ministerio a quienes en Corinto lo apoyaban (1:12–7:16). El escribe de la integridad de su ministerio (1:12–2:17), su interés sobre lo que es superior a la ley (3:1–4:15), de lo que lo controla (4:16–5:21), cómo es en comparación con otros (6:1–18) y su alegría por las vidas cambiadas (7:1–16). En los capítulos 8 y 9 Pablo explica su segundo propósito: completar los detalles de la colecta para los cristianos en Jerusalén que estaban en gran necesidad (v. Vista Panorámica de 1 Corintios). Este proyecto ya tenía un año (9:2) y necesitaba ser terminado. El propósito final de Pablo en esta carta es el de defender su apostolado contra los que se le oponían. El defiende su legitimidad con relación a Dios (10:1–11:6), a él mismo (11:7–33), a su contenido sobrenatural (12:1–13) y a otras personas (12:14–13:10). Los saludos finales están expresados en 13:11–14. El apóstol Pablo revela más de sus sentimientos personales acerca del ministerio cristiano en esta carta que en cualquier otra.

Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA.

 (2 Co). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.

 

 

Conexiones 

    A través de sus epístolas, Pablo se refiere con frecuencia a la Ley Mosaica, comparándola con la supereminente grandeza del Evangelio de Jesucristo y la salvación por la gracia. En 2 Corintios 3:4-11, Pablo contrasta la ley del Antiguo Testamento con el nuevo pacto de gracia, refiriéndose a la ley como la que “mata” mientras que el Espíritu da vida. La ley es “el ministerio de muerte grabado con letras en piedra” (v.7; Éxodo 24:12) porque conlleva solo el conocimiento del pecado y su condenación. La gloria de la ley es que refleja la gloria de Dios, pero el ministerio del Espíritu es mucho más glorioso que el ministerio de la ley, porque refleja Su misericordia, gracia y amor, al proporcionar a Cristo como el cumplimiento de la ley 

 

Extras de 2 Corintios


PABLO CONTESTA A SUS ACUSADORES JUDÍOS

 

                                          

 

DECLARACIÓN DE LOS JUDÍOS:

 REPUTACIÓN DE PABLO:

 

 

Somos ministros del pacto de Dios con su pueblo.







Nuestro ministerio es glorioso.










Moisés fue el mediador de nuestro pacto.

 

VUESTRO MINISTERIO:

 

--Del antiguo pacto

 

--De la letra

 

--Mata

 

--De muerte

 

--Grabado con letras en piedras

 

--Glorioso

 

--De condenación

 

--Perece

 

--Mediado por Moisés

 

--Mantiene un velo sobre el corazón

 

--Había de ser abolido

 

--Los seguidores de vuestro ministerio tienen el entendimiento embotado

 

NUESTRO MINISTERIO:

 

--Del nuevo pacto

 

--Del espíritu

 

--Vivifica

 

--De vida

 

--Escrito en el corazón por el Espíritu

 

--Más glorioso

 

--De justificación

 

--Permanece

 

--Mediado por Cristo

 

--En Cristo el velo es quitado

 

--Permanecerá_

 

--Nosotros somos transformados de gloria en gloria




2 Corintios 6:4-10

 

NOS RECOMENDAMOS EN TODO COMO MINISTROS DE DIOS, EN MUCHA PACIENCIA . . .

 

Apelación basada en sus padecimientos:

 

Padecimientos generales

impuestos por su ministerio







Padecimientos específicos

impuestos por sus enemigos






Padecimientos que él impuso

sobre sí mismo





*  TRIBULACIONES

 

*  NECESIDADES

 

*  ANGUSTIAS




*  AZOTES

 

*  CÁRCELES

 

*  TUMULTOS



*  TRABAJOS

 

*  DESVELOS

 

*  AYUNOS

 

Apelación basada en sus virtudes:

 

                                               *  PUREZA

                                               *  CIENCIA

                                               *  LONGANIMIDAD

                                               *  BONDAD

                                               *  ESPÍRITU SANTO

                                               *  AMOR SINCERO

                                               *  PALABRA DE VERDAD

                                               *  PODER DE DIOS

                                               *  ARMAS DE JUSTICIA A DIESTRA Y A SINIESTRA

           

 

PRINCIPIOS DE DAR DE 2 CORINTIOS 8,9

 

--Da con agrado.

 

--El dar es un privilegio.

 

--Date a ti mismo primeramente al Señor y luego a los hombres.

 

--Da conforme a la voluntad de Dios.

 

--Abunda en el dar.

 

--Usa a Jesús como el mayor ejemplo de dar.

 

--Lleva a cabo el dar que has decidido hacer.

 

--Da con la voluntad dispuesta.

 

--Da según lo que tienes y no según lo que no tienes.  Tal acto de dar será acepto (ver Lucas 21:1-4).

 

--Da para suplir la escasez de otros pero no para dejarte a ti mismo en estrechez.

 

--Permite que el celo de otros para dar sea una motivación para ti para dar.

 

--Sé un buen ejemplo de dar para otros (pero siempre recordando la advertencia de Jesús en Mateo 6:1-4).

 

--Da con generosidad.

 

--No des por la exigencia de otros.

 

--Si das escasamente, recibirás escasamente.

 

--Si das generosamente, recibirás generosamente.

 

--Da como propones en tu corazón.

 

--No des con tristeza.

 

--No des por necesidad.

 

--Da alegremente.

 

--Dios ama al dador alegre.

--Dios provee, multiplica y aumenta para que puedas dar con liberalidad.

 

--Cuando das a los santos, darán muchas gracias a Dios por ello, y glorificarán a Dios y orarán por ti y te amarán.

 

--Da en obediencia.

 

--Da con liberalidad.



            PRINCIPIOS DE RECIBIR DE 2 CORINTIOS 8,9:



--Pon el enfoque en Cristo.

 

--No busques una dádiva que te deje a ti en holgura (abundancia) y al dador en estrechez.

 

--Al ver tu escasez suplida, busca la manera de suplir la escasez de otros.

 

--Evita la posibilidad de que otros te censuren por la forma en que recibes.

 

--Recibe honradamente, no sólo delante del Señor, sino también delante de los hombres.

 

--No exijas al dador.

 

--Cuando recibes de otros:

  *  Da gracias a Dios.

  *  Glorifica a Dios.

  *  Ora por el dador.

  *  Ama al dador.

 

LAS CARTAS DE PABLO ESCRITAS A LOS CORINTIOS

 

** 1 Cor 5:9-13 ---® había una carta previa escrita a los corintios

 

CARTA A  --  no os juntéis con el hermano falso (perdida)

CARTA B  --  1 Corintios

 

** 2 Cor 2:3-11 y 7:8-12 ---® había una carta dura escrita a los corintios antes de 2 Corintios

 

LA CARTA DURA:

 

1.         Escrita después de una visita triste / dolorosa (no sólo para Pablo sino también para los corintios).

2.         Pablo la escribió para evitar otra confrontación dolorosa.

3.         Pablo tuvo problemas con la iglesia en sí y con una persona en particular.

4.         En la carta dura Pablo llamó a la iglesia para reprender a esta persona.

5.         El motivo de Pablo al escribir la carta dura no fue por causa del que cometió el agravio (este hombre no nombrado), ni por causa del que lo padeció (Pablo mismo) sino para mostrar su solicitud y amor para con ellos.

6.         Pablo escribió la carta dura con muchas lágrimas por la mucha tribulación y angustia del corazón.

7.         Pablo contristó a los corintios con la carta dura.

8.         Fue una tristeza según Dios y produjo arrepentimiento.

9.         La carta dura produjo solicitud, defensa, indignación, temor, ardiente afecto, celo, vindicación.

10.       Obedecieron a Pablo ---® reprendieron al oponente de Pablo.

11.       El hombre se arrepintió.

12.       Ahora (en la carta presente) Pablo les pide a los corintios que perdonen a este hombre.

 

3 POSIBILIDADES PARA LA CARTA DURA:

 

1.         Fue 1 Corintios.  El hombre a quien los corintios tenían que reprender aparece en 1 Cor 5:1-6:13.  

 

            CARTA A -- no os juntéis con el hermano falso (perdida)

            CARTA B -- 1 Corintios (carta dura)

            CARTA C -- 2 Corintios (carta de reconciliación)

 

            Razones en contra:



2.         La carta dura está perdida:

 

            CARTA A -- no os juntéis con el hermano falso (perdida)

            CARTA B -- 1 Corintios

            CARTA C -- la carta dura (perdida)

            CARTA D -- 2 Corintios (carta de reconciliación)

 

 

Transiciones abruptas o enigmáticas de 2 Corintios:

 

1.         2:14

2.         6:14

3.         7:2

4.         (7:5)

5.         (8:1)

6.         9:1

7.         10:1

 

Cada uno de los siguientes pasajes parece ser una unidad:

 

1.         1:1 - 2:13 y 7:5-16

2.         2:14 - 6:13 y 7:2-4

3.         6:14 - 7:1

4.         capítulo 8

5.         capítulo 9

6.         capítulos 10 a 13

 

El ambiente de cada unidad:

 

1.         1:1 - 2:13 y 7:5-16

            Reconciliación, amor, consolación, alivio, gozo, obediencia completa de parte de los corintios, paz

 

2.         2:14 - 6:13 y 7:2-4

            Descripción y defensa del ministerio de Pablo, defensa de Pablo mismo como ministro, reprensión leve

 

3.         6:14 - 7:1

            No os unáis en yugo desigual

 

4.         capítulo 8

            -Exhortación para dar, cumpliendo su promesa

            -Usando Macedonia como ejemplo para estimular a corintios para dar

            -Parece faltar, en parte, la buena disposición de parte de los corintios para cumplir su promesa

            -Defensa del equipo enviado para recibir la ofrenda

            -Defensa de la integridad de Pablo

 

5.         capítulo 9

            -Pablo usa los corintios como ejemplo para estimular a los macedonios para dar

            -Pablo los anima para dar con generosidad.  Parece que su animación es por si acaso hay falta   de disposición, pero no necesariamente hay falta.

            -No defiende al equipo que envía, ni da detalles acerca de la identidad y la confiabilidad de ellos.

            -No defiende su propia integridad en el asunto.

 

6.         capítulos 10 a 13

            Ironía, dolor, jactancia provocada, emociones fuertes, defensa fuerte, lenguaje fuerte

 

3 posibles explicaciones para explicar las transiciones abruptas y los cambios de tono y ambiente:

 

1.         2 Corintios es una unidad, pero fue escrita durante un tiempo en que Pablo sentía muchas emociones muy fuertes.  Las transiciones abruptas y los cambios de tono y de ambiente simplemente reflejan una mente y un espíritu cargados.  Los pensamientos de Pablo estaban fluyendo en varias diferentes direcciones a la vez.  Además, Pablo tuvo que tratar con la mayoría de la iglesia la cual se había arrepentido y también a la vez con una minoría que seguía rebelde y desobediente.

 

2.         Capítulos 1 a 9 de Corintios son una unidad y representan la carta de reconciliación.  Capítulos 10 a 13 son otra unidad y representan la carta dura (probablemente una porción de ella, no más).  Esta fue escrita antes de la carta de reconciliación y un redactor de la iglesia de Corinto puso las dos cartas juntas para dar la forma presente de 2 Corintios.  Si así es, entonces. . .

 

            CARTA A -- no os juntéis con hermanos falsos (perdida)

            CARTA B -- 1 Corintios

            CARTA C -- 2 Corintios 10-13 (la carta dura)

            CARTA D -- 2 Corintios 1-9 (la carta de reconciliación)

 

3.         2 Corintios, en su forma actual, en realidad es una serie de cartas o porciones / fragmentos de cartas de Pablo escritas a la iglesia de Corinto.  Algún redactor (por razones desconocidas) juntó a estas cartas para formar la presente 2 Corintios.  En tal caso, no hay ninguna carta totalmente perdida.  La siguiente secuencia es una posibilidad:

 

                                    CARTA A--   2 Corintios 6:14 - 7:1 (no os juntéis con hermanos falsos)

                                    CARTA B--   1 Corintios

                                    CARTA C--   2 Corintios 9 (apelación para la ofrenda)

                                    CARTA D--   2 Corintios 8 (segunda apelación para la ofrenda)

                                    CARTA E--   2 Corintios 2:14 - 6:13 y 7:2-4 (defensa leve de Pablo y de su ministerio)

                                    CARTA F--   2 Corintios 10-13 (la carta dura - defensa fuerte de Pablo y de su ministerio)

                                    CARTA G--   2 Corintios 1:1 - 2:13 y 7:5-16 (la carta de reconciliación)

 

Si en verdad es una serie de cartas, entonces lo siguiente es una posible secuencia de eventos, basada en las transiciones abruptas y enigmáticas, los cambios de tono y ambiente y las visitas de Tito:

 

1.         Pablo funda la iglesia en Corinto en su segundo viaje misionero (su primera visita a Corinto).

2.         Les envía CARTA A - no os juntéis con hermanos falsos - 2 Cor 6:14 - 7:1.

3.         Les envía CARTA B - 1 Corintios.

4.         Tito y sus compañeros van a Corinto para recoger la ofrenda llevando CARTA C - capítulo 9 de 2 Corintios.

5.         Los corintios no son tan solícitos para dar como Pablo esperaba.  Algunos cuestionan la integridad de Pablo y su equipo.

6.         Tito y sus compañeros regresan a Corinto llevando CARTA D - capítulo 8 de 2 Corintios (8:6).  Pablo da una explicación de la identidad de cada uno y de su confiabilidad.  Defiende su propia integridad en el asunto.

7.         Hay un poco más de problemas.  Los judíos critican el ministerio de Pablo.  (Quizás necesitamos cartas de recomendación de estos ingratos antes de darles nuestra plata.)

8.         Pablo les envía CARTA E - 2 Cor 2:14 - 6:13 y 7:2-4.  Es una carta de defensa leve.

            *  Pablo defiende su ministerio y hace un contraste entre sí mismo y los que "medran falsificando la palabra de Dios." (2 Cor 2:17)

            *  Pablo hace su apelación a ellos basada en el ministerio que ha realizado entre ellos.  (2 Cor 3:1-3).

            *  Pablo les da una explicación completa de su ministerio demostrando su superioridad al pacto antiguo, (así refutando las acusaciones de los judíos).

            *  Pablo explica su sufrimiento como ministro del nuevo pacto.

            *  Pablo concluye con una apelación a ellos a abrir su corazón a él y a no continuar con este espíritu de desconfianza.

9.         Más oposición.

10.       Pablo visita a ellos.  Esta es su segunda visita a ellos y es la visita dolorosa.

            *  Hay un hombre principal que está acusando y atacando a Pablo, pero tiene varios seguidores.

            *  Sus acusadores son judíos.

            *  Dicen que el ministerio de ellos (el del antiguo pacto) es superior al de Pablo (el del nuevo pacto).

            *  Dicen que Pablo es osado cuando está ausente, pero cuando está presente no tiene la misma valentía.

            *  Dicen que las cartas de Pablo son duras y fuertes, pero la presencia corporal es débil y la palabra menospreciable.

            *  Dicen que Pablo simplemente está tratando de aprovecharse de ellos y tomar su dinero.

            *  Dicen que Pablo está tratando de engañarles.

            *  La iglesia no defiende a Pablo.

            *  Pablo es humillado, aplastado y grandemente entristecido.

11.       De su dolor y tristeza, Pablo escribe CARTA F - capítulos 10 a 13 de 2 Corintios - la carta dura.  La envía a Corinto a través de Tito.  En esta carta les dice que va a llegar a ellos para tratar duramente con los que se oponen a él.  Tal visita sería su tercera visita a ellos.

12.       Después de escribir la carta dura, Pablo teme que quizás cause ésta una rotura total e irreparable en su relación con los corintios.

13.       Pablo no tiene reposo en su espíritu.  Sale para Macedonia ansiosamente buscando a Tito para ver cómo ha reaccionado la iglesia en Corinto.

14.       Encuentra a Tito en Macedonia y recibe un reporte de él que sobrepasa sus expectativas.  Según Tito, los corintios se han arrepentido y el oponente principal de Pablo se ha arrepentido.  Los corintios se han mostrado limpios en el asunto, obedeciendo con temor y temblor.

15.       Pablo, muy gozoso y aliviado por el reporte de Tito, escribe CARTA G - 2 Cor 1:1 - 2:13 y 7:5-16 - la carta de reconciliación.

16.       Pablo va a Corinto (la tercera visita) y queda allí 3 meses (Hch 20:1-3).

17.       La ofrenda para los santos es completada y Pablo la lleva a Jerusalén (Rom 15:25-27 y Hch 24:17).

 

Si en realidad 2 Corintios es una serie de cartas, ¿por qué fue compuesta de esta manera?

 

1.         Razones humanas

 

2.         Razones divinas

 

LA OFRENDA

 

Capítulo 8 y 9 de 1 Corintios; estos contienen instrucciones sobre la ofrenda para la iglesia en Jerusalén. Aquí vemos las instrucciones más completas en todo el N.T. del dar.

Pablo hace una colecta entre las iglesias de Galacia, Acaya y Macedonia ( Rom. 15:22-28; 1Cor. 16:1-4).  Al parecer esto fue muy significativo en el ministerio de Pablo (Hch 20:22-23; 21:4, 10-15; Rom.15:30-32) y le acompañó algunos otros compañeros (2Cor. 8:16-24; 1Cor. 16:3).

 

Veremos algunos principios de la ofrenda:

1.  Jesús enseñó acerca del dar. Mostró era necesario hacerlo como     parte de una vida cristiana, haciéndolo de corazón y aún en       necesidad (Mr. 12:41-44).

2.  Estilo de vida de los primeros cristianos "Todas las cosas en     común (Hch. 2:44; 4:32).

3.  Los gentiles han participado de las bendiciones espirituales     a través de los judíos; ahora ellos podían hacer partícipes a los judíos de sus bendiciones materiales para seguir             complementando la unidad.

4.  Dios ha prometido recompensar al que da generosamente (2Cor. 9:6.)

5.  Dios ha dado lo mejor e íntimo su HIJO UNIGÉNITO (Jn. 3:16).

6.  Nuestro Señor siendo rico se hizo pobre, para que nosotros fuésemos enriquecidos (2Cor. 8:9).

7.  Los que reciban la contribución glorifican a Dios (2Cor. 9:13).

8.  La obediencia al Evangelio de Cristo también es ofrendar         (2Cor. 9:13).

 

Versículo a versículo:

 

8:1 “Os hacemos saber" traducido literalmente es "debemos informarles".

"Gracia de Dios" ¿Cuál? Favor de Dios dando a su Hijo por los hombres. Dios es el primero que dio.

8:2 Los Macedonios han respondido positivamente al favor de Dios.      A través de la tribulación de ellos aprendieron "Gozo y           Liberalidad". Esto los llevó a dar con generosidad y así se      hacían más semejantes a Cristo.

"EXTREMA POBREZA" = Gr. OXIMORON = OXYS =Agudo. MOROS =Tonto.      Es decir algo tonto, que pareciera necio; pero tiene mucha        sabiduría.

8:3 Dieron sin pensar en su propia necesidad Pablo puede dar fe      de esto.

8:4 Los macedonios vieron el dar como un privilegio, dieron con      un corazón transparente y bueno.

8:5 Palabra Clave = DIERON. Sus prioridades eran definidas; se dieron al Señor luego a los que les llevaron el Evangelio de salvación. Lo hicieron no presionados sino por su propia voluntad.

 

8:6 Pablo desea que Tito estimule en los Corintios la misma gracia que él dio a los macedonios y que les llevó a dar alegremente. Espera lo mismo de los de Corinto.

La colecta se comenzó cuando recibieron la carta B (1Cor.) 1Cor. 16:1-4.

8:7 Los corintios tenían "fe, palabra, ciencia" en abundancia. Pablo les llevaba mostraba que así como abundaban en todo también deberían abundar en esta gracia de dar.

8:8 Pablo les habla con mucho afecto y sin exigirles. Él coloca como ejemplo la diligencia de los macedonios para llevarlos a reflexionar acerca del amor de ellos para con los demás.

8:9 Les muestra el ejemplo de Jesús siendo rico se hizo pobre por amor a los hombres; ellos deberían tener en cuenta esta actitud e imitarla.

8:10 Los corintios habían pensado ayudar aún antes que los macedonios y ahora necesitaban poner en práctica el hacerlo así como habían estado prontos en el querer.

8:11 Pablo les anima para que su entusiasmo continuará, y para que den no como los macedonios pero si con corazones dispuestos.

8:12 No importaba tanto la cantidad que dieran sino su amor a dar, no debía estar determinada por lo que tuvieran materialmente      sino por la medida de su gracia.

8:13 No estaba pidiendo que se quedarán pobres para favorecer a otros.

8:14 El principio era el de igualdad entre ellos y las demás iglesias. Esto mostraba su vida en "todas las cosas en común"

8:15 Ex. 16:18 (recolección diaria del maná de los israelitas en el desierto)les muestra todo es dado por el Señor no para lujos sino para suplir toda necesidad, no solo de si mismos sino la de los hermanos. Riqueza que disfrutan mirando necesidad de otros puede acabarse rápido.

3 puntos vemos hasta aquí que Pablo señala de la generosidad:

* La Gracia de Cristo.

* Las bendiciones espirituales y materiales.

* Las necesidades del cuerpo de Cristo.

8:16 Pablo muestra gratitud a Dios en cómo ha usado a Tito en su relación con la iglesia de Corinto ya que en su corazón hay el mismo sentir de Tito.

8:17 Al parecer Tito no-solo quería ir para recoger la ofrenda sino que su amor para esta iglesia le hacía ir a ver como seguían en su caminar.

8:18 El hermano = mencionado en la clase anterior puede ser Apolos, ya que le conocían.

8:19 Este hermano era muy confiable y ya lo había demostrado. Pablo muestra que ellos administraban la ofrenda irreprochablemente.

8:20 Resalta la integridad de él sus compañeros de trabajo al recoger esta ofrenda.

8:21 Sigue mostrando su honestidad y la de los que con él están recogiendo la ofrenda. Dice primero ante Dios; antes que agradar a hombres él muestra su deseo e agradar a Dios con una vida en santidad.

8:22 Otro hermano muy conocido también por ellos. Este hermano confiaba en la iglesia de Corinto y esperaba que respondieran al llamado para ayudar.

8:23 Muestra que Tito iba liderando el grupo pero que todos estaban designados con toda autoridad para ir a ellos y recoger la ofrenda. Eran mensajeros con toda confiabilidad.

8:24 Pablo les hace un llamado a aquello que siempre los destacó y fue su amor y hospitalidad.

9:1  "Por demás que os escriba" Pablo está seguro de su amor y la diligencia que tendrán para con los enviados que les aclara      ni siquiera debo referirme a eso porque les conozco.

9:2  Siempre está mostrando que él se refiere a ellos ante las iglesias como una iglesia de ejemplo. Muestra que piensa en ellos y en nada los subestima. Al mismo tiempo les muestra que ellos en el momento que quisieron ayudar fueron de estímulo para otras iglesias para hacerlo.

9:3  El desea que ellos demuestren a los enviados todo aquello de lo que Pablo ha hecho referencias acerca de ellos para que así todo lo que ha dicho no solo sean sus palabras sino las  acciones hablen solas.

9:4  Pablo no desea que les tomen desprevenidos desea que su testimonio siga siendo alto.

9:5  Pablo deseaba que cuando dieran al ofrenda estuvieran consientes que la daban por generosidad y no como obligados por él, les decía ellos la prometieron antes.

9:6  Pablo muestra que el dar es ganar, pues el que siembra tendrá una cosecha para recoger. También les muestra que hay dos formas una escasa y otra generosa. el que lo hace           generosamente recibirá una bendición de parte de Dios de igual       manera.

9:7  Pablo les llama a dar:

* Desprendidamente.

* Alegremente

* No hacerlo por necesidad

* No con obligación.

Este versículo también nos puede enseñar que no debemos  diezmar como una ley sino hacerlo con amor de dar esto trae bendición.

9:8  La clave para dar es la gracia y Dios va hacer que esta sobre abunde en ellos. Pablo ilustra aquí como ellos deben alegrarse con lo que tienen y mirarlo como que es suficiente para sus      necesidades.

9:9  Sal. 112:9 Nos muestra que aquel que muestra su justicia con acciones nunca le faltará medios para seguir haciéndolo.

9:10 Is 55:10 Dios es el que da todo para tener lo necesario.

9:11 Dios les dará para que den y esto producirá acción de gracias a Dios.

9:12 Esta ofrenda tendrá un doble resultado; no sólo suple la necesidad de los pobres sino que también estos miraran a Dios.

9:13 Les hace ver los resultados tan favorables que traerá esta colecta para todos. Para los pobres un gran alivio para los corintios un aprender a dar con amor. Les muestra así es que se vive el evangelio predicado por él.

9:14 Esta ofrenda hará que la iglesia de Cristo es una más en amor y aceptación los unos con los otros.

9:15 "DON INEFABLE" puede ser el resultado de la unión entre los que dan y reciben en este caso gentiles (Los corintios) con los que reciben mayormente (judíos).

 

PRINCIPIO ADMINISTRATIVO DE OFRENDAR

Podemos ver algunos principios básicos y que se destacan acerca de la administración y que podemos aplicar en este tiempo.

8:20  Podemos ser tan transparentes en lo que hacemos que podemos evitar cualquier censura.

8:21  Todo lo que hagamos debe hacerse honradamente.

8:22  Necesitamos usar de diligencia con las finanzas encomendadas y aún con las nuestras.

 

LOS FRUTOS DEL DAR

Vamos a describir algunos beneficios que trae el dar no solo para nosotros sino para los que reciben; mostrando que esto trae honra a Dios.

 

1.  Dios no le queda debiendo a nadie                 9:6

2.  Dios hace que abunde toda gracia                  9:8

3.  Uno tiene todo lo suficiente                      9:8

4.  Enriquecimiento espiritual                        9:10-11

5.  Suple la necesidad de los hermanos                9:12

6.  Los bendecidos agradecerán a Dios                 9:12.

7.  Los bendecidos glorificarán a Dios                9:13

8.  Los bendecidos orarán por ti                      9:14

(Produce intercesión)

9.  Trae unidad y vínculos entre hermanos             9:14

10. Alabanza a Dios por el don inefable de su Hijo    9:15

 

MINISTERIO Y DEFENSA DE PABLO

 

Este libro nos muestra el diario de un ministro de Dios tan grande como lo fue Pablo; pero no solo muestra sus grandes obras sino también sus debilidades. Pablo nos muestra en este libro como Dios se manifiesta poderosamente a través de nuestra naturaleza humana. También podemos ver como aquellos que atacaron su ministerio estaban tan lejos de la realidad de ser ministros de Dios.

 

Relación del ministro y su Dios:

 

1.   * Es Apóstol por voluntad de Dios   1:1; 12:12

* Pablo comprendió el costo de ser apóstol desde el comienzo.

2.   Conoce la misericordia y consuelo de Dios  1:3; 7:6

3.   Recibe de Dios su consuelo  1:4-5; 7:6-7

4.   Confía en Dios y no en sus propias fuerzas  1:9-10

5.   * Camina en la gracia de Dios 1:12

* Vive una vida santa ante Dios y los otros 1:12

6.   Confía en las promesas de Dios 1:20

7.   Es confirmado, ungido y sellado por Dios 1:21-22

8.   Alaba a Dios por las victorias 2:14

9.   * Se gloría en Dios y no en su sabiduría humana 1:12; 4:7;          10:17-18

* Glorifica a Dios en medio de su sufrimiento 4:15

* Se gloría para defender el evangelio y no a si mismo

11:17-21

10.  Cree el la resurrección y la espera 4:14; 5:1-5

11.  Confía en Dios siempre 5:6-8

12.  Procura agradar a Dios en todo tiempo 5:9

13.  EL amor de Dios es quien le motiva 5:14

14.  Entiende los propósitos divinos al permitir el sufrimiento

* Para que deposite toda su confianza en Dios 1:9

* Para implantar fe en el corazón

* Nos vuelve agradecidos

* Demostrar que Dios responde las oraciones 1:11

* Dios usa el sufrimiento para que propaguemos su palabra 4:12

* Sufrimiento nos lleva a valorar otros aspectos 4:16-18

* Es una herramienta para santificación 6:8-10

15.  Renueva, transforma y perfecciona mirando a Dios 3:18; 7:1

16.  La mirada en Jesús 4:14; 4:18

17.  Vive para Cristo 5:15

 

CUALIDADES DE UN MINISTRO DE DIOS

1.   Ama profundamente 2:4

2.   Perdona y consuela a sus ofensores 2:9-10

3.   Es vida para otros 2:15-16

4.   Es carta abierta a todos. 3:2-3; 5:12

5.   Ministra en el poder del Espíritu 3:6

6.   Buen administrador de lo que Dios le da 8:19-21

7.   Es generoso 8:2,5; 9:12-13

8.   Es humilde 10:1; 11:7

9.   Vive en el poder de Dios 13:4

10.  Es sincero 3:12; 7:14

11.  Tiene fe en Dios 4:13

12.  Es gozoso 7:6

13.  Confía en otros 7:16

14.  Es honrado 8:20-21

15.  Es valiente 10:2-6

16.  Vive en el temor de Dios 5:11

 

 

CITA

DEFENSA

 

ACUSACIONES

1:1      

Pablo llamado apóstol por        Dios

 

Se había hecho apóstol por sí mismo.

1:3-6    

Todo el sufrimiento era  para salvación.

 

Si fuera apóstol de Dios no sufriría.

1:8-11   

Nuestra confianza está en Dios, no en hombres

 

Ellos pasan todas las aflicciones porque no confían en Dios

1:12-14  

Su vida era pura y sincera para con ellos. No anda con motivaciones humanas

 

No es sincero con ustedes no anda en la Gracias de Dios.

1:15-22  

No toma decisiones con ligereza, ni fuera de su vida según el Espíritu. Eso contradeciría la conducta que los corintios conocen de él. No dañaría la imagen de Dios que en todo ha sido un sí y que fue que les enseñó cuando les predicó.

Pablo recibió las primicias del E.S, ellos también lo han experimentado.

 

Pablo es un hipócrita sus decisiones no son firmes, a veces si otras no. No da testimonio de Dios que todo lo hace en el sí.

Pablo no muestra haber recibido las arras del E.S. por lo que hace.

1:23-24  

Pablo coloca a Dios como testigo de su limpieza para con ellos. No mentira colocando a Dios.

No le gusta enseñorearse de ellos y su fe

 

Les miente acerca de porqué de nuevo como lo dijo.

Tarta de enseñorearse sobre ustedes, usando la fe como excusa.

2:1-4    

No fue de nuevo para no provocar una situación aún más dolorosa que la última cuando estuvo con ellos.

Ha sufrido mucho después eso es porque les ama.

 

Él no estaba pensando que ustedes andan mal y no quiere repetir sufrir él es egoísta piensa solo en él no les ama.

2:17     

SU apostolado no lo hace por negocio sino por amor a Dios su deseo es que Jesús sea predicado.

 

La adúltera el evangelio, para ganancia propia. Saca provecho.

3:1-3    

No necesitamos recomendarnos ustedes conocen mi sinceridad.

Todo es muy claro no hay nada oscuro en ministerio

 

Se está recomendando a sí mismo nadie lo ha mandado.

 

Es muy cuestionable su ministerio.

3:4-6    

Confía en Dios pues Él lo ha hecho capaz como ministro.

Soy apóstol de un nuevo pacto que da vida y libertad

 

Es autosuficiente y no confía en Dios sino en sus propias fuerzas.

El abolió la ley, por tanto su predicación no tiene calor.

3:7-18   

Hay una gran diferencia entre los dos pactos. El nuevo es mayor que el primero Los ministerios diferentes.       

 

Él ha tratado de cambiar nuestras raíces acerca de Moisés, mostrándose superior a él.

4:1-6    

Ya hemos renunciado a todo que no es parte de nuestro evangelio.

Mi ministerio lo dejo a toda conciencia humana. El evangelio que predico esta encubierto solamente para aquellos que están bajo influencia de Satanás.

Predica a Cristo como Salvador y ellos sólo siervos por amor a Dios después a los hombres,

 

Están adulterando la palabra, y viviendo en astucias. No podemos comprobar la honestidad de lo que habla.

El evangelio que predica esta encubierto, no le vemos. Se está predicando a él mismo y sus compañeros.

4:7-12   

Estamos entregados a muerte por Jesús y para que ustedes tengan vida.

 

Está tratando de exaltarse por el sufrimiento que ha padecido, pero esto lo hace porque sé está gloriando.

4:13-15  

Creo en el evangelio y por eso habló de él y su veracidad.

 

Ni siquiera él cree lo que habla por eso no es efectiva.

5:1-10   

Vivo confiado en el Señor sabiendo que cada uno pagará de acuerdo a como haya hecho

 

Él cree tener la razón en todo. Confía en su rectitud desde su propio punto.

5:11-15

Conocemos el temor de Dios. El Señor nos conoce bien, a hombres podemos engañar a Dios no. Pero ustedes                también saben quiénes somos. No nos gloriamos, dejamos que ustedes por lo que ven juzguen saben que es de corazón Si somos locos es por Cristo.                     

 

No andan en temor de Dios. Ellos no andan en transparencia, muestran ser algo que no es.

Se están gloriando de apariencias. Están locos, no deberían oírles.

5:16-21  

Somos embajadores de Cristo. Él nos limpió de nuestra vieja naturaleza y nos mostró el ministerio de la reconciliación.

 

Se hacen llamar embajadores de Cristo pero miren sus pecados, sus vidas pasadas.

6:3-10   

Nos damos y recomendamos como ministros de Dios.

 

Ellos son ocasión de tropiezo para algunos.

7:2-16   

Escuchen ustedes saben a nadie hemos hecho daño

Les amo mucho, están en mi corazón.

 

Mírenlos ha dañado a la iglesia ha traído

Problemas.

No les ama ni está pendiente de ustedes.

10:1-6   

Yo Pablo tengo autoridad sobre ustedes.

Espero que crean no andamos en la carne.

No militamos en la carne nuestras armas son de Dios

 

No tiene ninguna autoridad en la iglesia. Ellos están andando carnalmente. Su conocimiento de Dios es errado y no tiene poder.

10:7-18  

Nosotros estamos y somos de Cristo. Mi autoridad la uso para edificarlos. Por carta o personalmente les voy a corregir como debe ser. No cabe en nosotros la comparación o alabanza a sí mismos.

Fuimos los primeros en hablarles del Señor, nunca nos metimos en ministerio de otros.

 

No están ni son de Cristo. Usa su autoridad mal está destruyendo. Por carta les trata fuerte pero cuando venga no tendrá valor.

Se han comparado con los grandes y han caído en competencia; y se alaban a sí mismo.

Ellos se metieron en el ministerio de otros.

11:1-11  

Si creen que estoy loco, bueno acéptenme, porque es por celo hacia ustedes. El evangelio es el mismo yo no he sido inferior a los grandes apóstoles.

No soy tosco en conocimiento ustedes lo saben.

Les he servido prefiriendo estar con ustedes sin ganar salario

 

Está loco y realmente esto le lleva a preocuparse de ellos mismos.

Comparen él no es tan grande como nuestros líderes que están en Jerusalén. Él no sabe hablar bien y a parte no tiene mucho conocimiento. Él lo que busca es tener ganancias materiales se aprovecha.             

11:12-15

Yo soy Apóstol verdadero de Dios ellos falsos.

A lo mejor hasta sea un apóstol falso.

 

11:16-29

Otra vez les digo no estoy loco, pero ahora les diré ahora es que ustedes como estoy y ustedes están firmes en la fe.

Yo soy judío, convertido, con renombre conocido entre todos de la misma descendencia que ellos.

Está loco no le escuchen. Él quien sabe de donde     apareció, no ha pasado por nada difícil como ustedes y nosotros.

 

11:30-33

Dios es mi testigo yo no les miento.

Él les está mintiendo en todo no le crean.

 

12:1:10  

Me gloriaré solo de lo que Dios ha hecho en mí y por mí.

Se está gloriando y hay jactancia en él.

 

12:11-13

Ustedes me conocen antes debieron defenderme de toda acusación.

Ustedes no le conocen nosotros si por eso hablamos de él.

 

12:14-21

Quiero que sepan que estoy pensando en ustedes no en lo de ustedes.

El solo quiere beneficio de ustedes, está buscan-      lo que tienen.

 

13:1-4   

Ustedes permitieron crítica porque no fui, pero ahora no seré tan misericordioso.

Él les promete venir pero nunca lo hace tiene miedo.

 

13:5-10  

No estamos reprobados por Dios como lo están ustedes y aquellos que nos acusan.

¿Pablo y sus compañeros están reprobados por

Dios?

 

 

POSICION DE LOS FALSOS MAESTROS

Podemos a través de este estudio acerca del ministerio de Pablo mezclado con su defensa, como aquellos que atacaron tanto su ministerio para poder ganar el favor de los de Corinto estaban tan lejos de la realidad de ser buenos y verdaderos ministros de Dios.

Al mismo tiempo podemos ver como una persona con tanto poder de palabra pude dañar la reputación y ministerio de otra persona.

Algunos puntos que podemos ver opuestos a Pablo y el verdadero ministro de Dios es:

1. Se metieron en el ministerio de otro.

2. Buscaron lo suyo propio y no el bienestar de la iglesia.

3. Querían ganar gloria ellos y no dársela a Dios.

4. Deseaban lucrarse con el evangelio.

5. Creían que el sufrimiento venía por el hecho de estar mal con    Dios, no conocían el verdadero evangelio de Cristo.

6. Había envidia en sus corazones con Pablo al ver su pureza, entrega y dedicación a Dios y su obra.

 

 

Preguntas en la Biblia

 

  • La Biblia contiene 2.526 preguntas (?)
  • En el Antiguo Testamento: 1.692
  • En el Nuevo Testamento: 834



  •  ¿Cuál es el propósito del autor en las preguntas en cada libro?

       Las preguntas formuladas en cada libro de la Biblia tienen varios propósitos: El primero sería, que El autor mismo quiere aclarar su tema y hace preguntas, algunas las responde y otras no, solo para aclarar su idea y el por qué escribe. El segundo propósito, preguntas hechas por los destinatarios y el autor las responde, o hace una pregunta al respecto. El tercer propósito, el autor cita preguntas de otras fuentes; y el cuarto propósito preguntas reales que ocurrieron en los eventos narrados.

       El autor utiliza las preguntas de observación:

  1. ¿Qué? : Para descubrir los eventos y las ideas
  2. ¿Quién?: Para descubrir las personas
  3. ¿Cuándo?: Para descubrir el tiempo
  4. ¿Dónde?: Para descubrir el lugar
  5. ¿Cómo?: Para descubrir los detalles
  6. ¿Por qué?: Para descubrir la razón

 

  •  ¿Qué importancia tiene para el interprete tomar en cuentas las preguntas en cada libro de la Biblia?

       Su importancia sería, tener más evidencias claras en la idea del autor y lo que él quiere comunicar, y no interferir con nuestras propias ideas. Las preguntas ocurren regularmente porque el autor quiere saber si es entendido; por eso es necesario el observar cuando la pregunta es hecha, ver el contexto, ¿El por qué se origina la pregunta? ¿Qué quiere dar a entender el autor?. Todo este proceso es el primer paso del Método de Estudio Bíblico, "La Observación"

 

  •  ¿Qué pasa cuando un libro de la Biblia no tiene ninguna pregunta?

       De los 66 libros de la Biblia, solo 7 no contienen ninguna pregunta. Los libros son: uno en el A.T, Sofonías; y seis en el N.T,  2 Timoteo, Tito, Filemón, 2 Juan, 3 Juan y Judas. Estos libro carecen de preguntas por parte del autor, son cartas muy sencillas y dejan su punto claro y más bien las preguntas sería nuestras. ¿Por qué no las hay? ¿Haría falta alguna? ¿Está clara la idea del autor? ¿Está bien la traducción de las copias originales? ¿Qué quedaría inexplicado que necesitaría una pregunta del autor para ver si es entendido? ¿Por qué este libro no tiene preguntas por parte del autor o de los destinatarios?

2 CORINTIOS

VISTA PANORÁMICA

La reprobación espiritual con frecuencia provoca reacciones variadas. Así sucedió en la iglesia de Corinto. Como resultado de la segunda carta del apóstol Pablo a ellos, llamada 1 Corintios (véase 1 Corintios 5:9), muchos de los creyentes corrigieron su conducta pecaminosa y comprendieron mejor las verdades cristianas básicas. Estas buenas noticias fueron traídas por Tito a su regreso de una visita a Corinto (7:6, 13–16).

 

Sin embargo, no todas las noticias eran buenas. Una minoría de la gente en la iglesia no se había arrepentido, y su resentimiento contra Pablo iba en aumento (10:2; 12:21). Peor aún, los maestros falsos que se oponían a Pablo y a su evangelio de la gracia, continuaban infiltrándose en la iglesia en Corinto (11:4). Pablo había invertido bastante tiempo en las vidas de estos creyentes. El había vivido entre ellos por 18 meses (Hch 18:11); había escrito ya a ellos más de una vez (v. Vista Panorámica de 1 Corintios) y había hecho visitas adicionales (2:1; 12:14; 13:1). Durante todo este tiempo, su amor profundo hacia ellos permanecía igual (2:4; 11:11; 12:15).

 

A fines del año 55 d.C. o a principios del 56, pocos meses después de haber escrito 1 Corintios, él envió esta carta a los cristianos en Corinto desde algún lugar en Macedonia (2:12–13; 7:5). Esta era la tercera o la cuarta carta que ellos habían recibido de él; dependiendo esto de si la carta “dolorosa” (2:4; 7:8) era lo que conocemos como 1 Corintios, o es alguna otra carta. El Espíritu Santo ha preservado sólo dos cartas a los Corintios en la Biblia. En esta carta, Pablo quería que sus lectores supieran que la defensa definitiva de su apostolado y autoridad, era la gracia de Dios que le fue mostrada como a un recién llegado, en comparación con los apóstoles que le precedieron (1:12). Al final de la carta Pablo prometió a los creyentes en Corinto una tercera visita (12:14; 13:1–2), visita que duró tres meses (Hch 20:2–3).

 

Después de sus saludos iniciales (1:1–11), Pablo explica su primer propósito: describir su ministerio a quienes en Corinto lo apoyaban (1:12–7:16). El escribe de la integridad de su ministerio (1:12–2:17), su interés sobre lo que es superior a la ley (3:1–4:15), de lo que lo controla (4:16–5:21), cómo es en comparación con otros (6:1–18) y su alegría por las vidas cambiadas (7:1–16). En los capítulos 8 y 9 Pablo explica su segundo propósito: completar los detalles de la colecta para los cristianos en Jerusalén que estaban en gran necesidad (v. Vista Panorámica de 1 Corintios). Este proyecto ya tenía un año (9:2) y necesitaba ser terminado. El propósito final de Pablo en esta carta es el de defender su apostolado contra los que se le oponían. El defiende su legitimidad con relación a Dios (10:1–11:6), a él mismo (11:7–33), a su contenido sobrenatural (12:1–13) y a otras personas (12:14–13:10). Los saludos finales están expresados en 13:11–14. El apóstol Pablo revela más de sus sentimientos personales acerca del ministerio cristiano en esta carta que en cualquier otra.

 

 

 

Bosquejo de 2 Corintios

 

I.

La carta es primordialmente apologética: Es una explicación de Pablo sobre su conducta y su ministerio apostólico

(1-2)

 

A. Salutación (1:1-2)

B. Acción de gracias por el consuelo divino en medio de la aflicción (1:3-11)

C. La integridad de los motivos y de la conducta de Pablo (1:12-2:4)

D. Perdón para el ofensor en Corinto (2:5-11)

E. La dirección de Dios en el ministerio (2:12-17)

F. Los creyentes corintios: una carta de Cristo (3:1-11)

G. Visión de la gloria de Dios con rostros descubiertos (3:12-4:6)

H. Tesoros en vasijas de barro (4:7-16a)

La perspectiva de la muerte y lo que ella significa para el cristiano (4:16b-5:10)

J. El ministerio de la reconciliación (5:11-6:10)

K. La llamada de un padre espiritual a sus hijos (6:11-7:4)

L. La reunión con Tito (7:5-16)

II.

Exhortación: La colecta para los cristianos de Jerusalén

(caps. 8-9)

 

A. Aliento a la generosidad (8:1-15)

B. Tito y sus acompañantes enviados a Corinto (8:16-9:5)

C. Resultados de una ofrenda generosa (9:6-15)

III.

Polémica: Pablo vindica su autoridad apostólica

(caps. 10-13)

 

A. Pablo defiende su autoridad apostólica y el área de su ministerio (cap. 10)

B. Pablo se ve forzado a jactarse (caps. 11-12)

C. Advertencias finales (13:1-10)

D. Conclusión

 

Figuras de Dicción de 2 Corintios

No

Referencia

Figura de Dicción

1

 

2

1:3

262 Epánodo

1:3. “Bendito sea Dios y Padre… Padre y Dios”.

444 Heterosis del grado

1:3. “… Padre de misericordia”; es decir, de gran misericordia.

3

1:6

101 Elipsis

1:6. La mejor forma de suplir la elipsis de la primera cláusula es suplir el verbo, repitiéndolo del modo siguiente: “Si somos atribulados, somos atribulados para vuestra consolación y salvación.”

4

 

5

 

6

1:10

239 Poliptoton

1:10. “El cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará…”  Nótese los tres tiempos: pasado, presente y futuro.  

431 Heterosis de los tiempos

1:10. “En quien hemos esperado (lit.; es decir, continuamos esperando).”

484 Metonimia del efecto

1:10. “el cual nos libró, y nos libra y… nos librará, de tan gran muerte”; es decir, de la persecución o aflicción que nos amenazó de muerte.

7

2:6

157 Tapéinosis

2:6. “Le basta a tal persona esta reprensión” (gr. epitimía), siendo aquí un eufemismo para castigo”.

8

2:11

160 Tapéinosis

2:11. “Pues no ignoramos sus artimañas”. Las conocemos bien.

9

2:14

424 Heterosis

2:14. “Pero gracias a Dios, quien siempre nos lleva en triunfo en Cristo Jesús…”; es decir, nos hace triunfar.

10

2:17

625 Símil

2:17. “Pues no somos como la mayoría, que trafican con la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo”; es decir, hablamos real y verdaderamente palabras sinceras, puras y divinas.  

11

3

378 Epítasis

3. Donde el v. 6 sirve de epítasis al v. 5, poniendo de relieve lo que se ha dicho anteriormente.

12





13

3:6

458 Metonimia de la causa

3:6. “el cual (Dios) asimismo nos capacitó como ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, pero el espíritu vivifica”. La “letra” es la Ley del Viejo Pacto; el “espíritu” es la ministración del Espíritu (v.8), que es el sello (Ef 1:13) del Nuevo Pacto, conforme éste se halla contenido en el Evangelio.

492 Metonimia del sujeto

3:6. “… la letra mata”; es decir, la Ley de Dios manifiesta su poder al convencer de pecado y hacer que el pecador se condene a sí mismo a muerte, que es la paga del pecado (Os 6:5;  Ro 7:10)

14

3:7

452 Hipálage

3:7. “Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras…” No era el ministerio, sino las letras, las que estaban grabadas en piedras.

15

3:11

101 Elipsis

3:11.  Aquí hay que entender diligentemente al original para suplir la elipsis como es debido. No hay que perder de vista el v. 10. El original, con la elipsis suplida, dice literalmente: “Porque si lo pasajero (lit. lo que es abolido, lo que pierde su vigencia), pasó por medio de gloria, mucho más lo que permanece, permanecerá en gloria”. Las dos frases griegas: día dóxes = por medio de la gloria, y: en dóxei = en gloria, no deben traducirse de la misma manera.

16

3:16

92 Elipsis

3:16. “Mas cada vez que alguno de esos corazones (del v. 15) se convierte al Señor, se va quitando (¡presente pasivo!) el velo de ese corazón.” Ese presente resulta enfático por parte de Pablo, pues explica por qué el corazón de ellos (los israelitas) se ha de volver hacia el Señor. Lo podemos leer como si dijera: “Cuando se les quiete el velo se convertirán al Señor” (Mal 4:6).

17

3:18

625 Símil

3:18. “Y todos nosotros, mirando a cara descubierta, como en un espejo, la gloria del Señor; vamos siendo transformados de gloria en gloria a la misma imagen, como por la acción del Señor, del Espíritu”: es decir, es verdaderamente una obra del Espíritu Santo en nosotros. Su oficio, en efecto, es glorificar a Cristo; y los que son conducidos por el Espíritu, se ocupan gozosos en contemplar a Cristo, pues así se van haciendo más y más semejantes a Él. En realidad, la medida en que “vamos siendo llenos del Espíritu” (Ef 5:18) es la medida en que así nos ocupamos en contemplar a Cristo.

18

4:2

411 Antimeria del sustantivo

4:2. “… renunciamos a los subterfugios de deshonestidad” (lit.); es decir, a los subterfugios vergonzosos.

19

4:3

596 Ampliación

4:3. Aquí se llama “los que se pierden” a quienes estaban (o están) todavía en camino de perdición eterna.

20

 

21

4:4

515 Metonimia del adjunto

4:4. “… el dios de este siglo”; es decir, de lo que se hace, y de la gente que vive en, y para, este mundo.

520 Metonimia de adjunto

4:4. “… el dios de esta mundo”. No es que el diablo sea un dios, sino que los mundanos lo reconocen prácticamente como a tal (Mt 4:9; Lc 4:6, 7).

22

4:6

417 Antimeria del sustantivo

4:6. “… para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios”; es decir, del conocimiento del Dios glorioso.

23

 

24

4:8

231 Mesarquía

4:8-9. “Que estamos atribulados en todo, mas no estrechados; en apuros, más no desesperados, perseguidos, mas no desamparados; derribados, más no destruidos.”

267 Derivación

4:8. “… en apuros (gr. aporoúmenoi), pero no desesperados (gr. exaporoúmenoi)”.

25

4:16

405 Antimeria del adverbio

4:16. Dice textualmente: “… aunque este nuestro hombre de afuera va decayendo, el de dentro, no obstante, se renueva de día en día”. Con estos adverbios, se contrasta nuestro exterior, este cuerpo que se va desgastando, con nuestro interior, el espíritu que se renueva de día en día.

26




27

4:17

405 Antimeria del adverbio

4:17. Dice literalmente: “Porque lo momentáneamente liviano de esta tribulación…” es decir, esta leve y momentánea tribulación. Y continúa el texto sagrado: “nos produce un peso excesivamente excesivo de gloria” (lit.); es decir, una abundancia sobreabundante, inconmensurable, de gloria.

613 Antítesis

4:17, 18 contiene varias hermosas antítesis.

28

 

29

 

30

 

31

5:1

343 Pleonasmo

5:1. “… la morada terrestre de este tabernáculo” (lit.). Se enfatiza así la diferencia entre este cuerpo mortal y el cuerpo celestial.

351 Perífrasis o circunlocución.

5:1. El texto dice literalmente: “…si nuestra casa terrestre de este tabernáculo”; es decir, este cuerpo.

812 Genitivo de Aposición

5:1. Dice textualmente: “Porque sabemos que si nuestra casa terrenal del tabernáculo”; es decir, nuestra morada terrenal que es este tabernáculo.

820 Genitivo dos dependiendo uno del otro

5:1. “… si la casa terrestre de nosotros (posesión) del tabernáculo (aposición)” (lit.).

32

5:4

267 Derivación

5:4. “… por cuando no queremos ser desnudados (gr. ekdýsasthai) sino revestidos (gr. ependýsasthai)”.

33

5:5

812 Genitivo de aposición

5:5. “… las arras del Espíritu”, lo mismo que en 1:22 (Ro 8:23) puede tomarse como “las arras que es el Espíritu” (o , mejor – “primisias” de lo que será la plena, final, operación del Espíritu en nuestra resurrección – genitivo partitivo)-

34

5:10

119 Elipsis

5:10. Este versículo dice textualmente, suplida la elipsis evidentemente en el original: “…para que cada uno recoja lo que practicó mediante el cuerpo, de acuerdo con (gr. pros = en relación a) lo que practicó, ya fuese bueno, ya fuese ruin” (es decir, no “malo”, sino “de ningún valor”; 1Co 3:13-15).

35

5:11

524 Metonimia del adjunto

5:11. “Conociendo, pues, el temor del Señor”; es decir, al Señor como al que debe ser temido.

36

5:16

33 Elipsis absolutas

5:16. “De manera que nosotros desde ahora a nadie conocemos según la carne (es decir, según su condición natural); y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos más así.” Supliendo “así”, se clarifica el sentido de la frase. Pablo declara que nuestra condición actual es espiritual en el Cristo resucitado de entre los muertos, como miembros que somos del Cuerpo Místico, Espiritual, de Cristo

37




38

 

39

5:17

71 Elipsis relativas

5:17. “De modo que si alguno está en Cristo, es creado nueva criatura.” Ésta perece la mejor forma de suplir el verbo, a no ser que se modifique la puntuación y se lea: “De modo que si alguno es una nueva creación en Cristo, las cosas viejas pasaron…”

225 Anadiplosis

5:17-18. Sólo en el original (y en algunos MSS), se aprecia la figura: “… son hechas nuevas todas las cosas. Y todas las cosas…”.

489 Metonimia del sujeto

5:17. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es”; es decir, tiene en sí una nueva naturaleza creada en él por obra de Dios (Ef 2:10). Esta nueva naturaleza produce nuevos deseos, pensamientos, etc. Lo mismo, en Ef 4:24 (Ro 8:3, 5; 12:2; 1P 3:4 y Ro 7:22; 2Co 4:16).

40

 

41

5:19

496 Metonimia del sujeto

5:19. “… Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” es decir, a los habitantes del mundo.

604 Silepsis

5:19. “… Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo (singular), no tomándole en cuenta sus transgresiones a ellos” (plural). Aquí, por metonimia, el “mundo” está en lugar de sus “habitantes”, lo cual expresa cumplidamente el Apóstol, mediante la silepsis, usando el plural en la frase segunda.  

42

5:20

33 Elipsis absolutas

5:20. “Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.” El pronombre os no está en el original y es incorrecto el suplirlo. Pablo no está exhortando a los fieles de Corinto a que se reconcilien con Dios. ¡Ya lo estaban! El propio Apóstol se incluye con ellos en el v. 18. En el v. 19, se refiere a los hombres en general; y en el v. 20, ruega a todas los hombres en general a que se reconcilien con Dios.

43

5:21

255 Antanaclasis

5:21. “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo (Dios) pecado.” En el primer caso, significa la malicia culpable; en el segundo, la responsabilidad expiable mediante el sacrificio por el pecado.

44

6:1

130 Elipsis falsa

6:1. “Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos…” Lo de suyos no está en el original, y oscurece el sentido del pasaje. En efecto, somos colaboradores, no con Dios, sino con nuestros hermanos. Este versículo se aclara con otro parecido, pero más evidente desde el punto de vista gramatical: 1 Co 3:9 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios…” Esta frase no significa que colaboramos con Dios, ya que la preposición griega syn (o: sun, como escriben otros) rige dativo, no genitivo; sino que Pablo se refiere a Ápolos, Cefas, etc. como colaboradores en una obra que es de Dios.

45












46

6:4

613 Antítesis

6:4-10. Esta porción contiene una serie de bellas antítesis: En los versículos 4-5, hay una experiencia amarga de siete clases de sufrimientos. En los versículos 5-6, siete modos de negación de sí mismo. En los versículos 6-8, siete medios que ayudan a preservar. Y en los versículos 8-10, siete resultados, expuestos en vivas antítesis:

  1. “como engañadores – pero veraces;
  2. como desconocidos – pero bien conocidos;
  3. como moribundos – más he aquí que vivimos;
  4. como castigados – mas, no entregados a muerte;
  5. como entristecidos – mas siempre gozosos;
  6. como menesterosos – más enriqueciendo a muchos;
  7. como no teniendo nada – más poseyéndolo todo”.

682 Oxímoron

6:4, 8-10. Toda esta porción es un continuo oxímoron, rayano en la más asombrosa paradoja.

47

 

48

6:16

92 Elipsis

6:16. “¿Y qué concordia puede tener el santuario de Dios con el santuario de los ídolos?” (Lit., suplida la elipsis).

668 Gnome o Cita

6:16. Está hecho de Lv 26:11-12 y Ez 37:27, diferenciándose del texto de los LXX.

49

7:5-6

141 Asíndeton

7:5-6. El Apóstol termina esta lista de problemas del modo  más rápido, para llegar a la gran conjunción adversativa griega allá = Pero Dios, que consuela a los abatidos, nos consoló can la visita de Tito.

50

7:11

192 Anáfora

7:11. Aquí se repite seis veces la conjunción griega allá, que significa realmente “pero”, por lo que una traducción fiel habría menester de una elipsis, del modo siguiente: “Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué gran diligencia produjo en vosotros!, pero no solo eso,

  • sino disculpa (gr. apologían) [con respecto a ellos mismos]
  • sino indignación, [con respecto a ellos mismos]
  • sino temor, [con respecto a Pablo]
  • sino ardiente deseo, [con respecto a Pablo]
  • sino celo [con respecto al que obró mal]
  • sino vindicación.” [con respecto al que obró mal]

51

8:2

682 Oxímoron

8:2. “… la abundancia de su gozo y su extrema pobreza abundaron en riquezas de su generosidad”. ¡He ahí un elegantísimo oxímoron!  

52

 

53

8:8

406 Antimeria del adjetivo

8:8. “para poner a prueba… lo genuino de vuestro amor” (lit.); es decir, la autenticidad, o genuinidad, de vuestro amor.

420 Antiptosis

8:8. “… la genuinidad de vuestro amor”; es decir, vuestro amor genuino.

54

8:14

73 Elipsis relativas

8:14. “Sino para que en la ocasión presente (lit.)., la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también, en otro ocasión, la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, de forma que haya igualdad” (lit.)

55

8:19

113 Elipsis

8:19. “Y no sólo su alabanza en el evangelio se oye por todas las iglesias (del v. 18), sino que también fue designado por las iglesias como compañero…” El énfasis del original está en el participio “designado”.

56

9:5

689 Idiotismo

9:5. Dice literalmente: “Pues me apareció necesario exhortar a los hermanos a que fuesen delante (de mí) a vosotros y preparasen de antemano vuestra bendición (es decir, vuestra donación generosa) antes prometida, etc.”

57



58

9:6

226 Anadiplosis

9:6. Dice el orinal: “El que siembra escasamente, escasamente segará también; y el que siembra generosamente, generosamente segará también.” Hay aquí un doble epánodo (v. en su lugar)

261 Entretejido

9:6. Aquí nos ofrece el griego un bello ejemplo de esta figura: “El que siembra escasamente, escasamente segará también; y el que siembra generosamente, generosamente segará también.”

60

9:8

424 Heterosis

9:8. “Y poderosos es Dios para hacer que abunde…toda gracia.”

61

9:14

45 Elipsis

9:14. “A causa de la sobreabundante gracia de Dios sobre (lit.) vosotros.” El griego eph´ humín = sobre vosotros, exige que se suple un verbo como “derramada” (Ro 5:5).

62

9:18

250 Poliptoton

9:18. La segunda parte de este versículo dice literalmente: “… a fin de que teniendo en todo tiempo en todo toda suficiencia,  abundéis para toda obra buena”. Si a esto añadimos el “todo gracia” de la primera parte del versículo, tenemos en un mismo versículo 5 “totalidades”.

63

10:1

797 Sincóresis

10:1. Aquí les concede lo que se piensa de él (“tan poca cosa”); pero los versículos 2 y 11 muestran que lo hace para ganar otro punto. También, en 12:16.

64

10:4

415 Antimeria de sustantivo

10:4. “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas para Dios” (lit.); es decir, inmensamente poderosas.  

65

10:5

817 Genitivo de relación y objeto

10:5. “… a la obediencia de Cristo” (lit.); es decir, a la obediencia que sse debe a Cristo.

66

10:6

267 Derivación

10:6. “y estando prontos para castigar toda desobediencia (gr. parakoén), cuando vuestra obediencia (gr. kypakoé) sea perfecta.

67

10:12

245 Poliptoton

10:12. “Porque no nos atrevemos a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos, y comparándose consigo mismo, no son sensatos.” La fuerza de la figura aquí se nota mejor si analizamos la estructura del versículo:

a.            Porque no nos atrevemos

    1. A contarnos (gr. enkrínai) o compararnos (gr. synkrímai)
      1. Con algunos que se alaban a sí mismos;
  1. Pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos,

b.   y comparándose (gr. synkrínontes) consigo mismos,

a.            no son sensatos.

 

  Aquí tenemos,  en “a” y “a” una declaración: en “a” de lo que no somos; en “a”, de lo que son ellos. En “b” y “b”, tenemos una comparación. En “c” y “c”, el alabarse y medirse ellos por sí mismos. Nótese también que en “b” y “c”, el pronombre ocurre una sola vez, mientras que en “b” y “c” ocurre dos veces en cada miembro. Para el sentido del verbo “comparar” véase 1Co 2:13.

68

10:16

464 Metonimia de la causa

10:16. “… sin entrar en la esfera (lit. Línea) de otro para gloriarnos en lo que ya estaba preparado”.

69

11:3

172 Homeoptoton

11:3. “Pero temo que… vuestros pensamientos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad de Cristo (lit. de la sencillez y pureza hacia Cristo), En el original, para “sencillez y pureza” tenemos: “tes haplótetos kay tes hagnótetos”.

70

11:4

504 Metonimia de sujeto

11:4. “Porque si viene algunos predicando a otro Jesús”;  esto es, una doctrina diferente con respecto a Jesús. (Gá 1:8. 9).

72

11:14

93 Elipsis

11:14-15. “Y no es de extrañar, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que no es muchos de extrañar, si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”, sean cuales sean las paraciencias actuales. Ésta es la más sutil y peligrosa de las artimañas de Satanás:

  1. Da vueltas como un “león” rugiente (1P 5:8), y ya sabemos que hemos de huir de él.
  2. Engaña con astucia, como engaño a Eva la serpiente (2Co 11:3), y  hay razón para temer que algunos se extravíen.
  3. El  más peligroso de todos sus enredos es cuando se disfraza de “ángel de luz”, y aquí es donde muchos siervos de Dios caen en la trampa con la excusa de “hacer el bien”, según lo llaman.

73

11:17

277 Paréquesis

11:17. “… sino como en locura, con esta confianza de la jactancia (lit.). En hebreo, las dos palabras proceden de la misma raíz, con lo que tendríamos la semejanza de hithallel y hitholel.

74

11:19

679 Ironía humana

11:19. “Porque de buena gana toleráis a los necios, siendo vosotros cuerdos”.

75

 

76

11:20

33 Elipsis

11:20. “… si alguno toma lo vuestro…” “Lo vuestro” (es decir, “vuestros bienes”) falta en el original, pero se suple con facilidad.

503 Metonimia del sujeto

11:20. “Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora”; es decir, se aprovechan de vuestros bienes, como lo aclara el contexto posterior. Así se expresa precisamente David en el Salmo 14:4 “… que devoran a mi pueblo como si comiesen pan”.

77

 

78

11:22

58 Elipsis

11:22. “¿Son hebreos? Yo también soy”, etc.

794 Antístrofe

11:22. “¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo”, etc. Versículos igualmente en epifoza.  

79

 

80

11:23

394 Hipotimesis

11:23. “… (Hablo como si hubiera perdido el juicio)”.

484 Metonimia del efecto.

11:23. “… en muertes (lit.), muchas veces”; esto es, en frecuentes peligros de muerte.

81

11:25

549 Sinécdoque de la especie

11:25. “… una noche y un día he hecho (lit.) en lo profundo”; esto es pasé una noche y un día en alta mar con peligro de naufragio.

82

 

83

 

84

11:26

192 Anáfora

11:26. Aquí tenemos repetida 8 veces la expresión: “en peligros”

442 Heterosis del número (sustantivos)

11:26. “… Peligros en la ciudad, peligros en despoblado”; es decir, en las ciudades y en lugares despoblados.

810 Genitivo

11:26. “… peligros de ríos”; peligros ocasionados por ríos.

85

12:10

682 Oximoron

12:10. “… cuando soy débil, entonces soy fuerte”. Esto es una necedad para el hombre natural, pero es suprema sabiduría para el hombre espiritual, pues el poder de Dios se manifiesta en la debilidad del hombre (v.9).

86

12:11

682 Oximoron

12:11. “… en nada he sido inferior a aquellos supe apóstoles (lit.), aunque nada soy”.

87

12:13

679 Ironía humana

12:13. “… ¡Perdonadme este agravio!

88

12:16

50 Elipsis

12:16. El original dice literalmente, supliendo la elipsis: “Mas sea así (que) yo no os fui gravoso; sino que diréis que, siendo astuto, os prendí  con engaño.” De esta manera, se comprende mejor la ironía de Pablo.

89

12:18

45 Elipsis

12:18. “Rogué a Tito que fuese a vosotros.” Falta en el texto lo subrayado, pero se sobreentiende.

90

13:5

677 Ironía

13:5. “Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos.” El hipérbaton, mediante el cual el pronombre griego heautoús = “a vosotros mismos” es colocado a la cabeza de la frase, muestra dónde se carga el énfasis y nos dice que es una ironía salida de un corazón herido.

 

 

Arqueología 2 Corintios

 

AUDITORIO

Pablo escribió esta carta para los creyentes en Corinto.




HECHOS CULTURALES Y RELEVANTES

Al igual que 1 Corintios, 2 Corintios fue la respuesta de Pablo para las situaciones diversas en la iglesia corintia. Por un lado, los corintios le habían prestado atención a sus reproches en varias aspectos, y él quería compartir su alivio y agradecimiento (2Co 1:1-2:13). Pero por otra parte, él encontró necesario animar a los creyentes corintios para que evitarán formar «yunta con los incrédulos» (6:14-7:1) y reprochar a aquellos que se habían sometido a la tiranía religiosa de los «super apóstoles» (10:1-13:10). Él también quería enseñarles a estos creyentes la verdadera naturaleza del ministerio cristiano (2:14-7:4) y alentar su generosidad (caps 8-9). En resumen, Pablo estaba continuando el trabajo de tratar de traer a su iglesia a la madurez y la estabilidad.




AL LEER

            Observe la naturaleza personal de la carta. ¿Qué tipo de conflictos son tratados? ¿Qué consejos dio Pablo acerca de relaciones interpersonales polémicas de la iglesia? Observer nueva información acerca de Pablo que no aparece en ninguna otra parte de la Escritura.  




¿SABÍA USTED QUE?

  • La tinta aplicada a documentos de pergamino o papiro tendía a desteñirse y se podía borrar o eliminar fácilmente (3:3).
  • Los tesoros eran a menudo escondidos en tinajas de arcilla, las cuales tenían poco valor y belleza en sí mismas y no atraían la atención (4:7).
  • En el mundo secular antiguo, «reconciliación» era un término diplomático que se refería a la armonía establecida entre enemigos a través de tratados de paz (5:18).




TEMAS

Segunda de Corintios incluye los siguientes temas:

 

1. Ministerio de reconciliación. El amor de Pablo hacia los corintios se hizo evidente a través de su alegría por el arrepentimiento de éstos y su compromiso renovado hacia él (7:9), su orgullo en ellos (1:14; 7:4) y su esperanza por el futuro de ellos (1:7). El deseo y la meta de Pablo era la reconciliación, entre él mismo y los corintios; entre los miembros de la iglesia corintia, y más importante aún, entre Dios y los seres humanos.

2. Generosidad al dar. Pablo alentó a los corintios a renovar su compromiso con la colecta para los creyentes en Jerusalén (8:1-9:15). El apóstol enseñó que la caridad es un acto de obediencia, que da como resultado una recompensa eterna y glorifica a Dios. A menudo Dios recompensa la magnanimidad con abundancia material para hacer posible la generosidad adicional.

 

3. Defensa del apostolado de Pablo. Algunos en la iglesia corintia se habían aislado de Pablo por la presencia e influencia de rivales jactanciosos. Pablo defendió su apostolado e hizo una apelación ferviente para que estas personas aisladas renovaran su compromiso hacia él. La ruptura entre Pablo y algunos corintios no fue solamente por razones teológicas, sino que tenía sus raíces en las costumbres culturales de los corintios que chocaban con los valores cristianos.



SITIOS ARQUEOLÓGICOS

 

2 Corintios 1. “Corinto”

 

La antigua ciudad de Corinto se encontraba en un istmo entre Grecia continental y el Peloponeso, el área suroeste de Grecia. El istmo medía como 6.000 m de ancho en su punto más estrecho, lo cual condujo a muchos a considerar cavar un canal ahí (un sueño que no se cumplió hasta la época moderna). Habían dos puertos cerca: Lequeo al norte, en el Golfo de Corinto, y Cencreas al sur, en el Golfo Sarónico. La ubicación de Corinto convirtió a la ciudad en un sitio de gran importancia estratégica y económica. Los barcos a menudo preferían navegar a Corinto y transportar sus bienes por tierra a través del istmo en vez de arriesgarse y navegar por las aguas embravecidas del Peloponeso. Esto trajo mucho comercio a la ciudad, junto con vicios frecuentemente asociados con los bulliciosos centros de comercio. No es sorprendente, por lo tanto, que la antigua Corinto se convirtiese en un sinónimo para la inmoralidad sexual.

 

La historia de Corinto se puede dividir en dos periodos distintos: su larga duración como una de las ciudades principales de la civilización griega clásica, y sus posteriores años luego de la conquista romana como un cruce de caminos cosmopolita. La ciudad clásica fue durante un tiempo un participante principal en la política de Grecia y fue particularmente importante en la larga historia de competencia entre Atenas y Esparta (Corinto usualmente se colocaba del lado de Esparta). Más tarde, como cabeza de la Liga Aquea (una coalición de ciudades griegas), lideró la resistencia ante la agresión romana. Su papel como anfitrión de los Juegos ístmicos (superados en prestigio únicamente por los juegos olímpicos) mejoró grandemente el antiguo estatus de Corinto. Esta ciudad, sin embargo, fue destruida en 146 a.C. por el general romano Lucio Mummio. Aunque algunos habitantes se quedaron en los alrededores de Corinto, la ciudad no alcanzó prominencia de nuevo sino hasta 44 a.C., cuando Julio César la volvió a fundar como una colonia romana.

 

La nueva ciudad era romana en su administración y arquitectura, con la mayoría de la población compuesta de hombres libres. Las ventajas naturales del sitio, junto con el vigor emprendedor de los libertados, pronto condujo a la prosperidad renovada. El Corinto de la era del Nuevo Testamento se consideraba una de las ciudad más bellas del mundo greco-romano. Su importancia en comercio y su estatus como un centro administrativo romano hizo a Corinto una ciudad importante en la época de Pablo.

 

Corinto tenía una población mezclada y cosmopolita, corno se reflejaba en sus varios santuarios religiosos:

  • Los visitantes de Corinto aún pueden encontrar evidencia arqueológica de ofrendas votivas hechas a Asclepio, el dios de la medicina, en agradecimiento por sanidades. Estas ofrendas eran modelos de arcilla de partes del cuerpo (a menudo brazos, piernas y órganos sexuales) que el dios aparentemente había curado, colgados alrededor del templo como tributos para él.

 

  • Corinto era la ubicación de un templo famoso dedicado a la diosa Afrodita que supuestamente empleaba a 1.000 prostitutas del templo. Aunque esta cantidad puede ser una exageración, los eruditos no pueden dudar que esta ciudad puerto apoyaba una próspera industria de prostitución, probablemente centrada alrededor de tal santuarío.

 

  • También habían templos dedicados a otros dioses griegos tales como Poseidón, dios del mar (apropiado para la ciudad puerto), y a Deméter y Perséfone, diosas de un antiguo culto griego a la fertilidad.

 

  • La naturaleza cosmopolita de Corinto se refleja en el hecho de que también tenía varios lugares de alabanza para las deidades extranjeras, tal como un santuario a la diosa egipcia Isis, así como una sinagoga judía.

 

Con su diversidad cultural, riqueza, paganismo e infame libertinaje, Corinto tal vez no era el lugar donde los espectadores hubieran esperado que la iglesia prosperara. A pesar de todo, fue precisamente ahí donde Pablo disfrutó de uno de sus más exitosos ministerios, y también ahí donde experimentó algunos de sus peores retos con los primeros conversos al cristianismo.


NOTAS CULTURALES E HISTÓRICAS

 

2 Corintios 2. “Visitas y cartas de Pablo a Corinto”

La cronología de las visitas y de las cartas de Pablo a Corinto es difícil de seguir y algo polémica, pero la secuencia siguiente es una interpretación razonable de los registros bíblicos:  

  • Primera visita (50-52 d.C.): Pablo visitó Corinto durante su segundo viaje misionero, quedándose allí por casi dos años con Aquila y Priscila, quienes eran refugiados de Italia debido al decreto del emperador Claudio en 49 d.C. que expulsó a los judíos de Roma (Hch 18:1-18). Pablo fue convocado ante el procónsul Lucio Junio Galión durante el verano de 51 d.C.

 

  • En 52 d.C. Pablo, en compañía de Priscila y Aquila, salió de Corinto, y trasladó el centro de su ministerio a Éfeso, donde trabajó durante unos tres años (Hch 18:18-19:41). Durante su ausencia, Apolos visitó Corinto en nombre de Pablo.

 

  • Pablo escribió su primera carta (ahora perdida) para Corinto; esta incluía una advertencia contra la vinculación con gente inmoral (1Co 5:9-11).

 

  • Pablo despachó a Timoteo y a Erasto a Corinto (Hch 19:22; 1Co 4:17; 16:10) y recibió del hogar de Cloé noticias acerca de disputas dentro de la iglesia (1Co 1:11), así como preguntas de la congregación, presentadas por Estéfanas, Fortunato y Acaico (1Co 16:17).

 

  • De Éfeso (aprox. 55 ó 56 d.C.) Pablo mandó una segunda carta (1Co) a la iglesia allí, con instrucciones de cómo recoger dinero para los cristianos necesitados en Jerusalén (1Co 16:1-3). Aquila y Priscila permanecieron en Éfeso, y Tito y Timoteo regresaron a Pablo desde Corinto (ambos se mencionan en 2Co 1:1; 12:18).

 

  • Segunda visita (56 ci.C.). Pablo experimentó una visita «dolorosa» a Corinto (1Co 4:19; 2Co 2:1-2).

 

  • Poco tiempo después de esta visita, él escribió una tercera carta (también pérdida), mandándola con Tito como una carta de «muchas lágrimas», regándoles a los corintios que cambiaran su comportamiento (2:3-9,13; 7:6-15; 8:6). Algunos eruditos creen que esta carta de «lágrimas» era ya sea 1 Corintios o 2 Corintios 10-13.

 

  • Pablo continuó hasta puerto marítimo de Troas en Asia, donde él esperaba encontrarse con Tito, quien falló en llegar (Hch 20:1; 2Co 2:13). Pablo después lo encontró en Macedonia. Tito reportó algún éxito con los corintios: La congregación se había ocupado de su ofensor (vv. 7-8; 7:5-16), pero su sumisión al liderazgo de Pablo había disminuido (10:1-13:10).

 

  • Pablo despachó una cuarta carta (probablemente 2Co) a Corintios con Tito, quien supervisó la colecta para Jerusalén y preparó todo para la visita de Pablo (8:6-24; 13:1-10). Esta carta se escribió aproximadamente un año después de 1 Corintios. Las iglesias a través de Macedo-nia donaron generosamente para los necesitados en Jerusalén (2Co 8:1-2).

 

  • Tercera visita: Pablo se quedó en Corinto durante tres meses para finalizar la colecta y reconciliarse con la iglesia (Hch 20:2-3; 2Co 12:14; 13:1). Priscila y Aquila regresaron a Roma mientras que Timoteo permaneció con Pablo (Hch 20:4; Ro 16:3,21). Las iglesias aqueas contribuyeron para los pobres de Jerusalén (Ro 15:26).

 

  • Alrededor de 57-61 d.C., Pablo entregó el regalo de ayuda para Jerusalén, después de lo cual se encontró a sí mismo encarcelado en Cesarea y Roma (Hch 21:15-28:31).6 En aproximadamente 61 d.C. Pablo fue liberado de la cárcel y salió de nuevo a predicar (Fil 1:25-26; 2:24; Flm 22).



NOTAS CULTURALES E HISTÓRICAS

 

2 Corintios 3. “Las cartas en el mundo greco-romano”

 

En el mundo greco-romano las cartas le permitían a la gente mantenerse en contacto con otros a través de grandes distancias. Varios tipos de cartas se han identificado, incluyendo cartas familiares y cartas de amistad, alabanza o culpabilidad, exhortación y recomendación. La carta greco-romana típicamente consistía de varias partes, comenzando con una introducción que identificaba al escritor y al destinatario y expresaba saludos. Una pequeña declaración de agradecimiento frecuentemente seguía a la introducción, después de la cual el autor presentaría el cuerpo principal de la cada. El escritor concluiría con deseos de buena salud y una declaración de despedida. Los estudiantes en escuelas griegas eran instruidos en las convenciones de escritura de cartas, y los escribas entrenados en el arte de la escritura estaban disponibles para ayudar a otros a redactar cartas.

 

La forma de la carta tradicional es visible en las cartas de Pablo, aunque él la adaptó de varias maneras:

  • Él transformó el saludo griego en una invocación de gracia y paz.
  • Él a menudo extendía la sección de agradecimiento incluyendo oraciones a Dios.
  • Él colocaba una bendición en lugar de la despedida tradicional.

 

En el uso de este estilo, vemos que Dios eligió comunicar el mensaje del Nuevo Testamento de una forma familiar a sus primeros receptores.


NOTAS CULTURALES E HISTÓRICAS

 

2 Corintios 5. “El Tribunal”

 

Pablo afirmó en 2 Corintios 5:10, «porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo» (cf. Ro 14:10). La palabra griega traducida o como «tribunal» es bema. Una bema, referida varias veces en la literatura clásica, era la plataforma elevada del orador desde la cual se leían proclamaciones y sobre la cual se paraban los ciudadanos para comparecer ante oficiales. El Nuevo Testamento se refiere a tres bemas:

 

  1. Pilato juzgó a Jesús en la bema en Jerusalén (Mt 27:19; in 19:13).
  2. El rey Herodes Agripa I fue golpeado por un ángel del Señor mientras daba un discurso en la bema en Cesarea (Hch 12:21-23), y Pablo más tarde tarde apareció ahí, ante el gobernador Porcio Festo (Hch 25:1-12).
  3. Los judíos de Corinto trajeron a Pablo a la bema para ser juzgado por el gobernador Galión (Hch 18:12-17).

 

La bema corintia donde se juzgó a Pablo fue excavada. Es una estructura grande de piedra al lado del agora, o mercado público, se elevaba unos 2,3 m sobre el pavimento y originalmente estaba cubierta con precioso mármol tallado. Una inscripción en latín parcialmente reconstruida que se encontró cerca dice, «Él reforzó la rostra y personalmente pagó el gasto de construir todo el mármol». (La palabra rostra es el equivalente en latín de bema).



LA VERACIDAD DE LA BIBLIA

 

2 Corintios 7. “Fundador del Cristianismo: ¿Pablo o Jesús?

 

En la época moderna ha sido popular entre algunos grupos argumentar que Pablo tomó el mensaje sencillo de Jesús y a partir de este creó algo completamente diferente: «cristianismo». Este argumento es erróneo. Aunque sin duda existen diferentes énfasis en las enseñanzas de Jesús y Pablo, éstas en gran parte se deben a sus ambientes únicos de ministerio. Jesús operaba dentro del judaísmo palestino, donde la ley de Moisés se enseñaba extensamente, mientras que Pablo funcionaba principalmente entre los paganos; quienes eran poderosamente influenciados por las culturas greco-romanas de sus alrededores. De cualquier forma, los puntos de convergencia entre los dos pesan mucho más que las diferencias.

 

El punto de acuerdo más crucial es la identidad de Jesús como el Mesías. Hoy día muchos argumentan que Jesús y la iglesia primitiva se sostenían de una «cristología mediocre» que consideraba al Mesías nada más que como un hombre increíble, mientras que Pablo y otros cristianos helenísticos del siglo II desarrollaron una «cristología superior», en la cual se declara a Jesús como una figura divina. Es cierto que el propio Jesús mantuvo su identidad mesiánica de manera discreta durante la mayoría de su ministerio, pero esto no fue debido a falta de confianza en sí mismo o en su misión. Más bien, él se dio cuenta de que la gente fundamentalmente mal interpretaría el verdadero llamado del Mesías. Los acontecimientos que marcaron la última semana de su vida (la Entrada Triunfal, la acción en el Templo, la Última Cena, etc.) demuestran que él se reconocía a sí mismo como el Mesías. Además, Jesús frecuentemente y sin titubeos reclamó para sí mismo prerrogativas divinas tales como, el derecho de dictar la Ley, como lo había hecho Dios en el Sinaí (Mt 7:24-29) y de perdonar el pecado (Mt 9:2). También, el ex-fariseo Pablo, con costos podía usar el título Christos («Mesías» en griego) fuera de las pautas normales judías.

 

Igual de importante es la convergencia entre Jesús y Pablo en términos de las características de la vida del reino. ¿Dónde aprendió Pablo la centralidad absoluta del mandamiento de amor (1Co 13; Gá 5:6,14)? ¿Dónde aprendió que los cristianos deben de amar hasta a sus enemigos (Ro 12:14-21)? ¿Dónde aprendió, en efecto, a derrocar los valores tradicionales de la sociedad y alegremente encargarse del papel de sirviente (1Co 1:26-31)? ¿Dónde, para resumir, aprendió que la cruz era el camino paradójico hacia la victoria (1Co 1:23; Gá 6:14; Fil 2:5-11), la manera en que Dios traería nueva vida al mundo? La respuesta obvia a todas estas preguntas: de las enseñanzas de Jesús, el autor de nuestra fe.



NOTAS CULTURALES E HISTÓRICAS

 

2 Corintios 10. “Las primeras herejías cristianas”

En sus epístolas del Nuevo Testamento, Pablo frecuentemente les advirtió a sus lectores tener cuidado con las enseñanzas falsas (p.ej., 2Co 11:3-4). Estas advertencias revelan que desde un inicio el cristianismo estaba vulnerable a las distorsiones y las herejías que tomaron muchas formas a través del énfasis excesivo de algunas enseñanzas centrales cristianas y a la negación de otras.

 

Los «super apóstoles» que se opusieron a Pablo en 11:5, parecen haber cometido un error al sobreenfatizar su propia virtud (11:15) y al jactarse acerca de revelaciones que supuestamente habían recibido (12:1). Tal vez ellos eran similares a los opositores judaizantes que Pablo enfrentó en Galacia, cuyas enseñanzas requerían la continuación de las costumbres judías y condujo a una imposición de la circuncisión y de las leyes dietéticas sobre los gentiles.- Pablo condenó a aquellos que distorsionaban el Evangelio mediante la adición de requisitos judíos (Gá 1:8) y predicó la salvación sobre la base de la fe en vez de sobre las obras. El montanismo fue una herejía posterior que colocó un énfasis estricto en el cumplimiento de la ley. Surgió durante el siglo II y alentaba palabras proféticas excesivas en la esperanza de acelerar el regreso de Cristo.

 

Otras herejías tempranas cristianas que negaban las creencias centrales del cristianismo incluían el gnosticismo, el docetismo, el ebionismo y el arrianismo.

  • Los gnósticos era un grupo diverso, sin embargo, el principio central de su filosofía era que el mundo material era por naturaleza malvado y que a través del conocimiento uno podía ascender a la espiritualidad pura del mundo celestial.
  • Los docéticos, un subgrupo de los gnósticos, afirmaban la deidad de Jesús pero negaban su humanidad, creían que un ser divino era incapaz de sufrir y concluían que Jesús solamente parecía ser humano y experimentar dolor.
  • En el extremo opuesto, comenzando a fines del siglo I d.C., una secta judía cristiana conocida como los ebionitas negó la deidad de Jesús, prefiriendo verlo como un ser humano quien obedeció la ley de manera perfecta y quien fue recompensado con el título de Mesías.  
  • Similarmente, en el siglo IV los arrianos negaron la divinidad de Jesús, lo degradaron a un estatus de semidiós (un ser con más poderes que los mortales pero menos que un dios, o una persona tan extraordinaria que parece acercarse a lo divino). Ellos argumentaban que sostener la divinidad de Jesús podría contradecir la creencia en la unicidad e inmutabilidad de Dios.

 

Los credos compuestos por la iglesia primitiva fueron un intento de combatir la herejía e identificar la enseñanza ortodoxa. Enfatizan la singularidad de Jesucristo, quien simultáneamente es por completo Dios y por completo hombre.



PUEBLOS, TERRITORIOS Y GOBERNANTES ANTIGUOS

 

2 Corintios 11. “Aretas IV de Nabatea y Petra”

 

Aretas IV gobernó el reino desértico de Nabatea desde 9 a.C. hasta 40 d.C. Con su capital en Petra, esta nación incluía a Siria meridional, Jordania, el Néguev de Israel, la península de Sinaí, partes de los desiertos orientales de Egipto y la región noroccidental de Arabia Saudita. Comenzando en el siglo IV a.C., Nabatea comenzó a acumular gran riqueza a través del comercio, mediante caravanas, de bienes lujosos del Oriente.

 

Aretas IV, aunque un usurpador con solo un reclamo mínimo al trono, se convirtió en el gobernante más poderoso de Nabatea, eventualmente obtuvo el reconocimiento oficial de César Augusto. Durante su gobierno, el reino alcanzó su cumbre comercial, cultural y artística. Varias monedas acuñadas por Aretas IV han sobrevivido, muchas de ellas portando su imagen.

 

Una de las hijas de Aretas IV se casó con Herodes Antipas, el hijo de Herodes el Grande y el gobernante de Galilea y Perea en Transjordania desde 4 a.C. hasta 39 d.C. Herodes Antipas después se divorció de la hija de Aretas para poder casarse con Herodías, la esposa de su medio hermano Herodes Filipo 1. Juan el Bautista denunció esto, advirtiéndole a Herodes Antipas, «La ley te prohíbe tener a la esposa de tu hermano» (Mr 6:18). Juan fue encarcelado y finalmente ejecutado por petición de Herodías (Mt 14:1-12; Mr 6:14-29). Ya que también existía una disputa entre Aretas IV y Antipas por un territorio llamado Gamalitis, Aretas usó el rechazo de Antipas de su esposa nabatea como una ocasión para hacer la guerra. El historiador judío Josefo documentó que cuando Aretas IV destruyó la mayoría del ejército de Antipas unos cuantos años después,  muchos judíos vieron esto como retribución divina por la ejecución de Juan (Antigüedades, 18.5.2).

 

El sitio nabatea más famoso es Petra, ubicada en la actual Jordania en lo que antes había sido territorio edomita. Se encontraba cerca del camino real, una de las rutas comerciales más importantes al lado oriental del río Jordán. Este sitio ocupa un área de aproximadamente 1,6 km de largo y una distancia un poco m-nor de ancho. Tumbas magníficas y salones de banquete fúnebres se habían tallado en las montañas de piedra arenisca alrededor del área, de los cuales los más famosos son la Tesorería del Faraón (también conocido como Templo de los leones alados) y las tumbas reales. Un antiguo sitio de culto encontrado sobre una de las cimas circundantes presenta uno de los altares mejor preservados de la antigüedad. Petra puede posiblemente identificarse como Selá, el sitio del Antiguo Testamento capturado por Amasías de Judá (2R 14:7). Alrededor de 312 a.C., cuando los griegos tomaron control del Cercano Oriente, Petra era la capital de los nabateos, quienes pudieron haber emigrado del Golfo Pérsico.

 

Después de que Pablo comenzó a predicar en las sinagogas de Damasco, los judíos locales, con el apoyo del etnarca romano bajo Aretas IV, trataron de matarlo, pero él logró escapar (Hch 9:23-25; 2Co 11:32-33). Este incidente indica que ambos, Roma y Aretas IV, tenían poder político en Damasco.

 

 

Palabras clave: consolar (consolación), tribulación (atribulado, aflicciones, padecer), tristeza (contristar, entristecido), gloriarse (gloria, glorioso), confianza (confiar), recomendarse (alabar), muerte, vida, corazón, gozo (gozarse, gozoso), ministerio (ministración), gracia, Tito, deferencias al enemigo, serpiente, Satanás.

 

Conclusión: "Lo significativo de esta epístola para la historia bíblica no debe ser minimizado por su dimensión fuertemente personal. El carácter de Dios está en juego, su amante gracia expresada más admirablemente en la debilidad de la cruz que Pablo insiste es la única expresión verdadera del discipulado. De allí la disposición de Pablo para gloriarse en sus debilidades, puesto que ellas sirven para magnificar el evangelio de la gracia, el verdadero poder de Dios obrando en el mundo"  

 

 

 

Nehemías vivió en el año 446 a.C. Su nombre significa “Dios Consoló”, Dios quería consolar a su pueblo Israel. Nehemías servía como copero en la corte del Rey, se podría decir que vivía cómodamente, gozaba de una muy buena posición económica y social, nada le faltaba, llevaba una vida tranquila, hasta que un día Dios lo llamó para algo especial. Nh. 1:1-3. Restauración. Dios es un Dios de Restauración. Restauración es reedificar, volver a hacerlo nuevo y mejor que antes.

Nehemías había recibido una carga, una visión especial de parte de Dios: “reedificar”, restaurar el muro de Jerusalén.

El muro era muy importante en todas las ciudades, sobre todo en la época antigua. Ej.: La Gran Muralla China, así los judíos tenían un muro que había sido destruido. Un muro ponía límites a la ciudad. Si no tenemos un muro quedamos a expensas de lo que ocurra afuera. El muro pone límites a nuestra libertad además sirve de protección.

¿Cuántos están esperando restauración de Dios en sus vidas? Hay leyes acerca de la restauración y restitución. Ex. 22:1; Prov. 6:30-31 El diablo debe restituir lo que te robó, pero es Dios quien restaura la vida del creyente.

Nehemías, pues tenía como visión restaurar el muro. El muro representa la Palabra de Dios levantada en tu vida que te da un límite, pero también te da protección. El muro también representa a la iglesia local.

Nh. 1:11, 2:2-5, 7-9: Cuando Dios te da una visión él mismo te respaldará y te dará todas las facilidades. De igual manera si tienes que restaurar algo en tu vida, el Señor mismo se encargará de ayudarte. ¿Tienes que emprender algo: un trabajo? El te dará favor delante de los hombres.

Nh. 2:10: Siempre va a haber alguien que se va a oponer a que se cumpla la Palabra de Dios: Satanás.

Nh. 2:12-17: A lo mejor hoy tu vida está como ese muro destruido, tus esperanzas destruidas.

Nh. 2:18-20: Me hace recordar mucho a la Comunidad Familiar, éramos 2 personas cuando empezamos, luego Él fue trayendo a nuevas personas, pero Satanás no estuvo ni está tranquilo, primero nos atacó usando escarnio, y su primer ataque fue contra el líder de esa visión, pero qué linda respuesta “no tenéis parte, ni derecho, ni memoria en Jerusalén”. Hoy vamos a decirle eso al diablo.

Nh. 4:1-3: Aquí puedo ver la reacción del diablo cuando ve que el plan de Dios se cumple pese a todo: enojo. Y la primera arma que usa es la burla. Así Satanás usará de burlas en contra tuya, tus propios familiares, tus amigotes, con quienes te reunías antes usarán burla contra ti.

Aquí se menciona una frase “piedras quemadas” ¿cuántos saben que nosotros somos piedras vivas? 1 Pe. 2:5

¿Quizá alguien te dirá con estas piedras quemadas? Sí. Si hubieran traído piedras nuevas entonces eso hubiera llamado “construcción”, pero lo que Dios quería hacer para asombro de los pueblos era reconstruir. Dios puede usar lo que aparentemente no sirve para Restauración, incluso aquello que ya fue desechado. 

Nh. 4:4: Nunca alterques con el enemigo, ni con quien es usado por el enemigo para arrebatarte tu paz, y es aquí donde fallan muchos cristianos, dando lugar a la discusión, al pleito, a la disensión y caen. Nunca alterques con nadie, sólo encomienda tu causa a Dios. 1 Pe. 3:14-17.

Nh 4:6-22: El trabajo estaba en la mitad y los enemigos querían detener la obra. Ya les he dicho, si queremos que nuestra relación con Dios sea restaurada, entonces va a haber alguien que se oponga, con el fin de que desistas y retrocedas.

Puedo ver su segundo ataque: el desánimo, no pudo con burlas, ahora te atacará con el desánimo.

Nh. 4:10: El propio pueblo comenzó a declarar derrota, dijeron no podemos.

Nh. 4:11: El diablo busca matar tu relación con Dios ¿cómo? Dejando de orar, de leer la Palabra de Dios, que te deje de interesar de estudiar la Palabra de Dios y por último, no congregándote, y porqué por último, porque inclusive puedes fallar en las primeras cosas y seguir reuniéndote, pero cuando decides dejar de darle la importancia de congregarte, entonces no sabes al peligro eminente al que te expones.

Nh. 4:12: Aquí veo a los infiltrados, a esos cristianos tibios que tratarán de sembrarte desánimo. Es muy fácil darte cuenta que es el diablo quien intenta distraerte, pero a veces no llegas discernir que es un ataque del diablo cuando, se supone cristianos que aman a Dios te dicen lo contrario, tal vez puedes pensar que es normal, “si el hermanito me lo dijo y lo hace, entonces no hay nada de malo”.

Nh. 4:14: Pero también veo a un líder que le dice a su pueblo, ¡NO TEMÁIS!. Hoy yo te digo, no temas, no vienen tus demás hermanos, no temas. Y ellos comienzan a hacer la obra.

Nh. 4:18 Es muy importante que tengas la Palabra de Dios en tu boca.

Nh. 4:22 Este líder les da una orden “PERMANECE DENTRO DE JERUSALÉN”. 

Mis hermanos, tienen que estar dentro de Jerusalén, tu iglesia local, tu comunidad familiar, recuerda el estar dentro del muro te dará seguridad y límite. 

Es lamentable pero muchos cristianos fallan en esto. Tratan de restaurar su Santidad, su Consagración a Dios, su Victoria sobre el Pecado pero saltan el muro, saltan hacia fuera. Otros deciden en el peor de los casos darse de vacaciones.

Recuerda esto: La Restauración se hace dentro del Muro, dentro de Jerusalén, dentro de los límites que establece la Palabra de Dios.

Un creyente que se sale del muro y quiere entrar con la misma facilidad con la que se salió se está engañando a sí mismo.

Y lo peor aún, hay creyentes que se salen del muro y cuando vienen a la iglesia dicen “a mí no me gusta esto, lo otro y aquello” y peor aún hacen oír su voz a los que sí se quedaron adentro del muro.

También hay personas que piensan que están perdiendo el tiempo y salen y dejan el muro a la mitad y cuando regresan le reclaman a Dios, porqué esto está a la mitad.

Hb. 10:23-25: Mantente firme, más aún sabiendo que ese día glorioso se acerca.

Un creyente deja de congregarse por 3 razones:
a) O porque está ofendido contra un hermano.
b) O porque está con problemas.
c) O por causa del pecado, te alejas, te escondes, de todo aquello que representa su presencia.


Mi hermano tu oración siempre tiene que ser la del Salmo 122:1

Leamos Nh. 8:1-3, 8-9

Todo lo que está en la Biblia nos enseña, el sacerdote Esdras sacó la Palabra de Dios y la lee y el pueblo empieza a escuchar y llorar porque se dieron cuenta que espiritualmente se habían salido del muro.

Se dieron cuenta que no estaban obedeciendo la Palabra de Dios y que su esclavitud, era a causa de su desobediencia ¿estás ahora en esclavitud?. Yo puedo ver aquí un pueblo que decidió volver al muro.

Si esperas restauración en tu vida, necesitas alinearte a la Palabra de Dios y ponerte dentro del muro, esto habla de continuidad, no darme el lujo de tomarme “vacaciones” y luego volver, habla de permanecer todo el tiempo dentro de la Palabra de Dios.

El apóstol Pablo lo sabía muy bien 1 Co. 6:12.

“He decidido quedarme dentro del muro” . “Puedo hacer esto o aquello, pero no me conviene, no me edifica”, así como tampoco me conviene resentimientos ni amarguras.

Si esperas restauración continua en tu vida, tienes que tener un corazón enseñable y corregible, nunca cometas el pecado de Saúl: la auto justificación, no hay argumento que valga.

Esd. 10:1 Puedo ver aquí un pueblo que lloraba y no se justificaba ni ocultaba su pecado.

Esd. 10:6 Este líder se entristeció y fue a la presencia de Dios. Eso pasa cuando Dios pone sus sentimientos en el corazón del líder.

Esd. 10:9: Esto es bueno, porque te ayuda a tu santidad, ten cuidado que luego de haber pecado no sientas absolutamente nada, es un mal síntoma de que has empezado a dejar de ser una oveja.

El pueblo se había emparentado con “mujeres extranjeras”, esto representa tu amistad y escala de valores según el mundo, cuando de pronto llamas a lo bueno malo y a lo malo bueno.

Nh. 5:6: Otro pecado que ellos habían cometido, es que se habían hecho esclavos los unos de los otros por la usura. Dice la Biblia que Nehemías se había enojado mucho a tal punto que en otro pasaje dice que les arrancó los pelos.

Nh. 5: 8-9: El pecado trae maldición.

DOS CONDICIONES PARA SER RESTAURADO:

1. RECONOCE TU PECADO Y RECONSAGRATE

2. OTORGA PERDÓN

Y EN TU VIDA EXPERIMENTARAS LO QUE DICE: “QUE LA GLORIA POSTRERA SERÁ MEJOR QUE LA PRIMERA”

 

Creemos:

 

1.    En la inspiración verbal de la Biblia. (2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:21)

 

2.    En un Dios que existe eternalmente en tres personas, a saber: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. (1 Timoteo 2:5; Judas 1:25)

 

3.    Que Jesucristo es el unigénito del Padre, concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Que fue crucificado, sepultado y resucitó de entre los muertos. Que ascendió al cielo y está hoy a la diestra del Padre como nuestro Intercesor. (Romanos 8:3; Gálatas 4:4)

 

4.    Que todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios; y que el arrepentimiento es ordenado por Dios para todos y necesario para el perdón de los pecados. (Romanos 3:23)

 

5.    Que la Justificación, la Regeneración y el Nuevo Nacimiento se efectúan por Fe en la sangre de Jesucristo. (Romanos 5:1-11; Tito 3:5)

 

6.    En la santificación, subsecuente al nuevo nacimiento, por Fe en la sangre de Jesucristo, por medio de la Palabra y por el Espíritu Santo. (Romanos 6:19-22)

 

7.    Que la santidad es la norma de vida, de Dios, para su pueblo. (1 Pedro 1:15-16)

 

8.    En el bautismo con el Espíritu Santo, subsecuente a la limpieza del corazón. (Hechos 2:1-4)

 

9.    En hablar en otras lenguas, como el Espíritu Santo dirija a la persona, lo cual es la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo. (Hechos 2:4; 10:46; 19:6)

 

10.   En el bautismo en agua por inmersión, y que todos los que se arrepienten deben ser bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19; Marcos 16:16)

 

11.   Que la sanidad divina es provista para todos en la Expiación. (Salmo 103:3; Isaías 53:5)

 

12.   En la cena del Señor y del lavatorio de pies de los santos. (1 Corintios 11:23-34; Juan 13:1-20)

 

13.   En la premilenial segunda venida de Jesús. Primero, para resucitar a los justos muertos y arrebatar a los santos vivos hacia Él en el aire. Segundo, para reinar en la tierra mil años. (1 Tesalonicenses 4:13-18)

 

14.   En la resurrección corporal; vida eterna para los justos y castigo eterno para los inicuos. (Daniel 12:2; Juan 5:28,29)

 

 PREGUNTAS:

 

 

1.    ¿Qué es la inspiración verbal de la Biblia?

 

La Biblia es el único libro escrito por inspiración de Dios, en el sentido de que Dios ha guiado personalmente a sus escritores. La inspiración de la Biblia se define como una enseñanza que Dios ha impartido directamente a sus autores y que, sin destruir ni anular su propia individualidad, su estilo literario o intereses personales, Dios ha transmitido en la misma Su completo e íntimo pensamiento, y así ha quedado registrado por sus autores humanos. Al formar las Escrituras, es cierto que Dios empleó a escritores humanos; pero esos hombres, aunque no pudieran haber comprendido todo lo que estaban escribiendo, sin embargo, bajo la guía de Dios y su mano directriz, produjeron los 66 libros que forman la Biblia, en la cual se halla una fascinante continuidad y una constante evidencia de la obra del Espíritu Santo dirigiendo sus plumas.

 

2.    ¿Qué es la Inspiración verbal y plenaria?

En la historia de la iglesia, la visión ortodoxa de la inspiración ha sido descrita como verbal y plenaria. Por inspiración verbal se quiere significar que el Espíritu de Dios fue quien guió la elección de las palabras usadas en los escritos originales. Sin embargo, la Escritura indica la factura humana. Varios libros de la Biblia reflejan las características personales del escritor, en estilo y vocabulario, y con frecuencia sus personalidades están expresadas en sus pensamientos, opiniones, plegarias o temores. No obstante, aunque son evidentes los elementos humanos en la Biblia , la doctrina de la inspiración plenaria sostiene y afirma que Dios lo dirigió, de tal forma que todas las palabras que fueron usadas, lo fueron igualmente por Dios, e inspiradas por El. Esto se pone de relieve por el uso de la palabra «plenaria», que significa «completa inspiración», como término opuesto a los puntos de vista que afirman que sólo hay una parcial inspiración en la Biblia.

Otras palabras descriptivas adicionales se añaden con frecuencia para aclarar lo que es la doctrina ortodoxa. Se declara que la Escritura es infalible en el sentido de ser precisa e inmune a todo error. También se declara que la Escritura es inerrable, significando con ello que la Biblia no contiene ningún error, como declaración de hecho. Aunque la Biblia puede registrar en ocasiones declaraciones de los hombres que no son ciertas, o incluso palabras de Satanás, como en Génesis 3:4, ( Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;) en todos esos casos, aunque la declaración atribuida a Satanás o a los hombres está fielmente registrada, está claro que Dios no afirma la verdad de tales declaraciones. Al afirmar que la Biblia está verbal y totalmente inspirada, además de ser inerrable e infalible en sus declaraciones de la verdad, se sostiene que la guía perfecta y sobrenatural de Dios es suministrada a toda palabra de la Escritura, de tal forma que la Biblia pueda ser considerada como una precisa y exacta declaración de la verdad divina.

La seguridad de la inspiración se aplica, por supuesto, a los escritos originales solamente y no a las copias, traducciones o anotaciones. Como no existe ningún manuscrito original, los eruditos se han extendido en gran medida para determinar la precisión del texto de la Biblia de que ahora disponemos. Para el propósito de enseñar la verdad, puede presumirse y tenerse por cierto de que nuestras presentes copias de la Biblia son exactas reproducciones de los escritos originales. Si bien existen pequeñas variantes en el texto, tales variaciones apenas afectan cualquier enseñanza de la Biblia y los hallazgos posteriores de manuscritos tienden a confirmar esta conclusión.  

Para todos los propósitos prácticos, el Antiguo Testamento, escrito en hebreo, y el Nuevo, redactado en griego, pueden ser aceptados como la verdadera Palabra de Dios y una auténtica declaración de lo que Dios intentó comunicar al hombre.

3.    ¿Qué es la Teoría mecánica o del dictado?

 En contraste con la verdadera doctrina de la inspiración, que permitió a los autores humanos, con su personalidad, redactar los escritos bajo la dirección de Dios, algunos han sostenido que Dios realmente dictó la Escritura y que los escritores de la Biblia actuaron sólo como taquígrafos. Pero si Dios hubiese dictado la Biblia, el estilo de la redacción y el vocabulario de la Biblia sería el mismo en toda su extensión. En muchos casos los autores de la Escritura expresaron sus propios temores y sentimientos, o sus plegarias para la salvación divina, y de diversas maneras dejaron la impronta de su personalidad en el registro divino. La oración surgida del corazón de Pablo por Israel, en Romanos 9:1-3, por ejemplo, habría perdido su significado de haber sido dictada por Dios.

Ro. 9:1-3 Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, 2 que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. 3 Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;

De acuerdo, pues, con lo anteriormente expresado, mientras que la inspiración se extiende a toda palabra de la Escritura, no se desestima la personalidad humana, el estilo literario o el interés personal. La Biblia afirma la realización humana, al igual que lo hace con la autoridad divina del Libro. Dios cumplió con exactitud lo que Él quiso al dirigir a los autores humanos que la escribieron, pero sin el proceso mecánico del dictado. Algunas porciones de la Biblia fueron dictadas por Dios y así está indicado en el mismo texto sagrado, pero la mayor parte de la Biblia fue escrita por autores humanos sin evidencia de un dictado directo.

4.    ¿Qué es la teoría del concepto?

 Algunos han intentado debilitar la completa inspiración de la Biblia y hacen concesiones a la autoridad humana, diciendo que Dios inspiró el concepto, pero no las palabras precisas. Esta opinión, no obstante, presenta graves problemas si se piensa en que los autores humanos sólo entendieron parcialmente lo que Dios les hubo revelado y, al hacerlo con sus propias palabras, pudieron muy bien haber introducido errores de consideración en sus escritos.

La Biblia contradice expresamente la idea de que sólo les fue suministrado el concepto a sus autores humanos. Una y otra vez se pone énfasis en el sentido de que las palabras de la Sagrada Escritura han sido inspiradas. La importancia de las palabras se menciona frecuentemente.

Ex. 20:1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:

Jn. 6:63 63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

Jn. 17:8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.

1Co. 2:13 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.

En anotaciones del Antiguo Testamento se afirma repetidamente también que las palabras, en sí mismas, están inspiradas por Dios.

Jn. 10:34-35 34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? 35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),

Ga. 3:16 16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.

Y la frecuente mención de la Biblia como la Palabra de Dios.

Ef. 6:17 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

Stg. 1:21-23 21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. 22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  

1P. 2:2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,

Se pronuncia una solemne condenación sobre cualquiera que suprima la Palabra de Dios.

Ap. 22:18-19 18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. 19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

La teoría del concepto, pues, no tiene consistencia respecto a que la Escritura haya sido redactada así; falla enteramente a la luz de lo que la misma Biblia afirma acerca de la verdadera doctrina de la inspiración.

5.    ¿Qué es Inspiración parcial?

 Se han aventurado también otras teorías en el sentido de que sólo parte de la Biblia es inspirada. Por ejemplo, algunos han afirmado que las porciones reveladas de la Biblia que se refieren a la verdad divina son precisas y ciertas, pero que no pueden aceptarse las declaraciones de tipo histórico, geográfico o científico. Emparejada con la inspiración parcial está la idea de que algunos fragmentos de la Escritura están más inspirados que otros, y así la verdad y el error se convierten en cuestión de grado. Esto se aplica, a veces, a lo que es conocido como la «inspiración mística» o la idea de que Dios ayudó en diversos grados a los autores en lo que ellos escribieron, pero no dándoles por completo la capacidad de escribir la Escritura sin error. Todas las formas de inspiración parcial dejan la inspiración a juicio del lector y, en consecuencia, la autoridad de la Escritura se convierte en la autoridad de la persona que lee la Escritura , no existiendo de tal forma dos lectores que estén de acuerdo con exactitud respecto a lo que hay de verdad y lo que no lo es.

6.    ¿Qué es la opinión neo-ortodoxa de la inspiración?

 

 En el siglo XX se ha aventurado una nueva opinión o punto de vista sobre la inspiración divina, que comienza con Karl Barth, y que se denomina neo-ortodoxa. Aunque sin negar necesariamente que existan elementos sobrenaturales en los escritos de la Escritura , esta opinión reconoce que hay errores enla Biblia , y de esta forma la Biblia no puede ser tomada literalmente como verdadera. El neo-ortodoxia sostiene que Dios habla mediante las Escrituras y las utiliza como un medio para comunicarse con nosotros. De acuerdo con este punto de vista, la Biblia se convierte en un canal de la revelación divina, de forma muy parecida al concepto de que una bella flor o un encantador crepúsculo suministran el concepto de que Dios es el Creador. La Biblia , considerada bajo semejante teoría, se hace verdadera sólo cuando es comprendida, y la evidencia de verdad queda igualmente a juicio del lector individual. La historia de este punto de vista demuestra que no hay dos personas que estén exactamente de acuerdo respecto a lo que la Biblia enseña realmente y, al igual que la inspiración parcial, deja al individuo como autoridad final por lo que concierne a lo que es verdad y lo que es falso.

7.    ¿qué es  Inspiración naturalista?

  Esta es la opinión más extrema de incredulidad y sostiene que la Biblia es igual que otro libro cualquiera. Aunque Dios haya podido otorgar a sus autores una capacidad fuera de lo común para expresar conceptos, es, después de todo, una producción humana sin ninguna guía divina y sobrenatural. La Biblia , sujeta a este concepto, se convierte simplemente en cualquier otro libro de religión, que expresa antiguos conceptos y opiniones de experiencia espiritual que han tenido los hombres en el pasado. Esta opinión destruye cualquier distintiva afirmación respecto a la autoridad divina de la Biblia y deja sin explicación la maravillosa y real precisión de la Biblia.

En última instancia el lector de la Escritura tiene que tomar una postura y hacer una elección. O bien la Biblia es lo que afirma ser - la Palabra inspirada de Dios- y un libro en que confiar, como si Dios lo hubiese escrito por sí mismo, sin autores humanos, o tiene que ser considerada como un libro que no sustancia sus afirmaciones y no es, ciertamente, la Palabra de Dios. Mientras que pueden sumarse muchas pruebas en apoyo de la inspiración de la Biblia, la mejor evidencia se encuentra en el hecho de que la acción del Libro en la Historia apoya sus propias afirmaciones. Su poder se ha manifestado en las vidas transformadas de millones de personas que han puesto su confianza en las palabras y las promesas de la Escritura.

8.    ¿Qué significa la inspiración de la Biblia?

Es el estudio de las doctrinas acerca de la Biblia: su revelación, inspiración, iluminación e infalibilidad; las doctrinas de Dios: la Trinidad, los atributos y los nombres de Dios; las doctrinas de Cristo: Su persona, deidad, humanidad y carácter; las doctrinas del Espíritu Santo: Su deidad, persona, obra en la elección, la regeneración y la Santificación, más el fruto, los dones, el bautismo y la plenitud del Espíritu; y las doctrinas acerca del hombre: su creación original y su caída en pecado.

 

9.    ¿QUE ES LA TRINIDAD?

La doctrina de la Trinidad - que Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo - son cada uno de igual forma y eternamente el único Dios verdadero - es sin duda difícil de comprender, y sin embargo, es el fundamento mismo de la fe Cristiana. A pesar de que los escépticos la ridiculizan como una imposibilidad matemática, es sin embargo, una doctrina básica de las Escrituras como también profundamente realista tanto en la experiencia universal como en la comprensión científica del cosmos.

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento enseñan ambos la Unidad y la Trinidad de la Divinidad. El concepto de que hay un solo Dios quien creó todas las cosas es enfatizado en repetidas ocasiones en Escrituras tales como Isaías 45:18: "Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso…" Un ejemplo del Nuevo Testamento es Santiago 2:19: "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan."

Las tres Personas de la Divinidad son reconocidas al mismo tiempo en Escrituras tales como Isaías 48:16: "Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu." El que habla en éste versículo, obviamente es Dios, y sin embargo, El dice que ha sido enviado por "Jehová el Señor" (o sea, el Padre) y por Su Espíritu (o sea, el Espíritu Santo). La doctrina de la Trinidad en el Nuevo Testamento se hace evidente en versículos tales como Juan 15:26 en el que el Señor dijo: "Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, él dará testimonio acerca de mí." Luego está la fórmula bautismal: "bautizándolos en el nombre del Padre, y del HIjo, y del Espíritu Santo" (Mateo 28:19). Un nombre (Dios) - ¡y aun así tres nombres!

Que Jesús, como el unigénito Hijo de Dios, en efecto dijo ser Dios igual al Padre, está claro en numerosas Escrituras. Por ejemplo, El dijo: "Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso." (Apocalipsis 1:8).

Algunos cultos enseñan falsamente que el Espíritu Santo es una influencia divina impersonal de algún tipo, pero la Biblia enseña que El es una persona real, tal como lo son el Padre y el Hijo. Jesús dijo: "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir."

La enseñanza bíblica con respecto a la Trinidad puede ser resumida así. Es una Trinidad en la que cada Persona de la Divinidad es igual, completa y eternamente Dios. Cada uno es necesario y cada uno es distinto y aun así todos son uno. La tres Personas aparecen en un orden lógico y causal. El Padre es la Fuente invisible y omnipresente de todo lo que existe, revelado en y por el Hijo, experimentado en y por el Espíritu Santo. El Hijo procede del Padre, y el Espíritu Santo del Hijo. Con respecto a la creación de Dios, el Padre es el Pensamiento detrás de la misma, el Hijo es la Palabra que la trajo a la existencia, y el Espíritu es la Acción que la hizo una realidad. Nosotros “vemos” a Dios y Su gran salvación en el Hijo de Dios, el Señor Jesucristo, y luego “experimentamos” esa realidad por la fe a través de la presencia y la habitación del Espíritu Santo.

Aunque estas relaciones parezcan paradójicas y para algunos completamente imposibles, ellas son profundamente realistas y su verdad es profundamente innata en la naturaleza del hombre. De allí que el hombre siempre ha captado primeramente la verdad de que Dios debe estar "allí afuera", presente en todas partes y que es la Causa Original de todas las cosas, pero ha corrompido este conocimiento intuitivo del Padre convirtiéndolo en panteísmo y finalmente en naturalismo. De igual manera, el hombre siempre ha sentido la necesidad de “ver” a Dios en términos de su propia experiencia y comprensión, pero éste conocimiento que Dios debe revelarse a Sí Mismo ha sido distorsionado en politeísmo e idolatría. De allí que el hombre continuamente ha eregido “modelos” de Dios, algunas veces en forma de imágenes esculpidas y algunas veces en la forma de sistemas filosóficos que pretenden representar la realidad esencial. Finalmente, el hombre siempre ha sabido que debe estar en condiciones de tener comunión con su Creador y de experimentar Su presencia “adentro”. Pero ésta profunda intuición del Espíritu Santo ha sido viciada con varias formas de falso misticismo y fanatismo y aun hasta espiritismo y demonismo. Así que la verdad de la Trinidad de Dios es innata a la naturaleza misma del hombre pero éste frecuentemente la ha distorsionado y ha puesto un dios falso en su lugar.

 10.  ¿Qué significa que Jesús es el unigénito Hijo de Dios?

 La frase “Hijo unigénito” se encuentra en Juan 3:16, y que se lee en la versión de la Biblia de las Américas:“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.”La frase “hijo unigénito” se traduce de la palabra griega monogenes. Esta palabra es traducida varias veces al español como “único,” “el único,” y “el unigénito.”


Son estas palabras (“hijo unigénito” usadas en la versión LBA, VRV, NVI y otras) las que han causado problemas. Los falsos maestros se han enfocado en esta frase para tratar de probar su falsa enseñanza de que Jesús no es Dios; p.ej., que Jesús no es igual en esencia a Dios como la Segunda Persona de la Trinidad. Ellos ven la palabra “unigénito” y dicen que Jesús es un ser creado, porque solo alguien que ha tenido un principio en el tiempo puede ser “unigénito.” Pero fracasan en notar, que la palabra “unigénito” es una traducción castellana de la palabra griega. Como tal, tenemos que ver el significado original de la palabra en griego , y no adjudicarle significados de traducción castellana al texto.

Así que, ¿qué significa monogenes.? De acuerdo al Léxico Griego-Inglés del Nuevo Testamento y otra Literatura Cristiana Primitiva (BAGD, 3ª. Edición), monogenes. tiene dos definiciones primarias. La primera definición es“Referente a ser el único en su tipo dentro de una relación específica.”Este es el significado atribuido a su uso enHebreos 11:17cuando el escritor se refiere a Isaac como el “único hijo.” Abraham tuvo más de un hijo, pero Isaac fue el único hijo que él había tenido de Sara, y el único hijo del pacto.

11.   ¿Qué es el Pecado?

 Dios odia el pecado. Él dice que nuestros pecados nos separan de Él, que aquellos que pecan ganan su paga la muerte. Sin embargo, ¿qué significa esto? ¿Qué es exactamente el pecado? ¿Da la Biblia una definición clara? Ahora usted puede saber.

La Biblia dice que usted tiene al menos una cosa en común con cada hombre, mujer y niño que haya vivido alguna vez: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Rom. 3:23). La Biblia también dice que cuando (no si) usted peca, automáticamente gana la pena de muerte (Rom. 6:23).

¿Pero qué es el pecado  y qué ha hecho usted para ganar la muerte?

Dios dice que sus pecados le separan de Él (Isa.59:1-2). Él no puede oír sus oraciones, no le puede hablar a través de Su Palabra, a menos que usted primero se arrepienta  cambie su vida del camino de pecado.

  12.   12    ¿Qué significa ser justificado ante Dios según la Biblia?

 

La justificación por la fe constituye el auténtico, verdadero y único evangelio de la gracia, que tantos han tratado de adulterar, y por el que los Reformadores y otros muchos han dado su vida o la entregarían sin dudarlo.

Juan 3:16:
 
“Porque de manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

Nuestra justificación ante Dios no es posible sino es por medio de la vida y muerte de Jesús. Él ofreció su vida por nosotros y alcanzó la victoria sobre el pecado y la muerte, por eso sin Él no existiría justificación ni salvación. Ser justificado significa apropiarse de los méritos y vida de Cristo, su justicia en lugar de la nuestra, e implica la salvación. Justificación es sinónima de salvación. Todo justificado es salvo para siempre, y tiene la vida eterna. El fundamento de nuestra justificación no es nuestra fe sino Jesús y su sacrificio expiatorio. La fe es el medio para acceder a la gracia de Dios y para aceptar a Jesús y su obra por nosotros, y esta gracia es permanente (Rom. 5:2: “Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.”; Rom. 14:4, up.; Fil. 1:6).

Romanos 5:1*:
Justificados, pues, por la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesús.”

Primero de todo es necesario saber a qué nos referimos cuando usamos las palabras, en sentido bíblico, de justificación, justificado y justo, que indudablemente tienen que ver con justicia, pecado y ley.  Son todas ellas términos morales íntimamente relacionados.

La primera epístola de Juan capítulo 3, versículo 4 dice así: “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.” Por tanto, queda claro la definición de pecado según la Biblia.

Ahora quizá podríamos preguntarnos a qué ley se está refiriendo el apóstol Juan. Sin duda que no puede referirse a otra que la ley moral que Dios ha puesto en nuestras conciencias, y que aunque, a veces, allí se olvide o se pase por alto, también nos ha sido revelada a través de la Biblia, en el Antiguo y, especialmente, en el Nuevo Testamento donde se nos muestra ampliamente como una ley de amor: Amar a Dios con todo nuestro ser y al prójimo como a uno mismo (Mateo 22:37-39; Marcos 12:30, 31, Mateo 5:21-48).

Esta ley nos muestra nuestra imperfecta condición humana, al hacernos conscientes de nuestras limitaciones y defectos que nos impiden guardarla o cumplirla en su totalidad (Rom. 3:20, 7:7). Por tanto, debemos reconocer, ante todo, que no somos capaces de cumplir los requerimientos de esa ley. Además, tratar de cumplirla en todo para alcanzar la salvación es inútil, y nos conduce al legalismo, es decir una condición en la cual el verdadero amor se desvanece, y se va sustituyendo por un afán de lograr la justicia que exige la ley por medio de nuestras defectuosas obras y débiles esfuerzos humanos.

Romanos 3: 19, 20

 

“19 Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; 20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

Por si aun no nos hemos dado cuenta, la Biblia declara cuál es nuestra condición ante Dios:

Romanos 2: 10-18

"Como está escrito: 
No hay justo, ni aun uno; 
11 No hay quien entienda. 
No hay quien busque a Dios. 
12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; 
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 
13 Sepulcro abierto es su garganta; 
Con su lengua engañan. 
Veneno de áspides hay debajo de sus labios; 
14 Su boca está llena de maldición y de amargura. 
15 Sus pies se apresuran para derramar sangre; 
16 Quebranto y desventura hay en sus caminos; 
17 Y no conocieron camino de paz. 
18 No hay temor de Dios delante de sus ojos. "

La ley requiere su cumplimiento. Si no la cumplimos somos injustos y pecadores. Entonces, ¿requiere Dios a todos los seres humanos la justicia que dimana de su ley? Por supuesto que sí. (ver más adelante Romanos 8:4) 

Ahora descubrimos, que no somos justos, que no podemos alcanzar la justicia que requiere la ley, que nada bueno que hagamos podrá justificarnos ante Dios:

Romanos 3: 20

20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

Llegamos a un punto que parece que estamos en un callejón sin salida: somos pecadores, no podemos cumplir la ley, y por tanto merecemos la muerte: “porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús”(Romanos 6:23). Ahora nos damos cuenta de que estamos perdidos, y podemos empezar a comprender  lo que dijo Pablo en los siguientes pasajes:

Romanos 7:23-25:

“21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.”

En este momento, cuando reconocemos nuestra incapacidad, y que nuestras mejores obras son inmundicia para Dios, Él nos manifiesta su magnifico plan de la salvación. En sustitución de la justicia humana que no podemos obtener, y de la muerte que merecemos, nos ofrece su justicia, la vida y muerte de Cristo por la nuestra. Él mismo, crucificado en Jesucristo se transforma en nuestra justicia, la justicia de Dios.

En esto consiste el plan de salvación, en que Dios nos ofrece su justicia, la que Cristo adquirió siendo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por tanto, era necesario, que nuestro sustituto nos pudiera representar en todo (Heb. 1:17,18). Debía ser semejante a nosotros pero sin pecado (en semejanza de carne de pecado, Romanos 8:3,4), y triunfar donde nosotros fracasamos, obtener la victoria sobre el pecado, y satisfacer completamente las demandas de la ley para poder convertirse en nuestra justicia. Veamos como lo explica maravillosamente el gran apóstol Pablo:

Romanos 8: 3, 4

“3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;”
“4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”

Cuando creemos en Jesucristo como nuestro salvador personal, estamos reconociendo nuestro pecado y la debilidad de la carne para cumplir la ley, y decidimos apropiarnos de la justicia de la ley que consiguió Cristo para nosotros. De ahí en adelante, nuestra victoria sobre el pecado depende de que permitamos al Espíritu que gobierne nuestra vida, es decir “...que no andamos conforme a [los dictados de] la carne, sino conforme al Espíritu.”

Romanos 8: 5-17

“ 5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”

3. Cómo se adquiere la justicia de Dios

El medio requerido por Dios para imputarnos su justicia es la fe. Simplemente debemos reconocer nuestra impotencia para alcanzar la justicia que demanda su ley y nuestra pecaminosidad, y creer en Jesús, como el Hijo de Dios, el Mesías, nuestra justicia, y confiar plenamente que Dios nos dará la victoria, sobre el pecado y la muerte, por el Espíritu Santo.  Atendamos ahora a las palabras magistrales que Pablo expresa a continuación en:

Romanos 3:21-28

“21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; 22 la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, 23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios
 24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,
26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. 
27 ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe.
28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

Ahora empezamos a entender a Pablo. En el párrafo anterior hemos hablado y tratado de aclarar lo que es la justicia de Dios satisfecha en Jesucristo. Aquí Pablo nos explica que dicha justicia se alcanza por medio de la fe. Dios, en Cristo, es el justo y el que justifica al que es de la fe de Jesús (verso 26). Podemos preguntarnos ¿a qué precio obtenemos la justicia o somos justificados? ¿es necesario que hagamos multitud de obras, sacrificios, peregrinaciones etc. para ser justificados por Dios? La respuesta no puede ser más explícita y clara (versos 24 y 28):

24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,...28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

 4. Cuándo y cómo somos justificados por Dios.

Como ya hemos dicho, somos justificados, cuando reconocemos nuestra condición imperfecta, el pecado que habita en nosotros y la incapacidad de vencerlo por nosotros mismos, y entonces aceptamos a Cristo y su sacrificio como nuestra justicia. Dejamos de confiar en nuestros propios méritos y nos acogemos a él como artífice de nuestra salvación de todos nuestros pecados pasados, presentes y futuros. En ese momento, la justicia de Dios en Cristo o la justicia que Cristo ganó para nosotros se nos imputa, lo que quiere decir que se nos pone o acredita en nuestra cuenta, y ya somos considerados justos ante de Dios.

Así es, pues, cómo se realiza nuestra justificación, es decir, como una imputación de la justicia de Cristo, se nos considera justos, aunque no lo seamos, porque otro (Cristo) ha pagado nuestra deuda.

Dios, en el Antiguo Testamento, reveló a Abraham las buenas nuevas de la justificación o salvación por fe, prometiéndole, que en él serían benditas todas las naciones. Veamos como nos cuenta Pablo en que consistió el pacto de Dios con Abraham:

Gálatas 3: 6-14:

“6 Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. 7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. 8 Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. 9 De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

10 Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. 11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; 12 y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas. 13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), 14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.”

Pablo, en varios pasajes de Romanos 4, poniendo como ejemplo a Abraham, hace énfasis en que la justificación de Abraham ante Dios, o sea el que Dios le considerase justificado o justo ante Él, no dependía de las obras en absoluto sino de la fe. “Su fe le fue contada por justicia” (Rom. 4: 3, 22), es decir atribuida, imputada, acreditada en su cuenta.

Romanos 4:1-5

1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? 2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 
4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.

Así pues, la fe es sólo el medio por el cual se nos pone en nuestra cuenta la justicia de Cristo. Aquí es necesario aclarar, que la justificación no nos hace justos realmente. Mientras vivamos en este cuerpo mortal, sufriremos la debilidad de la carne, y las asechanzas del pecado. Sin embargo, empieza una nueva vida en Cristo por el Espíritu que nos capacita para vencer toda tentación. Esa nueva criatura ha renacido en Cristo y debe crecer diariamente en santidad, muriendo al yo que representa nuestro egoísmo, orgullo, vanidad y defectos de todo orden, gozando de paz y seguridad, porque sabemos que la victoria sobre el pecado y nuestra salvación están aseguradas pues no dependen de nosotros, débiles seres humanos, sino de Cristo resucitado que ha vencido a la muerte y al pecado. La base de nuestra salvación no es nuestra débil fe sino Cristo, nuestro redentor y salvador.

5. La lógica de la imputación de la justicia de Cristo. Paralelismo entre Adán y Cristo.

Romanos 5:12, 14, 18, 19

“12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.

18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia; 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.”

En el verso 18 y 19 queda especialmente evidenciada la lógica de la imputación de la justicia de Cristo a los pecadores. Así como en Adán todos somos pecadores, porque, sin ser responsables, se nos imputa el pecado de Adán, por la obediencia de Cristo, se nos imputa su justicia.

6. Resultados de la justificación en nuestras vidas

Posiblemente muchos se hayan sorprendido y otros se hayan decepcionado un tanto, cuando afirmamos que la justificación no nos transforma en justos realmente. La justificación no nos hace justos. Ser justificado no significa en absoluto ser hecho realmente justo, sino ser declarado justo. Lo primero implica una transformación total de nuestra naturaleza, una infusión de la justicia de Dios en nosotros, que evidentemente no experimentamos en ese momento, ni mientras estamos en este mundo. Esa es la tarea de toda nuestra vida, ahí si interviene nuestro esfuerzo y nuestro obrar en armonía con Dios, y el cultivo de una relación íntima con el Espíritu Santo que nos va capacitando y transformando a la imagen de Jesús.

En párrafos anteriores hemos visto la relación entre ley, pecado, justo y justicia. Citamos a Juan, que definía el pecado como infracción de la ley. A Pablo, que afirmaba rotundamente que todos somos infractores de la ley, y por tanto, pecadores, que no había un solo justo, que la paga del pecado es la muerte, y que recibimos el don de la vida eterna cuando aceptamos por fe la justicia que Cristo ha obtenido para nosotros.

La justificación, pues, es un acto de Dios que tiene la condición o característica de legal o forense puesto que consiste, en primer lugar, en el perdón de todos nuestros pecados, pasados, presentes y futuros, y en segundo lugar, en imputar o acreditar a nuestra cuenta la justicia de Cristo, que es lo único que permite que Dios nos acepte. Es la base de nuestra relación y reconciliación con Dios.

La justificación, pues, no nos convierte realmente en justos de un día a otro, ni lo pretende, solo sienta las bases para una nueva relación con Dios. Tampoco se experimenta en nuestro ser como una realidad de justicia infundida por Dios. No obstante, los beneficios que se derivan de ello para nuestra vida son inmediatos y evidentes. Se experimenta una gran paz, al confiar en Dios plenamente, y saber que hemos sido aceptados, y adoptados como hijos (Gálatas 4:4-7), ya no somos  enemigos de Dios sino amigos, reconciliados por la fe en Jesús. Veamos algunos textos más que corroboran lo que afirmamos:

Romanos 5:1:

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesús.”

Para el ser humano, débil, frágil, que desde que nace sabe que ha de morir infaliblemente, por medio de la fe, sin las obras de la ley, obtiene la seguridad de la salvación, la certeza de ser resucitado en la próxima venida del Señor Jesús, y de vivir siempre con Él en la tierra nueva que el preparará para los que le aman (ver también Ap. 21: 1 – 8, Juan 14:2, 3).

Romanos 5:8-11:

“8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.”

2ª Corintios 5:14-21

14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

Sólo me resta, rogarte en el nombre de Jesús, reconcíliate con Dios si todavía no lo has hecho, y no sientas más temor, Cristo ha vencido, la victoria es nuestra y nada ni nadie nos puede separar del amor de Dios en Cristo.

Romanos 8:33-39

“33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

  

13.  ¿Cuál es el significado de la sangre de Cristo?

 Es usada muchas veces en el Nuevo Testamento, y es la expresión de la muerte sacrificial y la obra completa de expiación de Jesús en nuestro favor. Las referencias a la sangre del Salvador incluyen la realidad de que Él literalmente se desangró en la cruz, pero más significativamente que derramó Su sangre y murió por los pecadores. La sangre de Cristo tiene el poder de expiar un número infinito de pecados cometidos por un infinito número de gente a través de los siglos, y todos aquellos que ponen su fe en esa sangre serán salvados.


La realidad de la sangre de Cristo como medio de expiación por el pecado, tiene su origen en la Ley Mosaica. Una vez al año, el sacerdote debía hacer una ofrenda de la sangre de animales sobre el altar del templo por los pecados del pueblo. “Y según la ley, casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón.” (Hebreos 9:22). Pero esta era una ofrenda de sangre que estaba limitada en su efectividad, por lo que tenía que ser ofrecida una y otra vez. Esta era una semblanza del sacrificio de Jesús ofrecido en la cruz “una vez y para siempre” (Hebreos 7:27). Una vez que fue hecho ese sacrificio, ya no hubo necesidad de la sangre de toros y machos cabríos.

La sangre de Cristo es la base del Nuevo Pacto. La noche anterior a Su crucifixión, Jesús ofreció la copa de vino a Sus discípulos diciendo, “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.” (Lucas 22:20). El verter el vino en la copa, simbolizaba la sangre de Cristo que sería derramada por todos los que creerían en Él. Cuando Él derramó Su sangre en la cruz, Jesús eliminó el exigencia del Antiguo Pacto del continuo sacrificio de animales. Esa sangre no era suficiente para cubrir los pecados del pueblo, excepto de una manera temporal, porque el pecado contra un Dios santo e infinito, requiere un sacrificio santo e infinito. “Pero en esos sacrificios hay un recordatorio de pecados año tras año. Porque es imposible que la sangre de toros y de machos cabríos quite los pecados.” (Hebreos 10:3). Mientras que la sangre de toros y machos cabríos era un “recordatorio” del pecado, “la sangre preciosa de Cristo, un cordero sin mancha o defecto.” (1 Pedro 1:19), pagó totalmente la deuda del pecado que debíamos a Dios, y ya no necesitamos más sacrificio por el pecado. Jesús dijo, “¡Consumado es!” mientras Él moría, y con eso quiso decir que – la obra completa de redención fue hecha para siempre, “habiendo obtenido redención eterna” para nosotros (Hebreos 9:12).

La sangre de Cristo no solo redime a los creyentes del pecado y el castigo eterno, sino que “Su sangre purificará nuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo” (Hebreos 9:14). Esto significa que no solo somos ahora libres de ofrecer sacrificios, los cuales son “inútiles” para obtener la salvación, sino que somos libres de depender de las obras inútiles e improductivas de la carne para complacer a Dios. Porque la sangre de Cristo nos ha redimido, ahora somos nuevas criaturas en Cristo (2 Corintios 5:17), y por Su sangre somos liberados del pecado para servir al Dios vivo, para glorificarle, y para gozar de El por una eternidad.

14    ¿Qué es la santificación? 

 

Jesús tenía mucho que decir acerca de la santificación enJuan 17. En el verso 16, el Señor dice, “No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” Y esto está antes de Su petición: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” La santificación es un estado de separación para Dios. Todos los creyentes entran en este estado cuando son nacidos de Dios: “Mas por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.” (1 Corintios 1:30). Esta es una separación definitiva, eternamente apartados para Dios. Es una parte intrínseca de nuestra salvación, nuestra conexión con Cristo (Hebreos 10:10)

La santificación también se refiere a la experiencia práctica de esta separación en Dios, siendo el resultado de la obediencia a la Palabra de Dios en la vida de uno, y ha de ser buscada fervientemente por el creyente (1 Pedro 1:15yHebreos 12:14). Así como el Señor oró enJuan 17, la santificación comprende la separación de los creyentes para el propósito por el cual fueron enviados al mundo: “Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.” (v. 18,19). Que Él mismo haya sido apartado para el propósito por el cual fue enviado, es tanto la base como la condición de nuestra separación por la cual somos enviados (Juan 10:36). Su santificación es el modelo y el poder para el nuestro. El que envío y la santificación son inseparables. Por esta causa los creyentes son llamados santos, hagios en el griego: “los santificados.” Mientras que anteriormente su comportamiento daba testimonio de su posición en el mundo, separados de Dios, ahora su comportamiento debe dar testimonio de su posición ante Dios y su separación del mundo.

Hay un sentido más que comprende la palabra “santificación” en la Escritura. Pablo ora en1 Tesalonicenses 5:23, “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” Pablo también escribe enColosenses 1:5, “la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio.” Posteriormente habla del mismo Cristo como “la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27) y luego menciona el hecho de esa esperanza cuando dice, “Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con Él en gloria.” (Colosenses 3:4). Este estado glorificado será nuestra separación última del pecado, la satisfacción plena en todo aspecto. “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es.” (I Juan 3:2)

En resumen, la santificación es sinónimo de santidad, la palabra griega para ambos significa “una separación.” Primero, una separación posicional definitiva en Cristo al momento de nuestra salvación. Segundo, una santidad práctica progresiva en la vida de un creyente mientras aguarda el regreso de Cristo. Y finalmente, una separación eterna del pecado cuando lleguemos al cielo.


15    ¿Qué Es El Bautismo en agua y En El Espíritu Santo?

 

El bautismo con o en agua de los cristianos es un simbolismo visual y para testimonio de lo que ocurre en el ámbito Espiritual.  Representa la unidad y la identificación con Cristo que se establece por medio del bautismo con el Espíritu Santo.  El bautismo que nos une a Cristo es el bautismo con el Espíritu Santo (Hechos 1:5; 1 Corintios 12:13).  Cuando somos bautizados en agua o con agua públicamente, estamos dando testimonio de que estamos unidos a Él y tomamos parte en su muerte y su resurrección pero debemos mantener claro que el bautismo en o con agua no simboliza necesariamente el ser sepultados y resucitados como comúnmente se cree sino que simboliza la unión a Cristo quien murió y resucitó.

Romanos 6:3-4

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

¿Cómo Y Cuando Ocurre El Bautismo En El Espíritu Santo?

El bautismo en el Espíritu Santo ocurre en todos los que verdaderamente ponen su fe en Cristo como su salvador.  El bautismo del Espíritu Santo es la promesa del Padre, profetizada por Juan el Bautista y anunciada por el mismo Jesucristo.  Aunque el bautismo es efectuado por Jesús, no puede ocurrir sin el Espíritu Santo.  Todos los creyentes que han creído en la muerte y resurrección de Cristo, han participado con Él (Cristo) a través del bautismo.  Así fueron sepultados y levantados a novedad de vida junto con Él.  La vida que tenemos en Cristo es más que la vida que tuvo el pueblo con Moisés y más que la vida que tenían o tienen los prosélitos Judíos y aun más que la vida que tenían aquellos que eran bautizados por Juan para arrepentimiento.  Esta vida es eterna en unión a Cristo.

El bautismo en el Espíritu Santo es algo que ocurre en todos aquellos que han creído en la muerte expiatoria y la resurrección de Cristo por lo tanto es automático.  La persona que no haya sido bautizada en el Espíritu Santo simplemente NO ES Cristiano.  El que ha creído en Cristo no tiene por que buscar o pretender que otros Cristianos busquen el bautismo en el Espíritu Santo.  Sin bautismo en el Espíritu Santo no hay salvación porque no hay unión a Cristo quien da vida al creyente.

La Superioridad Del Bautismo En El Espíritu Santo

A diferencia del bautismo de Moisés, del bautismo de los convertidos al judaísmo y del bautismo de Juan, el bautismo en el Espíritu Santo, además de unir al creyente al cuerpo de Cristo, le hace participe en su interior de ese Espíritu.   Cuando una persona es bautizada en agua, su exterior se "lava" pero su interior queda igual.  En el bautismo efectuado por Jesucristo, el del Espíritu Santo, la persona recibe el Espíritu Santo dentro de sí.  Por lo tanto dice:

I Corintios 12:13

Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

"A todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu". Esta oración tiene que ver con el lugar que toma el Espíritu Santo haciendo morada dentro de cada creyente.  Es de acuerdo con la promesa de Jesús:

Juan 14:16-17

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y ESTARÁ  EN VOSOTROS.

Jesús les asegura a los discipulos que 'creen' en él que el Espíritu Santo no solamente mora (vive dentro) con los creyentes individualmente en el presente sino que "estará" (permanecerá permanentemente) morando corporativamente "dentro" de los creyentes después de su partida.  Este Espíritu Santo es comparado con el agua, el agua es tipo del Espíritu Santo:

Juan 7:37-39a

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.  El que cree en mi, como dice la Escritura, DE SU INTERIOR CORRERAN RIOS DE AGUA VIVA.   ESTO DIJO DEL ESPÍRITU QUE HABIAN DE RECIBIR LOS QUE CREYESEN EN ÉL...

Cuando el Creyente recibe a Cristo como Salvador de su Vida, se identifica con Él en su muerte y resurrección, (El mensaje del Evangelio) y el mismo Cristo le bautiza en el agua (simbólica) del Espíritu Santo y lo identifica consigo mismo (la cabeza) y con la iglesia (su cuerpo) y le da a beber el agua del Espíritu Santo; Él hace su morada dentro del creyente, El Cual (El Espíritu Santo) corre como ríos de agua viva en su interior, llenando (controlando), limpiando, redarguyendo, santificando, dando vida, guiando, aconsejando y consolando; esta es la nueva vida en Cristo.

  

16    ¿Es el hablar en lenguas la evidencia de tener al Espíritu Santo?

 

Hay tres ocasiones en el libro de Los Hechos, donde el hablar en lenguas sucede cuando se recibe al Espíritu Santo (Hechos 2:4;10:44-46;19:6). Sin embargo, estas tres ocasiones son las únicas veces en la Biblia, donde el hablar en lenguas es una evidencia del recibir al Espíritu Santo. A través del libro de Hechos, miles de personas creen en Jesús y no se dice nada acerca de que hayan hablado en lenguas (Hechos 2:41;8:5-25;16:31-34;21:20). En ninguna parte del Nuevo Testamento se enseña, que hablar en lenguas es la única evidencia de que la persona haya recibido al Espíritu Santo. De hecho, el Nuevo Testamento enseña lo opuesto. Se nos dice que cada creyente en Cristo tiene al Espíritu Santo (Romanos 8:9:1 Corintios 12:13;Efesios 1:13-14), pero no todos los creyentes hablaron en lenguas (1 Corintios 12:29-31).

Así que, ¿por qué era el hablar en lenguas, la evidencia del Espíritu Santo en esos tres pasajes del libro de Los Hechos? Hechos capítulo 2 registra que los apóstoles fueron bautizados en el Espíritu Santo y capacitados por Él para proclamar el Evangelio. Los apóstoles fueron habilitados para hablar en otros idiomas (lenguas), a fin de poder compartir la verdad con la gente en sus propios idiomas. Hechos capítulo 10 relata al apóstol Pedro siendo enviado a compartir el Evangelio con gente no judía. Pedro y los otros primeros cristianos, siendo judíos, debieron haber pasado un tiempo difícil aceptando a los gentiles (gente no judía) dentro de la iglesia. Dios capacitó a los gentiles para hablar en lenguas, para demostrar, que ellos habían recibido el mismo Espíritu Santo que habían recibido los apóstoles (Hechos 10:47;11:17).

Hechos 10:44-47describe esto, “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. Entonces respondió Pedro; ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?” Tiempo después, Pedro señala esta ocasión como prueba de que Dios realmente estaba salvando a los gentiles (Hechos 15:7-11).

En ninguna parte el hablar en lenguas es presentado como algo que todos los cristianos deban esperar cuando reciben a Jesucristo como su Salvador, y por lo tanto son bautizados en el Espíritu Santo. De hecho, de todas las conversiones relatadas en el Nuevo Testamento, solo dos registran el hablar en lenguas en ese contexto. Las lenguas fueron un don milagroso que tuvo un propósito específico para un tiempo específico. No fueron, ni nunca lo han sido, la evidencia de la recepción del Espíritu Santo. 

17   ¿Qué representa el bautismo?

 

Hay una razón muy importante por la cual Dios no acepta el rociar o derramar agua para bautizar. Aunque debería ser suficiente que Él nos ordene algo hoy para que lo obedezcamos sin cuestionar, puede ser importante entender por qué Dios dice que hagamos algo a su manera. Esto se aplica al bautismo.

El simbolismo de ser completamente sumergido en el agua tiene gran significado. El Bautismo simboliza muerte, sepultura y ascensión, o resurrección, de una sepultura. Este es exactamente el patrón de la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo de la tumba. Ni el rocío ni el derramamiento reflejan este simbolismo. Considere Romanos 6:3-5: “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con Él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección”. Los verdaderos cristianos van a ser resucitados en el momento del regreso de Cristo a la tierra.

También, Romanos 6:6-7 muestra que los verdaderos cristianos son “crucificados con Él,” y están “muertos” y “justificados del pecado”. No hay confusión en el simbolismo de la muerte, sepultura y resurrección que existe en la inmersión (bautismo) en el agua.

Adicionalmente, Pablo registró: “Sepultados con Él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con Él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos” (Col. 2:12). El versículo 13 continúa: “Y a vosotros, estando muertos en pecados…os dio vida juntamente con Él, perdonándoos todos los pecados (infracciones, I Juan 3:4)”. Una persona bautizada es una persona perdonada  justificada del pecado y “caminando en vida nueva”. ¡Esta es la pura verdad de la Palabra de Dios!

Un cristiano ha comenzado su vida de nuevo. Su vida antigua está muerta y en el pasado. Él es una persona cambiada, cuyo pasado ha sido limpiado — enterrado en la tumba  “porque habéis muerto… escondida con Cristo en Dios” (Col. 3:3). ¡Qué maravillosa y alentadora verdad para aquellos que escogen andar en este camino! Dios ordena el bautismo para que las personas puedan reconocer que ellas han empezado otra vez, y que ellas tienen un Salvador — si expresan fe en Él y aceptan su sacrificio. Cristo, como Salvador, enviará entonces su Espíritu Santo y ayudará a los cristianos a crecer y a cambiar.

Nuestra meta es convertirnos como Dios en carácter ahora para que podamos regir con Él después en su reino  cumpliendo así nuestro ¡increíble potencial humano!

  

18   ¿QUÉ DE LA SANIDAD?

 

La Biblia es  valiosa para nuestra salud física-espiritual, Hay muchos que dicen que su doctrina es Cristo céntrica, entonces deben hacer lo que el Señor Jesucristo realizó, sanar a los enfermos de la Iglesia y comunidad. Esta doctrina es bíblica, tenemos que orar a Dios con fe para que sane nuestras enfermedades. 

  ¿Sana Dios actualmente?  


1. Consideremos este pasaje: Marcos 1:29-34

“Tan pronto como salieron de la sinagoga,  Jesús fue con Jacobo y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre,  y en seguida se lo dijeron a Jesús. Él se le acercó,  la tomó de la mano y la ayudó a levantarse.  Entonces se le quitó la fiebre y se puso a servirles. Al atardecer,  cuando ya se ponía el sol,  la gente le llevó a Jesús todos los enfermos y endemoniados, de manera que la población entera se estaba congregando a la puerta. Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios,  pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él”. 

 El Señor sanó sin exhibirse, buscó la Gloria de Dios y servir al prójimo. 

Primero, al orar con fe, Dios puede sanar cualquier enfermedad. Lo hizo con la fe de ellos y no necesariamente del enfermo, pruebas, evidencias, por supuesto, las hay en Marcos 2:1-12

 Segundo, el Señor sana sin fe.  Caso de Malco, cuando Pedro le cortó la oreja el Señor Jesucristo lo sanó inmediatamente, sin fe. Lucas 22:51

 Tercero, Dios puede no sanar la enfermedad como pasó con el Apóstol Pablo, oró tres veces y con fe, y el Señor no lo sanó, según 2 Corintios 12:8-9 Para que se manifieste la gracia de Dios. 

Cuarto, Dios sana de acuerdo a su voluntad. Tenemos el caso del Rey Exequias, cuando el profeta Isaías le dio la noticia que iba a morir, este Rey clamó enseguida a Dios, le rogó, le lloró, y el Señor le prolongó por su soberana voluntad 15 años más de vida.  Lea 2 Reyes 20:1-11

 Quinto, en el pasaje que acabamos de citar, notamos que el profeta Isaías sana al Rey Ezequías, por la voluntad soberana de Dios y por medio de la medicina, en este caso, lo sanó con una masa de higos: “Entonces Isaías dijo:  "Preparen una pasta de higos."  Así lo hicieron;  luego se la aplicaron al rey en la llaga,  y se recuperó”. 2 Reyes 20:7

3. Entonces, ¿Dios sana por medio de las Medicinas y los Médicos?

Por supuesto, que sí.  Él sana por medio de personas que se dedicaron a cuidar y administrar la salud humana.  Es obvio que debemos ser sabios porque hay buenos médicos, y otros que solamente les importa el dinero y no la persona.  Podría ilustrar numerosos casos, pero prefiero ser positivo y escribir en los buenos médicos que obran en beneficio del ser humano, necesitado, de salud.

Dios sana por medios naturales, como las plantas y aguas de hierbas, y remedios caseros, pero cuidado, no somos médicos y debemos tener cuidado de auto medicarnos cuando no sabemos o desconocemos lo que nos pasa en una fuerte diarrea, y enfermedades que requieren de un buen profesional. Es obvio, no tenemos ni para las medicinas, peor para un Médico, es cierto, pero allí está primero nuestra fe en Dios, luego la oración en familia, luego la Iglesia para que ore y finalmente el Médico. Este orden, es ideal, pero si hay que aplicar los primeros auxilios, más que orar, si alguien se estrangula o asfixia, por atraganta miento, es mejor ayudarlo, con conocimiento de causa.


4. Y ¿Qué de la unción con aceite, que cita Santiago 5:14-16?

Hay que saber aplicar este pasaje. No es cualquier “predicador” que sale en TV o cualquier sectarismo chiflado, que ora y tira al suelo a la gente, lo digo con respeto, pero con indignación, porque la persona se exhibe, es aplaudida y admirada por sanar, cuando puede orar en secreto, sin necesidad de tirar a la gente al piso, y dejar que Dios lo sane o no. 

 5. ¿Cuándo entonces, opera en don de sanidad?  

Cuando dejamos que Dios obre, no necesariamente hay que tener este don de sanidad a mano, porque Dios obra y sana, de acuerdo a su soberana voluntad.  El que tenga y crea en el don de sanidad puede orar y ver gente que es, o no es, sanada. Hay que ser honestos. El don es un canal para que Dios obre o no, según su soberanía. 


Como Pastor de una Iglesia pequeña en un área urbana marginal, donde son la mayoría gente pobre, de escasos recursos, oro generalmente cada Domingo, y entre semana por los enfermos y Dios obra, sana según su voluntad. Hay hermanas sanadas, no tienen ni para la medicina, u otras veces, se van a su casa a descansar físicamente.  Tenemos que tener fe en Dios y esperar en Él.

 

19   ¿Cual es el Significado de la Cena del Señor?

 

La cena del Señor, o lo que nosotros llamamos 'el partimiento del pan', es excepcional en la vida del Cristiano en muchas formas, pero especialmente en que Cristo normalmente nos enseñaba que debíamos guardar principios, observar nuestras formas de actuar y de pensar; sin embargo, en el partimiento del pan se nos ha guardado mandar un ritual.

el significado. Mateo 26:26-29 - Que detalles se proporcionan: Š Mientras comían Š Reunión de los discípulos de el Pan:  Lo bendijo  Lo partió  Lo dio a sus discípulos  'Tomad, comed; este es mi cuerpo' Lo comen, no solo lo pasan. Vino/Copa:  Bebed de ella todos  Esto es mi sangre del nuevo pacto  Que por muchos es derramada  Para remisión de los pecados. El relato en Marcos es casi idéntico, y el de Lucas añade otros detalles:

[Lucas 22:19-20] Pan:  dio gracias  'Cuerpo, que por vosotros es dado' 'Haced esto en memoria de mi.

I Corintios 11:23-26 Pan:  'Cuerpo, que por vosotros es partido' Ambos:  'La muerte del Señor anunciáis, hasta que el venga'.

Š Hechos 2:41-42 - Cuales eran los elementos principales de la iglesia primitiva? [bautismo, doctrina, comunión, partimiento del pan, oraciones.] Š

Hechos 2:46 - Algo que al principio parece que se practicaba con frecuencia. Š

Hechos 20: 6-11 - Para esta fecha (un autor considera que este capitulo se ubica por el año 55)

 Š Es un momento para dar gracias a Dios por sus misericordias para con nosotros. Š

Es un símbolo de que hemos comido del pan verdadero, espiritual, para vida eterna.

 

20   ¿Qué es el premilenialismo?

 

El premilenialismo es la opinión de que la Segunda Venida de Cristo ocurrirá anterior a Su Reinado Milenial, y que el Reino Milenial es literalmente de un período de 1,000 años. Para poder entender e interpretar los pasajes de la Escritura que tratan sobre los eventos del final de los tiempos, hay dos cosas que debemos entender claramente:

(1) un método apropiado para la interpretación de la Escritura, y

(2) la diferencia entre Israel (los judíos) y la Iglesia (el conjunto de todos los creyentes en Jesucristo).

Con estos dos conceptos en mente, veamos varios pasajes de la Escritura que tratan con la visión del premilenialismo. Comencemos en Génesis, en su capítulo 12, versos 1-3, donde leemos, “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Aquí Dios promete a Abraham tres cosas: que Abraham tendría muchos descendientes, que esta nación ocuparía y poseería una tierra, y que del linaje de Abraham (los judíos) vendría una bendición universal que llegaría a toda la humanidad. EnGénesis 15:9-17, Dios ratifica Su pacto con Abraham. En la manera en que esto es hecho, Dios coloca toda la responsabilidad del pacto sobre Él mismo. Esto es, no había nada que pudiera hacer Abraham que ocasionara el fracaso del pacto que Dios hizo. También en este pasaje, se establecen las fronteras para la tierra que los judíos eventualmente ocuparían. Para una lista detallada de los límites, leaDeuteronomio 34. Otros pasajes que tratan con la promesa de la tierra sonDeuteronomio 30:3-5yEzequiel 20:42-44.

2 Samuel, capítulo 7 trata de Cristo gobernando durante el milenio.2 Samuel 7, versos 11-17 registran una promesa hecha por Dios al rey David. Aquí Dios le promete a David que tendrá descendientes y que de esos descendientes Dios establecerá Su reino eterno. Esto se refiere al gobierno de Cristo durante el Milenio, y para siempre. Es importante tener en mente que esta promesa debe ser cumplida literalmente, y que aún no ha tenido lugar. Algunos creerían que el gobierno de Salomón fue el cumplimiento literal de esta profecía, pero hay un problema con eso - El territorio sobre el cual Salomón reinó, no es propiedad de Israel en la actualidad, y Salomón tampoco reina sobre el Israel actual. Recuerda que Dios prometió a Abraham y a sus descendientes que poseerían la tierra para siempre, lo cual aún no ha sucedido. También2 Samuel 7dice que Dios establecería un Rey que reinaría eternamente. Por lo tanto Salomón no pudo ser el cumplimiento de la promesa hecha a David. Por consiguiente, ¡esta es una promesa que aún tiene que ser cumplida!

Ahora, con esto en mente, examina lo que está registrado enApocalipsis 20:1-7, “Vi un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años, y lo arrojó al abismo, y lo encerró y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años. Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión.”

Los mil años que son mencionados repetidamente en Apocalipsis 20:1-7 corresponden literalmente al reinado de 1,000 años de Cristo sobre la tierra. Recuerda que la promesa hecha a David, respecto al reinado tiene que ser cumplida literalmente, y aún no ha tenido lugar. El Premilenialismo ve que este pasaje describe el futuro cumplimiento de la promesa con Cristo en el trono. Dios hizo pactos incondicionales con ambos Abraham y David. Ninguno de estos pactos ha sido cumplido total o permanentemente. La única manera de que estos pactos puedan ser cumplidos como Dios prometió que serían, es el literal y físico reinado de Cristo en la tierra.

El aplicar un método de interpretación literal a la Escritura, da como resultado que las piezas del rompecabezas se unan. Todas las profecías del Antiguo Testamento sobre la Primera Venida de Jesucristo fueron cumplidas literalmente, por lo tanto, debemos esperar que las profecías respecto a Su Segunda Venida, también sean cumplidas literalmente.

El Premilenialismo es el único sistema que concuerda con una interpretación literal de los pactos de Dios y la profecía del fin de los tiempos.
 

21 ¿Qué significa resucitar?

 Apocalipsis habla de dos resurrecciones (Ap 20,1-6), la primera es una resurrección en un sentido espiritual. Resucitar es "levantarse" no solamente del sepulcro sino también del pecado (Ef 5,14). La primera resurrección hace mención al seguimiento voluntario, maduro y desinteresado de Jesucristo, que es en sí mismo una nueva vida orientada hacia las buenas obras (Rm 8,11.14-17), como sucedió con Pablo (Fil 3,8-16).


Todos resucitaremos en la segunda resurrección (es decir, la resurrección al final de los tiempo) lo creamos o no, pero el creyente que orienta su vida hacia Dios por la fe en la resurrección de Jesús (1 Co 15,1-34) resucitará para la vida eterna (1 Ts 4,14), en cambio el que se ponga voluntariamente en contra de Dios resucitará para la eterna condenación (Jn 5,29), que no es más que el dolor de la ausencia eterna de Dios en su vida. Por tanto, la vida plena que posee el resucitado se convierte en un elemento interpelador para nosotros ¿qué clase de vida queremos vivir? De la manera en que vivas tu vida en el presente dependerá tu vida.

En nuestra sección de estudios bíblicos Ud. encontrara una gran selección de estudios que podrá usar para aprender más de la biblia. Todo estudio bíblico fue sometido por autores independientes (usuarios registrados) y bases bíblicas principalmente, que han deseado compartir su interpretación bíblica, y que están llevando a cabo la Gran Comisión. En esta sección Ud. encontrara estudios bíblicos de la fe, de restauración y de eventos bíblicos que le ayudaran en su crecimiento espiritual. Ud. también pude comunicarse con el autor de los estudios bíblicos haciendo clic en el hipervínculo del nombre del autor.

Secciones:

     

f t g